Caso Ayotzinapa: 180 víctimas directas y 700 familiares afectados (las claves del caso)
La dimensión de la tragedia ocurrida hace un año en Iguala, Guerrero, se puede pulsar. El caso cobró relevancia nacional e internacional, debido a la masividad del ataque, las fallas en la investigación y las dudas que aún quedan.
Marcha_Ayotzinapa-2_12

En el marco del aniversario de la desaparición de los 43 normalistas, presentamos algunos de los hallazgos y revelaciones más importantes incluidas en el Informe Ayotzinapa del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el cual se dio a conocer a inicios de este mes.

Los expertos revisaron los hechos del 26 y 27 de septiembre, escucharon a las víctimas, a sus familias, solicitaron un peritaje independiente -el cual derrumbó la ‘verdad histórica’ sobre la supuesta incineración de los estudiantes en un basurero de Cocula-, e hicieron diversas recomendaciones al gobierno mexicano para la investigación del caso, que a un año sigue representando una herida abierta. 

Aquí 20 claves del informe:

1. La experiencia de las víctimas.

“Yo lo que puedo decir ahorita, donde quiera que esté mi hermano, que tenga fuerza y que tenga la esperanza de que pronto lo vamos a encontrar. Y si regresa mi hermano con vida, seré muy feliz, con mi hijo, con mi esposa, toda mi familia. Lo agradeceré a Dios y a todas las personas que nos han apoyado. Aunque si perdió la vida, igual agradecerle a toda la gente. Pero debo ser positivo mientras no haya pruebas. Y aquí debo estar con los padres y luchar, encontrarlos”.

La experiencia de los familiares y víctimas es una parte fundamental del informe. Las voces de los familiares hablan del dolor de la desaparición forzada, las consecuencias de la pérdida incierta y ambigua, así como sus esperanzas de encontrarlos. También el impacto del quiebre en la confianza frente al Estado debido a la intervención de fuerzas de seguridad del Estado en los hechos, y los impactos vividos como consecuencia del manejo del caso y de las respuestas dadas a los familiares.

Para el GIEI, comprender la experiencia de las víctimas es fundamental para poner en marcha medidas de atención a las víctimas y prevenir la victimización secundaria que los familiares han enfrentado. Cualquier programa de atención debe partir de este análisis que el informe reconstruye a partir de entrevistas con los familiares de 47 víctimas entre familiares de desaparecidos, normalistas asesinados y heridos, así como con normalistas sobrevivientes.

2. Masividad del ataque y número de víctimas.

– Hay 180 víctimas directas, la mayoría jóvenes y muchos menores de edad: 6 ejecutados extrajudicialmente, más de 40 heridos, 80 víctimas de persecución y atentados, más de 30 sufrieron ataques contra la vida, y 43 normalistas fueron detenidos y desaparecidos forzosamente.
– Hay al menos 700 familiares directos de las víctimas directas que han tenido que enfrentar también las consecuencias de los hechos, el impacto del dolor y el miedo, y las consecuencias del trato recibido en estos meses, situación que se documenta en un capítulo específico del informe.

3. Nivel de agresión sufrida.

– Carácter indiscriminado de la agresión y aumento progresivo del nivel de agresión.
– El ataque con disparos contra los autobuses con jóvenes fue desproporcionado y sin sentido.
– Los normalistas no iban armados, ni boicotearon ningún acto político, ni atacaron a la población.
– Hay un enorme nivel de miedo, aún hoy, debido al grado de control que se percibe, por lo que se requiere proteger a los testigos.

4. Escenarios de los diferentes ataques: actuación coordinada y compleja.

– Al menos 9 ataques directos y persecuciones se dieron en esa noche:
1. Calle Galeana: Disparos al aire y contra autobuses y normalistas tras salir de la central.
2. Cruce Juan N. Álvarez y Periférico norte: Concentración de 3 autobuses y unos 70 normalistas entre dos fuegos. Al menos 10 patrullas de policía de Iguala y Cocula. Ataque indiscriminado a normalistas hiriendo de extrema gravedad a uno y a otros dos de forma grave. Un autobús con al menos 25 normalistas detenidos y luego desaparecidos. Disparos dirigidos al autobús con pasajeros dentro.
3. Frente al Palacio de Justicia: un autobús con entre 15 y 20 normalistas es detenido y destrozado por los policías de Iguala. Los ocupantes son golpeados, forzados a bajar, detenidos y luego desaparecidos.
4. Salida de Iguala antes del Palacio de Justicia: Un autobús tomado por 14 normalistas es detenido y sus ocupantes amenazados con armas de fuego y perseguidos, escondiéndose en un cerro.
5. Crucero Santa Teresa: Ataque contra autobús de Los Avispones, que habría sido confundido con un autobús de normalistas y varios autos más. Se produjeron tres muertos y cuatro heridos muy graves y varios heridos graves.
6. Mismo lugar, momentos después un segundo ataque: otro taxi y otro autobús fueron baleados, varios heridos por arma de fuego.
7. Carretera de entrada a Iguala y Periférico. Persecución y disparos contra un grupo de 14 normalistas, que no fueron heridos y sobrevivieron.
8. Juan N. Álvarez y Periférico: rueda de prensa de normalistas. Patrullaje de policía municipal y protección civil antes. Dos normalistas fueron asesinados con disparos a quemarropa, uno es herido de gravedad y hay varios heridos más.
9. Camino al Andariego. Homicidio de un normalista que previamente fue brutalmente torturado.

