Científicos elaboran mapa preciso de las corrientes oceánicas
Se observa la Corriente de Agulhas, que fluye de la parte del Polo Norte hacia abajo de la costa africana; la Corriente del Golfo, que avanza a través del Atlántico; y la Corriente de Kuroshio, que va del sur de Japón al Pacífico Norte.
MAPA
(Foto: @ESA)

Científicos produjeron un modelo que muestra las corrientes oceánicas globales y la velocidad en que se mueven, el cual será vital para los climatólogos, ya que el movimiento de las masas de agua ayudan a transportar el calor en todo el mundo.

La información fue obtenida de una serie de satélites, pero en particular del GOCE de la Agencia Espacial Europea, que estuvo en operación de 2009 a 2013 y realizó mediciones ultra precisas de la gravedad de la Tierra.

GOCE llevaba instrumentación capaz de detectar cambios muy sutiles en el movimiento gravitatorio de la Tierra y con base en el análisis de sus datos los investigadores detallaron en el nuevo mapa el papel que desempeña la gravedad en la circulación oceánica.

Los expertos encontraron que la gravedad varía ligeramente de un lugar a otro debido a la desigual distribución de la masa en el interior del planeta, y ello influye en el movimiento de los océanos y determina su velocidad.

Con toda esa información elaboraron un “geoide”, presentado en París, el cual muestra la forma en que se comportan los océanos con los vientos, las corrientes y las mareas.

Los expertos destacaron que el principio de que el agua siempre “corre cuesta abajo” es una influencia importante en la dirección y velocidad de las corrientes, aunque los vientos atmosféricos y la rotación de la Tierra, por supuesto, también inciden en el cuadro general.

En el mapa se observa la Corriente de Agulhas, que fluye de la parte del Polo Norte hacia abajo de la costa africana; la Corriente del Golfo, que avanza a través del Atlántico; y la Corriente de Kuroshio, que va del sur de Japón al Pacífico Norte.

La Corriente Circumpolar Antártica y el sistema de corrientes que abrazan el ecuador, completan el modelo.

“GOCE realmente ha hecho un gran avance para la estimación de las corrientes oceánicas”, dijo Marie-Helene Río del Instituto del Consejo de Investigación Nacional Italiano de Ciencias de la Atmósfera y el Clima.

“El objetivo de la misión en términos de geoide se ha logrado con una precisión de 1-2 centímetros a 100 kilómetros de resolución, y en términos de corrientes oceánicas esto se traduce en un error que es menor a 4 centímetros.

Con esta nueva herramienta, los científicos ahora pueden añadir los datos recogidos sobre la temperatura del mar para calcular la cantidad de energía con que los océanos se mueven alrededor de la Tierra.

Los modelos informáticos que tratan de predecir el comportamiento del clima futuro tienen que incorporar esos detalles si son para ejecutar simulaciones más realistas.

Pero adicionalmente, la medición de la gravedad podría proporcionar información sobre la pérdida de masa de hielo en la Antártida y los movimientos en las profundidades del suelo que dan lugar a los grandes terremotos.

(Con información de Notimex)



Temas relacionados:
Ciencia
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]