OCDE y Sedesol lanzarán plan para México incluyente
La OCDE revisará el impacto de la política social y analizará y documentará con mayor precisión el desarrollo del perfil de desigualdad en el país entre los diferentes grupos de ingreso.
meade_NTX

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) trabajarán en una estrategia de crecimiento incluyente para México, cuyo lanzamiento será dado a conocer mañana miércoles.

La consejera especial para el secretario general, directora del Gabinete de la OCDE, Gabriela Ramos, informó que dicha estrategia busca que la política social en México tenga una conexión más eficaz con la política económica.

Para ello, comentó, mañana miércoles se realizará el lanzamiento de la iniciativa para el estudio de la OCDE sobre crecimiento incluyente en México, cuya duración será de un año, tras lo cual el organismo dará a conocer los resultados específicos para el país.

Detalló que la OCDE revisará el impacto de la política social en México y también analizará y documentará con mayor precisión el desarrollo del perfil de desigualdad en el país entre los diferentes grupos de ingreso, para definir algunas opciones de políticas.

La sherpa (encargada de identificar acuerdos en temas como empleo, energía y desarrollo) ante el Grupo de los Veinte (G20) explicó que el propósito es trabajar en una estrategia de crecimiento incluyente para México para que la política social tenga una conexión con la política económica con mayor eficacia.

“Vamos a empezar a trabajar en una estrategia de crecimiento incluyente para México que nos solicitó el secretario (José Antonio) Meade, que haga esta conexión entre continuar con las políticas de apoyo social y de combate a la pobreza, pero tener una mejor conexión entre los beneficios de esas políticas y otro tipo de oportunidades”, señaló.

El lanzamiento de este estudio será dado a conocer por la directora del Gabinete de la OCDE y el titular de la Sedesol, José Antonio Meade, en el marco del evento “Lograr el crecimiento incluyente en México”, que se celebrará mañana en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco.

En ese foro, la OCDE también presentará su informe “Todos a bordo: haciendo posible el crecimiento incluyente”, el cual analiza el desarrollo global de las desigualdades multidimensionales durante los últimos 30 años y contiene algunos indicadores sobre México.

Gabriela Ramos destacó que la preocupación principal de la OCDE al abordar el tema del crecimiento incluyente es la constatación de que ha habido un incremento de la desigualdad económica en los países que integran el organismo internacional, entre ellos México.

Esta desigualdad, expuso, se dio incluso en el periodo de expansión de la economía mundial, es decir, antes de la crisis de finales de 2008, lo que pasó inadvertido porque las herramientas económicas y de medición sólo consideraban los promedios, el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita y el crecimiento económico.

“Los grupos de ingresos más bajos en toda la distribución del ingreso en México en las últimas décadas han visto sus ingresos disminuir, cuando la clase media y obviamente los de ingresos altos, se vieron beneficiados en mayor proporción del crecimiento, por poco o mucho que hubiera habido”, expresó.

El informe refiere que la desigualdad de oportunidades y los bajos ingresos limitan el potencial de grupos vulnerables, pues no tienen acceso a educación de calidad, consiguen empleos menos remunerados, incluso su esperanza de vida puede ser menor por falta de acceso a salud de calidad.

La funcionaria de la OCDE resaltó que a través del crecimiento incluyente se pretende que las decisiones de política económica garanticen que los grupos de mayores desventajas reciban mayor atención.

“Son una serie de hallazgos que hemos tenido en este estudio que es evidente que hay un imperativo moral, pero también un imperativo económico, de buscar que los grupos con mayores desventajas puedan tener una atención particular de incrementar sus capacidades”, subrayó.

Puntualizó que si México creciera a tasas mayores sería mucho más fácil lograr reducir las desigualdades, pero incluso con su avance actual por arriba de 2.0 por ciento, lo importante es definir prioridades y tratar de poner en el centro de la política económica a los grupos de menores ingresos. (Con información de Notimex)



Temas relacionados:
Dinero y Economía
Sedesol
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]