“Ciudades santuario” de California rechazan orden de Trump
Trump cumplió su promesa de campaña de suspender recursos a las ciudades declaradas santuario para la protección de inmigrantes.

Representantes de las “ciudades santuario” de California, que amparan a indocumentados, repudiaron la resolución firmada el pasado lunes por el presidente Donald Trump y anticiparon firmeza ante la amenaza incluso de recortes de recursos.

Más de 400 jurisdicciones estatales de Estados Unidos tienen en sus ciudades algún tipo de política de santuario, entre ellas Los Ángeles, San Francisco y otras 40 en California.

Varias urbes más pequeñas en el condado de Los Ángeles se han declarado “ciudades santuario”, y ahora los líderes de esos municipios se están preguntando cómo las órdenes de Trump les afectarán.

Hace más de un año, Cudahy, una pequeña ciudad de trabajadores al sureste de Los Ángeles, se declaró “ciudad santuario” para alentar a los inmigrantes sin estatus legal a cooperar con la policía.

“Fue un gesto simbólico decir: Ya está aquí. Usted es libre de vivir su vida y puede llamar a la policía”, dijo el concejal Cristian Markovich.

Opinó que la política no tiene argucias legales porque no remplaza a la ley federal. Añadió que podría haber alguna cooperación con las autoridades federales cuando la policía busque a criminales de delitos graves y violentos.

Pero Markovich dijo que se opondría a cualquier plan de Trump para retener los fondos federales de las “ciudades santuario”.

“Pagamos nuestra parte justa, y esa financiación debe ir a la ciudad independientemente de si la ciudad es una ‘ciudad santuario’ o no”, advirtió Markovich.

En 2006, la ciudad de dos kilómetros cuadrados en Maywood, un suburbio de Los Ángeles, también se declaró “ciudad santuario”.

“Se convirtió en una segunda naturaleza”, señaló el alcalde, Eduardo De La Riva.

“No fue un tema de discusión porque California se hizo tan progresiva a través de los años, era una especie de norma”, explicó.

“Pero desde que Trump entró en la escena nacional y debido a su retórica, más ciudades se convirtieron en “santuario” y una vez más llegó a la luz del día, y ahora tenemos que preguntar: ‘¿Qué significa ser una ciudad santuario?'” expuso.

“Vamos a esperar y ver lo que dice la orden ejecutiva, y luego vamos a tener una discusión sobre lo que eso significa para Maywood seguir adelante”, planteó.

Para algunas ciudades, el movimiento del “santuario” consiste simplemente en alentar a las personas sin estatus legal a involucrarse más en el gobierno.

Por ejemplo, Huntington Park nunca se ha declarado una “ciudad santuario”, pero nombró a dos personas sin estatuto legal para una comisión de la ciudad, un movimiento que generó atención nacional.

Otros lugares, como San Francisco, adoptan políticas de largo alcance, como tomar medidas para cortar los lazos con funcionarios federales de inmigración y negarse a cooperar plenamente con ellos.

San Francisco se declaró una “ciudad santuario” en 1989, y los funcionarios de la ciudad fortalecieron la postura en 2013 con su ordenanza “Debido Proceso para Todos”.

La ley declaró que las autoridades locales no podrían mantener a los inmigrantes en custodia para ser entregados a los funcionarios federales de inmigración si no tenían delitos violentos en sus registros y no se enfrentan actualmente a cargos.

En un evento de donación de fondos por 30 millones de dólares a estudiantes de ocho escuelas de Los Ángeles, el alcalde angelino Eric Garcetti refrendó este miércoles su compromiso de proteger a los estudiantes inmigrantes y sus familias.

Si el gobierno federal intenta retener fondos y donaciones porque la ciudad se ha comprometido a proteger a su población inmigrante, la ciudad luchará, advirtió el alcalde Garcetti.

“Te defenderemos a ti y a tu familia”, dijo Garcetti a casi 100 funcionarios de la ciudad y de la escuela, estudiantes y padres de familia en la Escuela Intermedia Berendo.

“Vamos a tener abogados, lucharemos en los tribunales”, planteó.

El líder del senado de California, Kevin de Leon, dijo que su estado está listo para demandar al gobierno federal a fin de defender las leyes de California y prevenir deportaciones masivas de sus residentes.

De esta forma, encabezados por su gobernador Jerry Brown, alcaldes desde Sacramento hasta San Diego se preparan para defender los derechos de los inmigrantes ante las medidas anunciadas por el presidente Trump.

De Leon advirtió que el senado estatal que posee una mayoría de votos de legisladores demócratas, podría aprobar un paquete de medidas urgentes para prohibir a autoridades estatales y locales el colaborar con agencias de la ley.

En California se estima que viven alrededor de dos millones 600 mil inmigrantes indocumentados, de los cerca de 11 millones que se cree se encuentran en el país. (NTMX)







    Contenido Relacionado


  1. Lucharemos contra intención de Trump de cerrar frontera: Amnistía
    Enero 26, 2017 7:04 am
  2. Con decreto del muro, EU entra a lista de naciones más inhumanas: activistas
    Enero 25, 2017 3:15 pm
  3. Muro “es muy necesario… vamos a deshacernos de los malos”: Trump (Video)
    Enero 25, 2017 2:15 pm
  4. Miles de inmigrantes en NY serán afectados por derogar ‘Obamacare’
    Enero 19, 2017 1:04 pm
  5. El sur de California, escenario de protestas contra Trump
    Enero 19, 2017 10:44 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]