Columnas políticas 25/01/2017: El TLCAN; el equipo de AMLO
Ayer salió para Estados Unidos el grupo de funcionarios mexicanos que renegociará el TLCAN con ese país y con Canadá.

Fray Bartolomé en Reforma dice: “A ver, a ver, ¿qué asunto de la agenda nacional tendría tanta importancia para Enrique Peña Nieto como para obligarlo a contradecirse? La pregunta viene al caso porque apenas el lunes, al presentar su replanteamiento de la política exterior, el Presidente afirmó que México era “orgullosamente latinoamericano”, por lo que buscaría un nuevo acercamiento tanto con Centro como con Sudamérica”.

Trascendió en Milenio comenta: “Que el hangar presidencial fungió ayer por la tarde como un búnker en el cual los secretarios de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y de Economía, Ildefonso Guajardo, afinaron los detalles para su gira a Washington, donde se reunirán con el primer círculo del presidente Donald Trump. Hasta ese lugar llegó también el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza”.

Frentes Políticos en Excélsior asevera: “El expresidente Vicente Fox conminó al gobierno federal a no repetir errores, “ya que con Donald Trump no puede haber diálogo, porque actúa de otra manera”, y subrayó que hacerlo sería una “dolorosa derrota”. Fox criticó la invitación de México a Trump cuando candidato, diciendo que vino a “chamaquear”; pero después, el 9 de noviembre, ya cuando el republicano ganó la elección, calificó de “visionario” a Peña Nieto”.

Martha Anaya en 24-horas explica: El país podrá estar al borde del abismo, los llamados a la unidad nacional serán incesantes. Se mirarán unos a otros –como ayer, entre los coordinadores parlamentarios del Senado y el canciller Luis Videgaray– en espera del apoyo abierto, ante los medios de comunicación, “por el bien del país”. Pero en medio de todo eso, ninguno olvidará de cuidar sus propios intereses. Y, por supuesto, no olvidará la tan grata lisonja, incienso y semilla con la que aroman y abonan su futuro político.

Sabina Berman en El Universal afirma: “Pensaban algunos que el secretario Videgaray no era el adecuado para encabezar de parte de México las negociaciones con el agresivo presidente de EU, Donald Trump. Para empezar, había sido Videgaray quien invitó a México a Trump, cuando apenas candidato, y así normalizó sus tremendas amenazas. Para continuar, había sido Trump, ya como presidente electo de EU, el que eligió a Videgaray para ser su interlocutor en las negociaciones entre ambos países, mediante una sorpresiva táctica: la de exigírselo al Presidente de México”.

Julio Hernández López en La Jornada señala: “El dinosaurio ha recibido un muy buscado tanque de oxígeno. El PAN y el PRD van cada cual por su lado en busca de la gubernatura del estado de México, y con ello suministran una gran oportunidad al PRI para que conserve esa plaza estratégica. Se difuminó la posibilidad de una coalición que llevara al escurridizo Alejandro Encinas como abanderado (¿se reserva para un giro en Morena?) y, además, Acción Nacional perfila a Josefina Vázquez Mota como candidata, lo que en términos políticos habilita a Los Pinos con una carta electoral históricamente doblegable”.

Bajo Reserva en El Universal asegura: “Con la incorporación de Esteban Moctezuma a su equipo de trabajo rumbo a 2018, Andrés Manuel López Obrador demuestra que es un político agradecido y con memoria, nos recuerdan desde las filas del PRI. Rememoran cómo don Esteban proyectó al tabasqueño a las grandes ligas de la izquierda mexicana “con la entrega a finales de 1994 de cajas llenas de información y pruebas del supuesto fraude electoral que orquestó Roberto Madrazo en Tabasco”. Don Andrés Manuel coloca ahora a don Esteban en el área de Desarrollo Social de su proyecto”.

Raymundo Riva Palacio en El Financiero indica: “La burbuja en la que habitan los presidentes mexicanos siempre los aísla de los estados de ánimo terrenales de sus gobernados. Pero la burbuja que encierra a Enrique Peña Nieto ha sido más sólida y hermética, porque no sólo fue rehén de sus asesores y el Estado Mayor Presidencial, sino que, por definición y voluntad, así lo quiso. Por el desapego, al Presidente le costó más de la mitad de su sexenio entender que tenía un problema profundo con los mexicanos, al cual tampoco ha logrado diagnosticar sus causas”.







    Contenido Relacionado


  1. Columnas políticas 24/01/2017: Adiós al TPP; ¿y el TLCAN?
    Enero 24, 2017 6:51 am
  2. Columnas políticas 23/01/2017: EPN-Trump y Fidel Herrera
    Enero 23, 2017 6:34 am
  3. Columnas políticas 20/01/2017: El Chapo y la llegada de Trump
    Enero 20, 2017 6:22 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]