Ejecutan en Arizona a homicida de estudiante de origen mexicano

Al pronunciar sus últimas palabras, el asesino dijo que no se arrepentía del crimen
Aristegui
Aristegui Noticias

PHOENIX.- El estado de Arizona aplicó la pena de muerte a Thomas Kemp, por el asesinato, en 1992, de Héctor Soto Juárez, un estudiante universitario de origen mexicano, cuyo cuerpo fue arrojado desnudo a una mina abandonada.

“No me arrepiento de nada”, dijo Kemp, al pronunciar sus últimas palabras en una actitud desafiante, momentos antes de que se le aplicara la inyección letal en la Prisión estatal de Florence, Arizona.

Kemp y su amigo, Jeffrey Logan, un ex prófugo, se encontraron con Soto Juárez, cuando salía de su apartamento para cenar en un restaurante de comida rápida, lo interceptaron en el estacionamiento y lo secuestraron para conducirlo a un cajero automático y obligarlo a sacar dinero.

Luego hicieron que la víctima se desnudara y después lo asesinaron de dos balazos en la cabeza, para después tirar su cuerpo cerca de la vieja mina Silverbell en Marana, al noroeste de Tucson. (Notimex)



Temas relacionados:


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]