La historia secreta de la literatura según Santiago Posteguillo
El escritor español ofrecerá la charla, ‘La historia secreta de los libros’, el próximo viernes 26 de febrero a las 19:00 horas en el salón La Capilla de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería.
(Foto: Planeta y H. González).

¿Es verdad que La Divina Comedia estuvo a punto de publicarse? ¿Pessoa tuvo dificultades para encontrar editor? ¿Por qué Pushkin murió en un duelo? El catedrático español Santiago Posteguillo (Valencia, 1967) publica un par de títulos que bien podrían llamarse, “El lado B de la historia de la literatura”, pero que en realidad llevan por nombre: La sangre de los libros y La noche que Frankenstein leyó el Quijote, ambos editados por Planeta.

¿Por qué nos interesa la historia detrás de los libros?
Siempre ha funcionado explicar cómo se han creado grandes obras artísticas. En los dvd’s nos venden el making off o algunas entrevistas suplementarias. La noche que Frankenstein leyó el Quijote o La Sangre de los libros, están planteados como el making off de la literatura, para satisfacer la curiosidad de los interesados en estos autores.

¿El criterio para seleccionar los episodios narrados obedece a un gusto personal o se enfocó en autores de interés general?
Es una combinación de ambas. Hay una variable subjetiva pero es verdad que en gran medida son autores canónicos. Quiero proponer un viaje por distintas tradiciones literarias.

Ambos son títulos me imagino, se escriben a lo largo de una vida porque reflejan sus lecturas.
Es una reflexión oportuna. Siempre me preguntan ¿cuánto tiempo me tomó escribirlos?, y respondo que al menos desde los 23 años, cuando empecé a dar clases de literatura. Mi método de enseñanza se vale de lo misterioso y truculento, como herramienta para saltar a lo sustantivo que son las obras.

¿Cómo se enganchó con la literatura?
Crecí en un entorno donde se valoraba la cultura y los libros. En la adolescencia me recuerdo enfermo y mientras estaba en cama me la pesé leyendo. Más tarde empecé a escribir poesía pero lo dejé porque me gustó más narrar historias. En la universidad decidí estudiar filología y literatura. Afortunadamente mi padre me apoyó en todas las decisiones.

Los textos de ambos libros tienen un método muy definido: hay intriga, suspenso, son breves. Es decir, revelan un oficio muy definido.
Es verdad. Cortázar y Edgar Allan Poe decían que la intriga y el humor funcionan muy bien en el relato corto. En lo personal me quedo con el suspenso y un componente de misterio que permite dos niveles de lectura, uno para el neófito y otro para lectores más experimentados.

¿Qué tipo de licencias se tomó para la escritura?
El dato sustantivo e histórico es real. Juego en las partes privadas, me imagino los diálogos o las inflexiones íntimas, pero siempre con el cuidado de que tengan coherencia histórica y vayan acorde a lo que conocemos del personaje.

Usted se ha especializado en novela histórica, género que tiene encima un prejuicio por parte de ciertos sectores académicos y de la crítica literaria.
La novela histórica tiene un estigma desde su nacimiento. No sé porque hay un sector de la crítica literaria que no la considera ‘alta literatura’. La pregunta es ¿qué es alta literatura? ¿Qué es Guerra y paz de Tolstoi?, que yo sepa es una magnífica novela histórica. Es verdad que Vargas Llosa o Pérez Reverte escriben un título de este tipo y no lo reconocen por temor a ese estigma. Yo, salvando las distancias, hago novela histórica y lo hago con mucho argullo. Evidentemente, como sucede en todos los géneros, no todas las obras tienen una calidad adecuada. Pero el tiempo pondrá a cada uno en su sitio. Además la ficción histórica tiene aportes sociales importantes, te permite hacer cosas impensables desde el mundo académico: puedes hacer un fresco de una época; plantear hipótesis; y explicar nuestro origen. Si miles de lectores se interesan en la novela histórica es por la forma en que retrata lo cotidiano.

Habla de calidad, ¿qué es una novela de calidad para usted?
Una novela de calidad incorpora un buen estilo literario, ya sea con prosa poética o la sencillez estilo Hemingway. Además debe estar bien documentada pero sobre todo tiene que mostrar comprensión de la naturaleza humana. El escritor, como decía Nadine Gordimer cuando le preguntaban cómo podía escribir sobre los negros, debe saber ponerse en lugar de otro.

Ambos libros tienen un ánimo de divulgación, más que estar pensados en lectores con kilómetros de vuelo.
Sí, están bien definidos. Creo que en Latinoamérica hay un mayor interés sobre la trastienda de la literatura en relación a España. Javier Marías tiene un libro pero en forma ensayística. Mi interés era darle una vuelta más para acercarlos a los jóvenes porque percibo cierto rechazo hacia lo que huele a clásico. A la editorial no le parecía bien que ambos títulos llevaran las palabras: ‘literatura’ y ‘clásico’, porque dicen que alejan a la gente. Está bien yo entiendo que su negocio es vender libros y por eso escogieron los títulos, pero en realidad lo que cuento es una historia alternativa de la literatura.

libros-banner-pie-de-nota



Temas relacionados:
Cultura
Libros




    Contenido Relacionado


  1. ‘Libros de Artista’ de Antonio Ibarra en el Centro Cultural Bella Época
    Febrero 25, 2015 8:19 pm
  2. ¿Cuál es la importancia de la literatura infantil y juvenil? La respuesta en la FIL de Minería
    Febrero 25, 2015 7:30 pm
  3. Lou Reed junta a Julieta Venegas y Carlos Velázquez
    Febrero 25, 2015 2:44 am
  4. Sergio Ramírez recibió el Premio Internacional Carlos Fuentes
    Febrero 23, 2015 6:19 pm
  5. Rinden homenaje a Carlos Montemayor, a cinco años de su muerte 
    Febrero 23, 2015 4:01 pm
  6. Muere la crítica de arte Raquel Tibol
    Febrero 22, 2015 8:54 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]