“Televisa, Fox y Calderón fraguaron golpe en mi contra”: AMLO
López Obrador replica a las declaraciones de Joaquín López Dóriga, quien el miércoles lo llamó “mentiroso” y reitera que en 2006 no acudió al primer debate entre candidatos porque había un plan para desplomarlo en las encuestas. Hoy Peña Nieto no asiste porque "es muy limitado", dice
Andrés Manuel López Obrador acusó a Televisa de haber participado en un plan en su contra, junto con el ex presidente Fox y el entonces candidato Calderón. Fotos: Notimex y Cuartoscuro (archivo).

En 2006 Andrés Manuel López Obrador, candidato de la izquierda, no acudió al primer debate entre aspirantes presidenciales porque –afirma- Televisa, el presidente Vicente Fox y el candidato del PAN, Felipe Calderón acordaron una estrategia mediática en su contra, que contemplaba declararlo “perdedor” de ese debate, desacreditarlo y aumentar la difusión de guerra sucia hasta “desplomarlo” en las encuestas.

Así lo reiteró ayer el candidato del Movimiento Progresista al periodista Joaquín López Dóriga, en réplica telefónica en Radio Fórmula. López Obrador respondió así al conductor, quien el miércoles lo llamó “mentiroso” y descalificó sus declaraciones previas en Noticias MVS primera emisión.

En la conversación de 10 minutos, la tarde de ayer, AMLO volvió a denunciar que Televisa y otros medios “patrocinan” la campaña de Enrique Peña Nieto, candidato presidencial del PRI-PVEM.

El acuerdo de Televisa

“Televisa había llegado a un acuerdo con (Vicente) Fox y (Felipe) Calderón”, dijo López Obrador. “Querían pegarme un golpe fuerte, iban a declararme perdedor con una gran difusión con manejo de medios, manejo de encuestas y otros recursos”.

Afirmó que la televisora llegó a un acuerdo con el Presidente y con el candidato presidencial del PAN a cambio de lograr la aprobación de la Ley Televisa, el 31 de marzo de 2006, un mes antes del debate, y que fue publicada por Fox el 11 de abril.

“Se trata del ordenamiento legal que sirvió de moneda de cambio para que las televisoras monopolizaran todo el espectro de telecomunicaciones en nuestro territorio (…) A partir de entonces, Televisa se hizo cargo de la estrategia publicitaria del PAN y transmitió sin límites todos los mensajes contra nosotros”.

Enfatizó: “Con el emblema del PAN, CCE (Consejo Coordinador Empresarial) y supuestas organizaciones civiles se dedicaron a desorientar, desinformar a la gente”.

Sabotaje con la pauta

López Obrador reveló que en las semanas siguientes de aquella campaña, Televisa exigió a su equipo de campaña “un pago por adelantado para transmitir nuestros mensajes, con el pretexto de que no estábamos al corriente. Nos dejaron sin espots del 1 al 4 de abril. Tú sabes los que eso significa en una campaña. Cuatro días sin espots en la televisora más vista del país y con toda la guerra sucia en contra”.

Subrayó que desde entonces “ya se había iniciado la guerra sucia en mi contra y el medio principal era  Televisa (…) Antes del primer debate ya había un bombardeo en la tele que decía que yo era un ‘Peligro para México’”.

En su versión, la aprobación de la llamada Ley Televisa es la clave. A partir de ese momento, la televisora habría tomado partido por el PAN. “Se hizo cargo de la estrategia publicitaria del PAN, transmitiendo sin límites todos los mensajes negativos en mi contra. Estoy diciendo la verdad, con el emblema de ese partido se dedicaron a desinformar a la gente”.

Insistió: “Me atacaron con saña, y no hablo por mí, hablo en función del daño que le ocasionaron a nuestro país con la imposición. Y basta ver cómo esta México”.

Sin rencores

Aseguró a López Dóriga que no guarda rencores de entonces, pero insistió en el daño y la desproporción que puede significar la imposición de un presidente por una televisora. “Televisa patrocina a Peña Nieto y considero una desproporción que se pretenda imponer mediante la publicidad al próximo Presidente de México”.

Enfatizó: “quiero justicia, no venganza. La República Amorosa es también decir la verdad. Y este no es un asunto personal (…) Prefiero convencerlos, persuadirlos”.

Por su parte, Joaquín López Dóriga negó que en la mesa de análisis que preparó Televisa para aquél primer debate de 2006 se pretendiera declarar “perdedor” a López Obrador y recordó que entonces fueron convocados los analistas Héctor Aguilar Camín, Luis Rubio y Carlos Montemayor.

López Obrador subrayó nuevamente: “Me atacaron con saña, y no hablo por mí, hablo en función del daño que le ocasionaron a nuestro país con la imposición. Y basta ver cómo esta México”.

Todo, dijo, fue parte “de un plan” en su contra. Y por todo ello no asistió al primer debate de 2006.





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]