Condena la CIDH muerte de mexicano a manos de la Patrulla Fronteriza
La Comisión urgió a las autoridades estadunidenses a determinar si la muerte de Juan Pablo Pérez Santillán fue consecuencia del uso excesivo de la fuerza por parte de los agentes de la patrulla fronteriza.
La CIDH recordó que hay otros casos como el del menor de edad Sergio Adrián Hernández, de 15 años de edad, asesinado en la frontera de El Paso en Junio de 2010. (Foto: Ignacio Ruiz/Cuartoscuro-Archivo)

Washington.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó el martes la muerte del mexicano Juan Pablo Pérez Santillán a manos de un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

La CIDH urgió a las autoridades estadunidenses a determinar si la muerte de Pérez Santillán fue consecuencia del uso excesivo de la fuerza por parte de los agentes de la patrulla fronteriza, además de sancionar a los responsables.

El organismo señaló que observa con “suma preocupación que esta no es la primera vez en que se dan incidentes de esta clase, en los que se señala que hubo un uso excesivo y desproporcionado de la fuerza por parte de agentes estatales” en la frontera con México.

Recordó haber recibido información que señala que otras muertes a manos de agentes de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos “se habrían dado como consecuencia del uso excesivo y desproporcionado de la fuerza”.

Entre estas mencionó las de Anastasio Hernández Rojas y el joven Sergio Adrián Hernández Güereca, quien tenía 15 años al momento de su muerte, ocurrida en 2010 en la frontera de El Paso.

En el presente caso, el cuerpo de Pérez Santillán, de 30 años de edad, fue encontrado el pasado sábado 7 de julio en la margen mexicana de las inmediaciones del puente internacional Los Tomates-Veterans, entre Matamoros y Brownsville.

El hombre habría fallecido tras recibir un impacto de bala por parte de un agente de la Patrulla Fronteriza, que disparó desde la margen estadunidense en supuesta respuesta a un presunto ataque con piedras desde el lado mexicano.

Otro agente habría disparado su arma en defensa propia, supuestamente después de alguien apuntó un arma en su dirección desde la margen mexicana, sin que alguno de los agentes haya resultado herido.

El comisionado Felipe González, relator de la CIDH sobre Derechos de los Migrantes, expresó que “en el contexto actual, es sumamente preocupante que algunos Estados recurran a medidas que responden a un enfoque de criminalización de la migración irregular”.

Igualmente aludió a la adopción de leyes que van directamente en contra de los derechos de los migrantes, así como que se permita la utilización de perfiles raciales en operativos de control migratorio.

“Independientemente de cual sea su situación migratoria, los migrantes, como cualquier otra persona, son sujetos de derechos humanos, respecto de los cuales los Estados están obligados a respetar y garantizar sus derechos”, precisó.

La CIDH instó a Estados Unidos a llevar a cabo una investigación seria, independiente, imparcial y efectiva sobre esta muerte “y otras que se hayan dado en circunstancias similares”.

También estimó necesario investigar los alegatos sobre uso excesivo de la fuerza y cualquier otra clase de abuso “por parte de sus agentes a fin de esclarecer estos hechos y sancionar toda violación a los derechos humanos” conforme a los estándares internacionales.

(Con información de Notimex)



Temas relacionados:
Derechos Humanos
Migración


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]