Emprenden juicio contra el mayordomo del Papa por ‘vatileaks’
El Vaticano anunció hoy el inicio de un proceso judicial contra Paolo Gabriele, el mayordomo detenido en posesión de documentos confidenciales y sospechoso de haber desencadenado la crisis denominada 'vati-leaks'
Las personas más cercanas a Benedicto XVI fueron interrogadas para detectar quién filtró documentos del Vaticano. (Foto:Notimex)

El Vaticano anunció este sábado el inicio de un proceso judicial contra Paolo Gabriele, el mayordomo del Papa Benedicto XVI detenido en posesión de documentos confidenciales y sospechoso de haber desencadenado la crisis denominada vati-leaks.

El portavoz de la Sede Apostólica, Federico Lombardi, oficializó la identidad del empleado pontificio como la persona arrestada la tarde del miércoles 23 de mayo en posesión ilícita de informes reservados.

En un comunicado, el vocero precisó que la fase de instrucción proseguirá hasta que no sea adquirido un cuadro adecuado de la situación objeto de investigación, después el juez instructor dictaminará la puesta en libertad de Gabriele o su envío a juicio.

Comunicó además que el imputado ha nombrado a dos abogados de su confianza, habilitados a actuar ante el tribunal vaticano.

“En el Vaticano todos los conocen, ciertamente existe estupor y dolor, y gran afecto hacia su familia, que es muy amada. El deseo a la familia es que pueda superar esta prueba”, expresó Lombardi.

Vati-leaks

Aunque aún no se comprueba, todo indica que Gabriele habría fotocopiado cientos de páginas de documentos reservados en el apartamento del Papa y las habría filtrado a diversos periodistas italianos.

La crisis se desató en enero pasado, cuando la prensa italiana publicó una serie de cartas en las cuales se denunció tráfico de influencias, abuso de poder y actos de corrupción en diversas licitaciones para trabajos en el “Estado más pequeño del mundo”.

En los siguientes meses se sucedió una serie de filtraciones sobre los temas más escandalosos del actual pontificado, provocando un escándalo bautizado por Lombardi como el “vati-leaks”.

El capítulo más reciente de esta historia se escribió el sábado pasado con la salida al mercado del libro Su Santidad. Las cartas secretas de Benedicto XVI, del periodista italiano Gianluigi Nuzzi, que revela numerosos reportes confidenciales.

Simultáneamente, el Vaticano anunció el establecimiento de una comisión interna para investigar la fuga de noticias compuesta por los cardenales Julián Herranz -miembro de la prelatura apostólica Opus Dei- Joseph Tomko y Salvatore De Gregori.

El análisis de la documentación filtrada llevó a los purpurados y a la Gendarmería Vaticana a enfocar sus sospechas en el círculo más íntimo del obispo de Roma, porque muchos de los escritos que salieron a la luz nunca se movieron del apartamento pontificio.

Por eso fueron interrogadas las personas más cercanas a Benedicto XVI, las que se ocupan de su servicio cotidiano.

Paolo Gabriele habría caído en algunas contradicciones y sus respuestas despertaron perplejidad. Por eso se llevó a cabo una inspección en su casa.

Los jueces vaticanos deberán decidir, entre otras cosas, si solicitan a Italia enjuiciarlo y hacerle cumplir condena en ese país, donde la violación epistolar es un delito según la Constitución que puede alcanzar penas de hasta 30 años de prisión.

Mientras tanto, el mayordomo transcurrió su tercera noche en una cámara de seguridad del cuartel de la Gendarmería Vaticana.

 

(Con información de Notimex)



Temas relacionados:
Iglesia


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]