Australia continúa política migratoria a pesar de fallo de Tribunal
El abogado de los solicitantes de asilo en Manus, Ben Lomai, anunció que reclamarán indemnizaciones al Estado australiano.
(Foto: Especial)

Australia insistió que su controvertida política de protección de fronteras sigue siendo válida, a pesar de que un tribunal de Papúa Nueva Guinea consideró ilegal un centro de detención de inmigrantes ubicado en la isla Manus.

El fallo del Tribunal Supremo planteó nuevas dudas sobre el futuro de la política australiana de negarse a aceptar a los solicitantes de asilo que intentan llegar a sus costas. En su lugar, Australia paga a Papúa Nueva Guinea y Nauru para que los retenga en campos de detención.

El gobierno de Canberra ha sido criticado internacionalmente por el envío de los solicitantes de asilo, que intentan entrar a Australia en frágiles embarcaciones, a centros de procesamiento remotos, uno en la isla Manus y el otro en el puesto de avanzada de Nauru.

A pesar del fallo, el ministro australiano de Inmigración, Peter Dutton, se mantuvo firme en que ninguno de los 850 hombres que estaban en el campo de Manues serán acogidos en territorio australiano y la política del gobierno no iba a cambiar.

“Queremos ver a la gente fuera de Manus y fuera de Nauru, pero no van a venir a Australia”, señaló Dutton a la radio nacional.

“El gobierno ha sido muy claro y coherente en este mensaje … vamos a trabajar con Papúa Nueva Guinea y proporcionar el tipo de apoyo que se necesita para ayudar a las personas para que regresen a su país de origen o a un tercer país”, añadió.

El primer ministro de Papúa Nueva Guinea, Peter O’Neill, anunció este miércoles el cierre del centro de detención para inmigrantes que Australia tiene en la isla Manus, después de que el Tribunal Supremo del país lo declarara ilegal.

“A aquellos que han sido reconocidos como refugiados, les invitamos a vivir en Papúa Nueva Guinea si desean ser parte de nuestra sociedad y contribuir a nuestra comunidad”, dijo O’Neill.

El jefe del Gobierno papuano añadió, en un comunicado, que Australia deberá ocuparse de aquellos que no quieran quedarse.

Un ciudadano iraní detenido en un centro para migrantes de Australia en Nauru se prendió fuego en una aparente protesta por las estrictas políticas australianas sobre los solicitantes de asilo.

Australia ya tiene un acuerdo con Camboya que permite que los refugiados retenidos en Nauru puedan instalarse allí, aunque solo cinco personas se han acogido a esta opción por el momento. (Con información de Notimex)



Temas relacionados:
Migración
Refugiados




    Contenido Relacionado


  1. Ya son mil 232 migrantes muertos al intentar cruzar el Mediterráneo
    Abril 26, 2016 6:54 pm
  2. En Grecia, encienden la antorcha olímpica que llegará hasta Río
    Abril 21, 2016 10:50 am
  3. Papa Francisco acoge a 12 refugiados sirios
    Abril 16, 2016 9:44 am
  4. Acusan que “tiran a matar” contra migrantes a su paso por México
    Abril 13, 2016 11:58 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a comentariosyquejas@aristeguinoticias.com