5. Tiempo con el que se desarrolló la acción.

– El ataque contra los normalistas con armas de fuego se desarrolló durante 3 horas, por policías de Iguala y Cocula así como de otros actores (21:40 a 00:30 h) extendiéndose un tiempo más hasta las 2am aprox. en el caso de JCM.

6. El C-4 como espacio de coordinación de información.

– C-4 es una estructura de coordinación para emergencias y de comunicación en la que participan todas las fuerzas de seguridad, policía municipal, estatal, federal y ejército. Estuvo operando la noche de los hechos y las comunicaciones eran escuchadas por diferentes fuerzas. La mayor parte de comunicaciones avisan de hechos de violencia a través del 066, y han sido utilizadas en el análisis de los hechos. Hay comunicaciones en las que se señala la intervención de fuerzas estatal o federal para verificar información. Hay horas, tras los ataques, en que no aparece información en el registro del C4.

6. Presencia de agentes de diferentes fuerzas de seguridad o ejército en esa noche.

Se dan tres tipos de presencia:

Vigilancia
– Antes de llegar a Iguala, normalistas tuvieron vigilancia de policía federal, estatal y ejército, que sabían que eran estudiantes de Ayotzinapa en actividades de boteo y toma de autobuses (17:59 a 20:00 h).
-Presencia en momento de ataques
– Además de policías municipales de Iguala y Cocula que fueron los directos agresores, en las dos escenas de Juan N Álvarez y Palacio de Justicia, donde fueron detenidos y desaparecidos normalistas, hubo en algún momento presencia de agentes del ejército, de agentes la policía federal y ministerial mientras sucedían los hechos. Dicha presencia está registrada en documentos en el expediente.

Presencia en escenarios después
– Tiempo después de la detención de normalistas, una patrulla del ejército visitó la comisaría de barandilla, tras lo cual se dirigió al Hospital Cristina en donde se había refugiado un grupo de normalistas.
– Una patrulla del ejército resguardó la escena del crimen de Juan N. Álvarez y Periférico tras el segundo ataque. Otra se dirigió al escenario del ataque a los Avispones.
– Otra patrulla del ejército llegó al lugar donde apareció el cuerpo sin vida y torturado de Julio César Mondragón, entre 6 y 7 am tras una llamada al C-4, resguardando la escena antes de que llegaran autoridades civiles.

7. Dirección y coordinación de los ataques y/o respuestas frente a los mismos.

– La acción se llevó a cabo con coordinación entre fuerzas de dos cuerpos policiales municipales diferentes (Iguala y Cocula), en al menos 18 patrullas municipales y una de protección civil, lo que da cuenta de la necesidad operativa de coordinación central que dio las órdenes. Existen evidencias de dicha coordinación entre los agresores.

8. Objetivos de los ataques.

– Los ataques muestran que el objetivo de la acción estuvo dirigido a no dejar salir los autobuses de Iguala (Costa Line 2012 y 2512, Estrella de Oro 1569, Juan N. Álvarez); cuando ya habían salido, no dejar que siguieran su camino (Estrella de Oro 1531, Palacio de Justicia); y cuando parecía que seguían huyendo, a acabar con cualquier posibilidad de huida (autobús Castro-Tours de Los Avispones, cruce de Santa Teresa). Otros ataques posteriores se dan contra testigos de lo sucedido o personas que llegaron en su apoyo.
– El nivel de violencia contra los autobuses fue en ascenso, desde el primer ataque a la salida de la central de autobuses hasta el ataque contra los Avispones en el cruce de Santa Teresa, el segundo ataque en la calle Juan N. Álvarez y Periférico Norte, y el asesinato con torturas de un normalista.

