Gobierno de Puebla usa balas de goma desde 2011: CDHP
Las recomendaciones de la CDHP van contrario a la versión oficial del gobierno de Puebla, que mantiene que la policía del estado no utiliza balas de goma.
Bala
(Foto: Archivo)

El gobierno de Puebla, encabezado por Rafael Moreno Valle ha negado que la policía del estado utilice balas de goma, por el contrario la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla (CDHP) ha documentado el uso de esos artefactos desde 2011.

La polémica comenzó después de la represión policiaca del pasado 9 de julio sobre habitantes de San Bernardino Chalchihuapan y que terminó en el fallecimiento del niño José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo de 13 años.

La CDHP emitió la recomendación 60/2011 a favor de los pobladores de La Ciénega Larga, un municipio de Chignaguapan, dirigida al entonces titular de la Secretaría de Seguridad Pública local, Ardelio Vargas Fosado, en la que se condigna con base en diagnósticos médicos y peritajes de personal de la misma Comisión que la policía uso balas de goma durante un desalojo injustificado a campesinos el 23 de agosto de 2011.

En las investigaciones realizadas por la CDHP se concluyó que  existieron abusos  por parte de la fuerza pública y denunciaron que 25 personas  fueron tuvieron heridas que “fueron producidas por la contusión directa  con diferentes objetos duros, rígidos, con bordes romos de regular peso, capaz de vulnerar la piel cabelluda, que pudieron corresponder a la culata de un arma de fuego o a un bastón PR–24 (que es un arma disuasiva y de combate cercano), o a un tolete (que es un arma de usos múltiples de defensa y ataque) impulsados con fuerza sobre el cuerpo de los quejosos; y por arma de fuego que  utiliza pólvora para la propulsión del proyectil, que en este caso no es de plomo, sino de material de goma o plástico que se desintegra al chocar con una superficie, así como gas lacrimógeno (que se utiliza como aerosol de mano o en forma de granada); artefactos usados por los elementos policiacos, así como objetos semirigidos como podrían ser manos, pies, etcétera, de esos servidores públicos”.

“De la misma opinión criminalística, emitida por la especialista, concluyó que la mecánica de producción de las lesiones que presentaron –los heridos identificados con las claves– V30, V31 y V32, pudieron haber sido producidas por un proyectil de goma o plástico emitido por un arma de propulsión (gas o pólvora); de V33, la lesión producida fue por contusión directa de un  objeto duro, rígido, de bordes romos, de regular peso, capaz de  vulnerar la piel cabelluda, que puede corresponder a la culata de un  arma de fuego, o a un tolete impulsado con fuerza sobre la cabeza del  quejoso (…)”, de acuerdo a un dictamen similar en el que se especifica para otros tres heridos de mayor gravedad.

Las recomendaciones de la CDHP van contrario a la versión oficial del gobierno de Puebla, que mantiene que la policía del estado no utiliza balas de goma y además han informado que lo que causó la muerte del menor fue por la onda expansiva de un cohetón disparado por los manifestantes.

 

(Con información de La Jornada de Oriente)



Temas relacionados:
México
Puebla
SOCIEDAD
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Agustín Carstens dejará Banxico el 1 de julio de 2017.
Será gerente del Banco de Pagos Internacionales.