En caso Colosio, la gente no creyó lo del asesino solitario: Camacho y Palma en CNN
Manuel Camacho dijo que "lo peor que puede haber es que nos quedemos en esa situación, en donde se terminan los procesos judiciales y por otro lado la gente no cree". Samuel Palma agregó que él no comparte la versión del asesino solitario, en esta "situación tan compleja e inédita".
CNN

Manuel Camacho, senador de la República, y Samuel Palma, ex coordinador de asesores de Luis Donaldo Colosio en 1994, hablaron sobre el magnicidio de hace dos décadas que, coincidieron, frenó la voluntad del priista para democratizar el país y, pese a las investigaciones judiciales, la gente no cree la versión del asesino solitario.

En entrevista con Carmen Aristegui en CNN, Camacho Solís contó que el asesinato de Colosio debe analizarse desde las respuesta de “¿cuáles fueron las consecuencias de ese asesinato?, ¿qué pasó después más allá de los personajes?”. Consideró que con el crimen “no pasó nada bueno para el país, estamos en una situación de deterioro. Lo que pudo haber sido una transición  de mucho mayor profundidad en la democracia, no se dio, y en ese sentido deberíamos empezar a ver las consecuencias políticas mayores de los acontecimientos, más allá de circunstancias que predominaron en ese momento”.

Camacho también habló sobre su trabajo en Chiapas“Mucha  gente  lo escribió, lo decía, pero el punto era  ¿qué fue lo que pasó en el  país?, y  lo que pasó en el  país es que el  día 1 de enero hubo una rebelión en Chiapas que  cambió de manera  radical la situación que se vivía en ese  momento en la política,  frente a  esa  situación se generan dos posiciones dentro del  gobierno, una posición que era:  terminemos con la  rebelión con una operación militar, detener a los  líderes  y ahí va a terminar todo. Otra posición, que fue la que  yo defendí, de que eso  iba a llevar a  una serie  de  violaciones  gravísimas a  los derechos humanos y que debíamos intentar  una solución política, en esa definición es  que  yo me  voy a Chiapas”.

“El día que  yo  me  voy a Chiapas desde  luego que  yo  jamás  pensé que pudiera ser candidato, porque el argumento que dan para decir que  yo estaba  pensando ser candidato es que dije  que  me  iba sin sueldo para  después ser candidato, nadie leyó la Constitución, esta no prohibía que  yo  tuviera  un cargo  pagado en el  gobierno para ser candidato. La Constitución prohibía que yo fuera miembro del gabinete y que no contara con suficiente tiempo para lanzarme a la Presidencia. Desde  ahí se fueron construyendo una serie de cosas que son completamente falsas, que se  repiten una  y  otra vez”, consideró.

Camacho dijo que en 1994 ocurrieron dos temas de forma paralela: “se  inicia  una campaña como se inician todas las campañas, con  los  protocolos del PRI  y  por  otro lado  hay un acontecimiento  en donde la  prensa  nacional e  internacional están metidos que es  una sublevación”.

Sobre la investigación del asesinado, mencionó que “mientras  no conozcamos la  verdad  eso sigue mimando la  legitimidad de las instituciones del país. Debemos dar pasos en distintas direcciones, deberíamos de introducir a la Constitución  el derecho a la  verdad para que   judicialmente  los ciudadanos  tengan el derecho a  reclamarla;  dos,  para que  podamos establecer,  si ese es el camino, comisiones de la  verdad porque lo  peor  que  puede  haber es que nos quedemos en esa  situación,  en donde se terminan los procesos judiciales y por otro lado la gente no cree”. 

Respecto a las reuniones que tuvo con Colosio, expuso: “Hay dos cenas y me parece que eso nos sirve para hablar bien de Colosio con la mayor sinceridad. La  primera  fue   en enero en donde  le pedía a Luis  Donaldo que  firmara  un  acuerdo que estaban suscribiendo  Cuauhtémoc Cárdenas  y  Diego  Fernández de  Cevallos a  favor de la paz, la  justicia  y  la  democracia,  y que ese  acuerdo era  una  pieza  fundamental para la estrategia para  recuperar   y convencer  a la guerrilla para  restablecer el diálogo,  ahí lo suscribió, y ahí empezó  la  transición  en el  régimen electoral”.

Refirió que LDC firmó el acuerdo con “la mejor disposición” pero a la vez le pidió “arreglar las cosas” entre ellos.

“Luis Donaldo me dice  arreglemos la cosas, yo contesté claro que sí,  ¿qué es lo que quieres que  arreglemos?  y entonces (me dijo) ¿qué quieres,  quieres ser  candidato al  Senado  por el  Distrito Federal?, ¿qué posición quieres  en el gobierno”, le preguntó.

“Le  dije: Luis  Donaldo eso no es lo que me  interesa,  a  mí  lo que me  interesa  que  termine  bien lo de Chiapas  y  cualquier cosa que  haga  yo  ahorita para favorecer al PRI me  va  arruinar  la  negociación en Chiapas, porque había un atipriísmo radical. Luego me  dice ¿en qué  podemos estar  de acuerdo?,  ahí  dijimos  terminemos  bien lo de Chiapas, firmemos la paz en Chiapas”, aseguró Camacho.