9. El 5º autobús y posible motivación del ataque.

– Los normalistas que sobrevivieron a estos hechos, y la PGJ inicialmente, señalan la existencia de 5 autobuses de normalistas saliendo de Iguala (2 Estrella de Oro, 2 Costa Line y 1 Estrella Roja), pero en el expediente de PGR señalaba 4 autobuses (sin el Estrella Roja). En las consignaciones posteriores de diciembre y enero se señala que otro camión habría sido “destrozado y dejado a las afueras de la Central Camionera” pero no hay ninguna evidencia de ello. La omisión de la existencia de dicho autobús fue corregida sólo recientemente, tras ser señalado por el GIEI.
– Cuando fueron tomados testimonios posteriores sobre dicho autobús y revisada la documentación del mismo sobre su trayecto esa noche, se mostró que no son coherentes.
– Un peritaje sobre la correspondencia del video de la central de autobuses con las fotografías del autobús Estrella Roja presentado para su revisión, señala la posibilidad de que no se trate del mismo autobús. Estos hechos se presentaron ante la PGR para que se investiguen.
– El GIEI ha revisado información pública sobre investigaciones en EEUU de narcotráfico entre Iguala y Chicago, que muestran que dicho trasporte se hacía también en algunos autobuses de la zona de otras compañías.
– Ello podría haber llevado a la respuesta violenta contra los normalistas que se llevaron ese autobús de forma circunstancial. Dichas evidencias circunstanciales muestran la necesidad de que este móvil sea investigado.

10. No protección de los normalistas frente a los ataques.

– La violencia de esa noche muestra un panorama de indefensión de las víctimas frente a los agresores. Ello no sólo por el hecho de que se trataba de policía municipal, sino porque ninguna otra fuerza del Estado que estaba teniendo conocimiento de los hechos o estuvo presente en algunos escenarios cuando se producían y fue testigo del nivel de agresión y violaciones de derechos humanos, actuó en protección de los normalistas.

11. Retardo en la atención a víctimas.

– En el caso de Aldo Gutiérrez la atención se demoró por el ataque que siguieron sufriendo quienes trataban de atenderlo y la falta de condiciones de seguridad para las ambulancias.
– Los dos normalistas muertos en el segundo ataque no fueron siquiera atendidos, quedando tendidos en el suelo, con disparos a quemarropa, y pasando más de 2 horas sin ser tapados, mientras llovía.
– El traslado del chofer del autobús de Los Avispones se atrasó por más de una hora y media, muriendo al llegar al hospital.
– La falta de diligencia en el traslado de enfermos y su demora por hora y media estuvo a punto de costarles la vida a dos personas heridas de gravedad en el ataque al bus de Los Avispones.
– El normalista herido grave E.V. estuvo cerca de hora y media en la clínica Santa Cristina sin ningún tipo de ayuda médica.

12. Decisión de la desaparición forzada.

– El patrón de actuación de los perpetradores muestra dos momentos y perfiles distintos
o Por una parte, un ataque masivo e indiscriminado con autores que no ocultan su identidad, son policías municipales y actúan de forma abierta. Este ataque muestra la impunidad con la que se movieron los perpetradores, el nivel de terror ejercido y el control territorial entre, la policía municipal y distintas autoridades actuaban de forma coordinada desde hacía tiempo y el crimen organizado
o Por otra parte, un modus operandi más clandestino desde el inicio, en lugares de más difícil identificación de los autores, como la zona del Palacio de Justicia.
o El GIEI señala que en el relato de este caso se da frecuentemente una desconexión entre la primera parte del operativo llevado a cabo por agentes del Estado, de la segunda en que supuestamente se entrega a los normalistas desaparecidos a un grupo de la delincuencia organizada para desaparecerlos. Sin embargo existe una continuidad de la acción por lo que independientemente de los dos escenarios diferentes en distintos momentos, no se puede desvincular, como si la policía y autoridades implicadas no tuvieran decisión sobre el destino de los normalistas detenidos

13. Destino de los desaparecidos e hipótesis de quema de cuerpos.

– La decisión sobre el destino de los normalistas detenidos no parece que pueda tomarse inmediatamente y sin preparar la infraestructura necesaria para ocultar el destino de un grupo tan numeroso de personas en un corto tiempo después de la detención.
– Las condiciones del acto y las versiones de los hechos siguen siendo contradictorios, existiendo cuatro escenarios y versiones distintas. Las contradicciones en dichas versiones sobre los hechos, por parte de los acusados de ser parte de Guerreros Unidos, y haber llevado a cabo el asesinato y desaparición, muestran fuertes inconsistencias respecto a: cómo se enteraron de los hechos; la supuesta valoración de que los normalistas fueran infiltrados; la acción de los distintos inculpados; las horas en que se habrían dado los hechos; las circunstancias de los hechos que ya han sido probadas que no se dieron; el traslado de los normalistas detenidos; las contradicciones entre el relato del asesinato, quema y desaparición final de los normalistas, y las acciones llevadas a cabo posteriormente para borrar cualquier huella. Dichas contradicciones llevaron al GIEI a pedir un peritaje independiente sobre la dinámica de fuego en el basurero.

