Españoles asestan golpe electoral al bipartidismo
El Partido Popular pierde fuerza aunque sigue siendo el más votado.
ESPAÑA
Foto: Xinhua y Gráfico de El País

Manuel de Santiago Freda (Especial para Aristegui Noticias)

Madrid.-El bipartidismo español sufrió este domingo un severo golpe electoral.

Los resultados de las elecciones locales no dejaron lugar a dudas: pese a que conservan la mayoría de los votos, su fuerza disminuye y los partidos emergentes adquieren protagonismo.

El mayor descalabro se lo llevó el gobernante Partido Popular (PP), de Mariano Rajoy, que obtuvo poco más de 6 millones de votos que representan el 27,03%, frente al 37,54% obtenido en 2011. Perdió la mayoría absoluta en casi todas las comunidades autónomas.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), liderado por Pedro Sánchez, logró 5 millones 585 mil votos correspondientes al 25,03% de los sufragios, dos puntos menos que en la elección pasada (27,7%).

Aún son los principales partidos españoles con el 52% de los votos. No obstante, en mayo de 2011, a pocos días de haber iniciado el movimiento de ‘los indignados’, el bipartidismo refrendó un triunfo del 65,33%. Este año perdió más de 13 puntos porcentuales.

Ciudadanos, uno de los partidos emergentes dirigido por Albert Rivera, se alzó como la tercera fuerza municipal con 1 millón 460 votos que representan el 6,5% del total, mientras que Izquierda Unida (IU) obtuvo más de un millón de votos y se quedó con el 4,7% general, dos puntos menos que en 2011. IU también ganó votos a través de distintas coaliciones populares en las que participó. Podemos, el partido liderado por Pablo Iglesias, no concurrió a las elecciones bajo su marca pero igualmente apoyó candidaturas ciudadanas que obtuvieron buenos resultados en varias ciudades como Madrid y Barcelona.

El PP se alzó con la victoria en más de 3,300 alcaldías y obtuvo la mayor parte de los votos en las comunidades autónomas de Madrid, Cantabria, Castilla y León, Castilla La Mancha, Baleares, Murcia, La Rioja, Valencia y Aragón. Aunque no gobernará en todas las comunidades si los demás partidos deciden formar alianzas, como parece que sucederá en Valencia. Por su parte, el PSOE logró más de 2,400 municipios, así como la mayoría de votos en las comunidades autónomas de Asturias y Extremadura. La comunidad de Navarra quedó en las manos del partido autonómico Unión del Pueblo Navarro (UPN) y Canarias en las de Coalición Canarias (CCA).

En la ciudad de Madrid la ex presidenta autonómica Esperanza Aguirre consiguió el mayor número de votos (34%), en tanto que su principal opositora, la ex magistrada Manuela Carmena, quedó en un cercano segundo lugar (32%). Esta última compitió bajo el nombre de ‘Ahora Madrid’, respaldada por Podemos. Carmena podría gobernar la capital si establece una alianza con el PSOE (15%). Ciudadanos obtuvo poco más del 11% de la votación.

En Barcelona la activista Ada Colau, de la coalición ‘Guanyem Barcelona’, obtuvo el mayor porcentaje de votos (25,21%) frente a su más cercano contendiente, el actual alcalde Xavier Trias de Convergencia i Unió (22,72%), el partido al que pertenece el presidente autonómico Artur Mas y uno de los principales impulsores del proceso independentista catalán. Colau, quien es conocida por su lucha contra los desahucios a través de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, señaló que la suya “es una victoria de David contra Goliat”.

El secretario de organización del PP, Carlos Floriano, dijo sobre los resultados que “España va en la buena dirección, todavía quedan muchas cosas por hacer pero las reformas del presidente Rajoy y el esfuerzo de todos los españoles nos están permitiendo salir de la crisis”. Por su parte el líder de Podemos, Pablo Iglesias, señaló que en España “empieza a escribirse el fin del bipartidismo”.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, aseguró que debe quedar claro que su formación ya alcanzó al PP, por lo que es la “alternativa” al partido gobernante y la primera fuerza política de la izquierda.

Los españoles eligieron este domingo 8 mil 122 alcaldías y renovaron diputados en 13 comunidades autónomas. La participación se cifró en 64,86%, dos puntos por debajo de la registrada en 2011. Para algunos se trata de las elecciones que mayor expectativa han causado desde finales de los setenta, cuando inició la transición democrática tras cuarenta años de dictadura de Francisco Franco. Y es que la irrupción de nuevas fuerzas políticas como Podemos (de izquierda) y Ciudadanos (de derecha), han modificado el mapa electoral del país ibérico.

Este año España también celebrará elecciones generales en una fecha por definir, en las que se decidirá la permanencia del gobierno de Mariano Rajoy o la llegada de un partido político diferente al Palacio de La Moncloa.



Temas relacionados:
España
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]