Reconoció que sí había soñado con ser candidato a la República “porque me  interesaba jugar ese papel  de desmontar el  régimen autoritario para  poder  tener una verdadera democracia en el país”, pero  si  Colosio lo iba  hacer  “y  yo  me  iba a llevar el mérito de  haber colaborado  en la  construcción de la paz,  para  mí era  más que  satisfactorio”.

“El  día 22 de  marzo  declaro que no  voy a  ser el candidato porque  estaba la especulación  y entonces  él me  llama (desde Sinaloa), me dice  una  cantidad de cosas  buenas,  casi  como de  hermanos, emocionado y agradecido  y  le contesté  ‘bájale Donaldo,  bájale’. Obviamente, yo no  estaba pensando que  podía haber una cuestión criminal, estaría  yo  loco, sino estaba pensando en que esas  expresiones demasiados  favorables del candidato del PRI se  hacían  muy  grandes, me  iban a  complicar la negociación en Chiapas, ese era mi mundo”, aceptó.

“Colosio era un hombre muy defensor del aparato, pero fue aprendiendo, estuvo dispuesto a dar el paso para la democratización del país, como lo demostró con su discurso (del 6 de marzo)”, agregó.

Mencionó que en 1994 había el “contexto perfecto” para desmontar el régimen autoritario.

“La pregunta es si a 20 años del asesinato, ¿logramos desmontar el régimen autoritario?, mi respuesta es que no“, finalizó Camacho.

Por su parte Samuel Palma expuso que con Colosio se dio una situación verdaderamente compleja, inédita, nunca antes en la etapa hegemónica del PRI  y del  presidencialismo mexicano”, pues había un candidato que  enfrentaba  una situación  tan adversa,  no solamente en la  posibilidad de que el candidato  fuera  sustituido en la especulación sino  también  en una  relación compleja con el propio  gobierno.

“Luis Donaldo  inicia campaña el 10 de enero sin tener  la  opinión favorable del presidente de la República… la  recomendación y la decisión de  él es de  iniciar campaña, quiero señalar que inicia sin la anuencia presidencial  y  tal vez esto marca una serie de desencuentros,  falta de comunicación, una campaña  cuesta  arriba. Luis Donaldo era un hombre que  creía que estos  conflictos los podía  resolver”, contó Palma.

“El  destape  es el  28 de  noviembre y  la toma de  protesta de acuerdo a los estatutos del PRI, fue el  8 de diciembre, entre el  28 de  noviembre  y el  8 de diciembre que  era la convención del PRI  para  la  toma de  protesta,  porque el primer  acto es el conocido destape  donde los  sectores se pronuncian a  favor de una  persona, eso es  28 de noviembre,  después tenía que  protocolarizar  el PRI  la toma de protesta”.

Y explicó que “lo que  hace  Luis Donaldo es un  recorrido  por el país  previo al  8 de  diciembre  que finalmente se  hace en la explanada  del PRI, la  toma de protesta. Después de eso  hay actos de campañas y  estamos en la  etapa  decembrina que ya  no es  época  política, suspende la campaña, si no mal recuerdo, el  18 de diciembre”.

Sobre el asesino solitario, Palma dijo que no comparte esa versión.

Desde luego  no la comparto (versión del asesino solitario) y por varias razones; primero, los propios  fiscales que en su momento fueron nombrados por la  autoridad  llegaron a  conclusiones distintas, que si el giró, que si la acción concertada, hasta llegar a que los peritos señalan que la bala estaba alojada en la chamarra y a la hora de llevarlo se cayó de la chamarra”, mencionó.

Yo  sí considero que  no hay elementos de  credibilidad de estas versiones, esta situación tan compleja e inédita de la campaña de  un candidato  presidencial  que  termina muerto están  vinculadas  o  no están vinculadas, yo pienso que están vinculadas  necesariamente. Yo  quisiera saber  y  probarlo,  sigo pensando  que la  justicia  más allá de  un   hombre  como  Luis Donaldo, que  se  lo  merece, también se  la  merece el país  y  nuestra  realidad, ojalá yo pudiera  aportar  algo pero lamentablemente  no”, señaló Palma.

“Colosio era muy del PRI, pero buscaba cómo construir una democratización de su país. También quería darle respuestas a Chiapas”, finalizó.



Temas relacionados:
Colosio 20 años
México
Politica


    Contenido Relacionado


  1. EU veía en Colosio un político "decidido a hacer lo que le pidiera Salinas"EU veía en Colosio un político “decidido a hacer lo que le pidiera Salinas”
    marzo 24, 2014 11:58 am
  2. colosiodurazoColosio tuvo una posición consistente, aunque es legítimo dudar de sus intenciones: Durazo
    marzo 24, 2014 11:02 am
  3. mesa-politica-2013_2Colosio, hechura de Salinas; su asesinato arruinó el proyecto salinista: Mesa Política MVS
    marzo 24, 2014 10:38 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Falsifican firma de Kate del Castillo
“No voy a participar en elecciones del Edomex”, aclara.