El tequila no le tiene miedo a Trump… Así que: ¡Salud!
Ante las renegociaciones del TLCAN, "¿para qué tratar de arreglar algo que no está descompuesto?", pregunta el director del Consejo Regulador del Tequila.
Foto a bordo del Tren Herradura Express, parte de la "Ruta del Tequila", el cual parte de Guadalajara, Jalisco.

Tequila, Jalisco.- Hasta George Clooney sabe el valor de esto. La bebida que distingue a Jalisco tiene, no digamos un mercado, sino a su gran comprador en Estados Unidos: en 2016, 59 por ciento de todo el tequila que se hizo en México, tuvo como destino alguna mesa estadounidense. Los números abruman: de los 273.2 millones de litros de producción total, al extranjero se fueron 196.8 millones de litros (72%), de los cuales 161 millones se quedaron en EU (82%). 

Los 10 estados del país vecino que más lo consumieron -entre el blanco, reposado, añejo, extra añejo y joven- son:

1- California

2- Texas

3- Florida

4- Nueva York

5- Ilinois

6- Arizona

7- Georgia

8- Colorado

9- Nevada

10- Ohio

Y la mayoría de lo que llega allá, nace aquí, en Jalisco, donde el Consejo Regulador del Tequila (CRT) tiene registradas mil 654 marcas.

Además de todo el territorio jalisciense, también pueden producirlo en algunos puntos de Guanajuato, Michoacán, Nayarit y Tamaulipas; en la primera entidad, la plantación de agave, fermentación y destilado de jugo, está permitida en sus 125 municipios, según las normas de la denominación de origen, que hacen que el tequila mexicano sea de aquí y sólo de aquí, con sus respectivas reglas. 

Campo agavero de Casa Sauza

El éxito ha sido tal que claro que han intentado imitarlo; apenas en 2015 fueron destruidos en Hamburgo, Alemania -el segundo país que más lo consume- casi 25 mil litros de alcohol ilegal que se pretendía vender como tequila. Para serlo, tienen que registrarlo ante el CRT, con sede en Guadalajara, y no cualquiera lo logra.

Lo mejor es seguir el proverbio: si no puedes contra él, únetele. Incluso George Clooney fue seducido por este negocio que no es tan fácil como aparenta, pues un agave –considerado “el oro verde”– tarda en madurar más de media década. Y los siguientes procesos -la fermentación, destilado, embotellamiento, posicionamiento…- tampoco son tan sencillos.

El actor estadounidense tiene su propia marca, Casamigos Tequila, una de las más de mil 600 en un mercado que no sólo se perfila a mantener sus números sino a crecer: para este año los tequileros creen que podrían producir hasta 300 millones de litros, de los cuales más de la mitad se irán a Estados Unidos. 

Todo esto pese a la llegada del presidente Donald Trump, quien desde su campaña en 2016 infundió miedo precisamente a las industrias que tienen en el país vecino a su mejor comprador. Lo que Trump tal vez no sabe es que en la “ruta del tequila“, establecida hace apenas 11 años, son los estadounidenses quienes más disfrutan de conocer el proceso de elaboración de esta bebida y pagan miles y miles de pesos por llevarse las mejores botellas que quepan en la maleta, sin contar las que ya pueden comprar en su propio país.

Mundo Cuervo en Tequila, Jalisco

Ante las renegociaciones del TLCAN, el director del Consejo Regulador del Tequila, Ramón González, se pregunta: ¿para qué tratar de arreglar algo que no está descompuesto?

Explicó que actualmente hay un reconocimiento mutuo a bebidas originarias de México, Estados Unidos y Canadá. Nuestro país reconoce al Whisky Canadiense y a los Bourbon y Tennessee Whiskies, a cambio de que ambos reconozcan al tequila y al mezcal como un producto distintivo de México.

No sólo eso. Después de más de una década de litigios, el tequila consiguió ya la certification mark, la cual indica que un producto es aceptado por los estándares o regulaciones de EU.

En un campo agavero, González explicó que fueron años de pleitos con estadounidenses que querían hacer pasar bebidas alcohólicas como si fueran la mexicana. Ahora ya nadie lo puede hacer ahí. Actualmente, la principal batalla de los tequileros es con Heineken, una cervecería de Ámsterdam, a la que se le ocurrió vender Desperados, haciéndolo pasar como bebida con tequila.

A los tequileros también los tranquiliza que existe un memorando de entendimiento entre ambos países, en el que el vecino se compromete a que el tequila no puede proceder de otro lado que no sea México.

No obstante, la preocupación sigue siendo algún impuesto a la bebida nacional, que pueda frenar el ascenso de las exportaciones del tequila.

Aún con todo ello, ¿pueden decir que los tequileros están blindados o sienten miedo?, le pregunto al vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria Tequilera, Juan Alberto Rivera Bueno. 

“Es expectativa… estamos cautelosos. Lo que nos preocupa es la incertidumbre que pueda generar este proceso. Con la administración actual del gobierno de Estados Unido es difícil sentirte seguro, aparentemente no seremos una industria afectada. No tendría por qué serlo, porque así como ha sido bueno para el tequila también ha sido bueno para los productos de Canadá y Estados Unidos, pero no queremos echar las campanas al vuelo. No queremos levantar una expectativa y nos topemos con la pared”, acotó Rivera Bueno.

-¿Lo único que podrían temer son aranceles?

“Sí, aranceles, algún tipo de impuesto fronterizo, ya ha habido un par de disputas comerciales… eso nos preocupa, ya alguna vez nos han utilizado… al ser un producto tan emblemático en México y más en Estados Unidos, puede ser, si algo sale mal, de los primeros en la lista”.

-¿Están tranquilos?

-“Estamos tranquilos, pero preocupados como todos, quien te diga que no está preocupado en la renegociación pues probablemente no ha visto la foto completa. Pero sí: estamos tranquilos, esperamos que no pase nada por las bases sólidas que tenemos y el beneficio que genera para todos… nosotros exportamos a un valor, y después la distribución y la venta final en EU genera una actividad económica que se queda en Estados Unidos. El tequila es un buen ejemplo de un producto que es bueno a lo largo de toda la cadena”.

-¿El mejor escenario es que no cambie nada?

-“El mejor escenario para nosotros, me parece, es que no cambie nada. En este momento estamos bien. Tenemos las condiciones comerciales para seguir creciendo… tenemos una tendencia positiva, somos de las categorías que más crecen en Estados Unidos”.

Nuestros Dulces, la tienda con mayor número de botellas de tequila, ubicada en Tlaquepaque, Jalisco. 

 

A unos días de que comience formalmente la renegociación del tratado, la bebida que hasta Mambo tiene, cuya materia prima colorea de verde y da vida a los campos de Jalisco, parece más firme que el más radical presidente que haya tenido Estados Unidos.

@GustavoSanbe





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]