Anuncian FARC y gobierno resolución a problema rural en Colombia
Este tema es uno de seis de las negociaciones políticas y está condicionado al cumplimiento del resto de los acuerdos.
El general Jorge Mora (i) y Frank Pearl (d), negociadores del Gobierno colombiano, llegan a una ronda de conversaciones entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) (izq). El comandante Marco León Calarcá, miembro de la delegación FARC. (der). (Foto: Archivo / Xinhua)

La Habana, Cuba. El gobierno y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) proclamaron hoy aquí el acuerdo sobre el tema agrario, pero advirtieron que la paz dependerá de que se cumplan todos los puntos de la agenda general.

“Nada está acordado hasta que todo esté acordado“, advirtieron este domingo ambas partes en un comunicado conjunto dado a conocer en una maratónica jornada en el Palacio de Convenciones de La Habana.

El primer punto de la agenda, alcanzado tras más de seis meses de arduas discusiones, será seguido ahora por el debate del segundo punto de la agenda, a partir del próximo 11 de junio, sobre el tema de la “participación política”.

“Puedo afirmar con certeza que lo acordado en el tema agrario permite transformar de forma radical la realidad rural de Colombia”, dijo el jefe negociador gubernamental, el ex vicepresidente Humberto de la Calle.

“Supera la visión tradicional de una reforma agraria y pretende crear cambios reales para cerrar la brecha entre el país rural y el urbano“, agregó en una declaración leída sin responder preguntas de los periodistas.

Tampoco las FARC aceptaron interrogantes y, en un comunicado leído por el jefe negociador rebelde Iván Márquez, dijeron que al acuerdo logrado es un avance en “la construccion de un acuerdo, con salvedades puntuales”.

Esas salvedades “necesariamente tendrán que ser retomadas antes de la concreción de un acuerdo final”, dijo el vocero insurgente y apuntó que este cierre de un ciclo temático “es al mismo tiempo la apertura al trascendental debate en torno a la democracia colombiana”.

El consenso

El comunicado conjunto, leído por los representantes de los países garantes Noruega y Cuba, estableció en síntesis un consenso para impulsar una nueva configuración del campo colombiano mediante una reforma rural integral.

Los acuerdos están agrupados en seis puntos y se recogen en el comunicado conjunto número 16 titulado “Hacia un nuevo campo colombiano: reforma rural integral”, y su lectura se desarrolló con la presencia en pleno de ambas delegaciones.

Incluye entre sus puntos el acceso y uso de la tierra, formalización de la propiedad, programas de desarrollo con enfoque territorial, desarrollo social, estímulo a la producción agropecuaria y políticas alimentarias y nutricionales.

Las partes convinieron en que el gobierno colombiano formalizará progresivamente los predios que ocupen o posean campesinos, y se crearán además mecanismos para solucionar posibles conflictos de uso.

Según el comunicado conjunto, el acuerdo busca revertir los efectos del conflicto armado de medio siglo en ese país sudamericano y serán “el inicio de transformaciones radicales de la realidad rural y agraria de Colombia con equidad y democracia”.

De la Calle dijo en su declaración: “Hoy tenemos una oportunidad real de alcanzar la paz mediante el diálogo. Apoyar este proceso es creer en Colombia”, subrayó aunque dio la bienvenida a las críticas al proceso de conversaciones.

Insistió en que los acuerdos anunciados hoy solo se aplicarán una vez tengan “el acuerdo completo para el fin del conflicto”. “O sea, no hay aplicación parcial de los acuerdos” que, una vez alcanzados, deberán ser sometidos a una consulta ciudadana, explicó.

Por su parte, las FARC también celebraron los convenios con el gobierno, pero insistieron en su demanda de cambios estructurales en el país donde, aseguraron, reinan la corrupción y la impunidad.

“Preocupa -dijeron- que mientras las mayorías claman reconciliacion y expresan sus anhelos de justicia, el país tenga que seguir soportando la incremencia de medidas y políticas económicas que entregan nuestro territorio a la voracidad de las transnacionales”.

Además del agrario, los otros cinco temas se refieren a las garantías para la participación política, el fin del conflicto armado, la solución al problema de las drogas ilícitas, los derechos de las víctimas y los mecanismos de verificación y refrendación de lo pactado en la mesa.



Temas relacionados:
América Latina


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]