14. Imposibilidad del escenario del basurero de Cocula.

– El GIEI pidió un peritaje independiente a una persona con reconocimiento mundial en investigaciones sobre incendios. El perito examinó los testimonios relativos al caso para acotar el relato de los hechos de fuego, realizó una inspección del basurero e inspeccionó la evidencia recogida en la PGR así como los peritajes realizados.
– Las conclusiones a las que llega el perito independiente son:
1. No existe evidencia que apoye la hipótesis, basada en testimonios, de que 43 cuerpos fueron cremados en el basurero municipal de Cocula.
2. Toda evidencia recolectada por los peritos de la PGR o el EAAF muestra que en el basurero se han dado fuegos de pequeñas dimensiones cuya temporalidad es indefinida.
3. La evidencia recolectada de vegetación, condiciones del basurero, y evidencia de fuego recolectada muestra que el mínimo incendio necesario para la cremación de estos cuerpos no pudo haberse dado en el basurero de Cocula.
– Tras comprobar dichas evidencias científicas el GIEI está convencido de que el evento señalado de que los 43 estudiantes hubieran sido incinerados en la noche del 26-27 de septiembre en el basurero municipal de Cocula, no ocurrió.

15. Reorientación del caso y camino que queda por delante.

Para el GIEI todas estas circunstancias y hallazgos muestran tanto los déficits en la investigación como de las tareas que quedan pendientes para que se pueda dar la justicia que los familiares y México esperan del caso, incluyendo una investigación efectiva de las diferentes responsabilidades y el esclarecimiento del destino de los 43 normalistas desaparecidos que como hemos señalado es aún incierto. También señalan lo que queda por delante, y los caminos por los que se debería orientar a juicio del GIEI tanto la búsqueda de los desaparecidos, como la investigación de los hechos y responsabilidades y la atención a las víctimas y familiares, que forman parte de nuestro mandato. A juicio de este GIEI los avances propiciados en estos meses en la investigación constituyen un paso positivo. Sin embargo el GIEI considera que debe darse un replanteamiento general del mismo en función de los resultados de esta investigación.

Los avances de las mismas y las conclusiones de este informe han sido presentados a las autoridades y también a las víctimas y sus representantes. El GIEI tiene esperanza en que esta investigación contribuya a la defensa de los derechos humanos y a un México libre de violencia y hechos atroces como los sucedidos en este caso.

Recomendaciones del informe del grupo de expertos de la CIDH para el caso Ayotzinapa:

1. Unificación de la investigación.
2. Considerar otras violaciones a derechos humanos y delitos.
3. Llevar a cabo gestiones y diligencias pendientes.
4. Investigar posible traslado de estupefacientes.
5. Investigar denuncias por malos tratos o torturas con las debidas garantías.
6. Realizar una segunda autopsia de Julio César Mondragón Fontes.
7. Replantear elementos de investigación del caso.
8. Investigar otros posibles responsables.
9. Llevar a cabo nuevas capturas
10. Investigar el patrimonio de presuntos responsables
11. Investigar la posible obstrucción de la investigación.
12. Mantener los procesos de búsqueda con la nueva información.
13. Examinar otros lugares compatibles con restos cremados
14. Actualizar el mapa de fosas y la investigación de casos de otros desaparecidos de Iguala.
15. Incorporar a la investigación fotografías satelitales y tecnología de búsquedas.
16. Llevar a cabo las recomendaciones sobre atención a los familiares y otras víctimas.
17. Consolidar mecanismos de información y relación con los familiares y otras víctimas.
18. Reformar y cumplir los acuerdos de colaboración y compromisos del Estado.
19. Considerar medidas de protección y prevención.



Temas relacionados:
Ayotzinapa
SOCIEDAD


    Contenido Relacionado


  1. image_850Gráficos: las 8 exigencias de padres de Ayotzinapa
    septiembre 25, 2015 11:42 am
  2. “Ayotzinapa, dio lugar a un movimiento social rebelde e inteligente”: Jorge Alonso“Ayotzinapa dio lugar a un movimiento social rebelde e inteligente”: Jorge Alonso
    septiembre 25, 2015 11:38 am
  3. pgrPGR hará pública parte de la investigación del caso Ayotzinapa, un año después
    septiembre 25, 2015 8:04 am
  4. Conferencia_43x43-2EPN hizo 6 compromisos con padres de Ayotzinapa (video)
    septiembre 25, 2015 7:41 am
  5. CARLOS CASTRESANA  3Una comisión internacional contra la impunidad, viable para Ayotzinapa: Carlos Castresana en CNN
    septiembre 24, 2015 11:03 am
  6. Él es Jhosivani Guerrero uno de los 43 normalistas desaparecidos PrimerosCapítulosJhosivani no era un cadáver #PrimerosCapítulos
    septiembre 24, 2015 8:21 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Inflación se acelera y sube 3.31% en noviembre
Es la más alta desde el 4.08 por ciento que registró en diciembre