Trump quiso invertir en México y no tuvo éxito: investigación de Eileen Truax (Video)
La periodista Eileen Truax, radicada en Los Angeles, detalló en Aristegui en vivo la investigación que hizo para El Universal sobre el intento de inversión de Donald Trump para construir un exclusivo resort en playas de Baja California.

El desarrollo inmobiliario que quiso construir Donald Trump en México, nunca se concluyó y las personas afectadas llegaron a un acuerdo, revela la investigación de Eileen Truax en El Universal:

 

Fragmento del reportaje:

Cuando Trump quiso invertir en México

“Me siento muy orgulloso de que, cuando invierto, otros inversionistas me siguen. Invierten en mí, en lo que yo construyo”. Donald Trump habla a la cámara con esa mirada de ojos entrecerrados, el cabello rubio peinado hacia atrás, traje oscuro, corbata azul marino. El video, producido en 2006 para atraer compradores a un proyecto inmobiliario en Baja California, combina espectaculares vistas oceánicas, tomas interiores de un departamento de lujo y el testimonio del exitoso Trump. ¿Qué podía salir mal?

A mediados de noviembre de 2013, un arreglo confidencial puso fin a una demanda por fraude en contra de Donald Trump, su hijo Donald, su hija Ivanka y la Organización Trump, presentada por cerca de 200 personas que perdieron más de 20 millones de dólares al invertir en los departamentos que durante 2006 y 2007 el magnate y sus hijos promovieron como una oportunidad sin igual.

“Una de las cosas que más amo de este proyecto es el hecho de que esté en Baja [California], México, y Baja es uno de los lugares verdaderamente de moda. Baja está ahora donde Cabo [San Lucas] estaba hace 10 años, y ya saben qué le pasó a Cabo”, dijo el ahora presidente de EU en uno de los videos promocionales.

Trump Ocean Resort Baja Mexico fue planeado como un desarrollo de tres torres con 526 unidades, en un momento en el que las ventas de bienes raíces estaban en su apogeo en la costa de Baja California y la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos flotaba en lo alto. Los compradores pusieron como depósito, en promedio, 160 mil dólares por cada departamento (unos
3 millones 200 mil pesos), por un total de 132 unidades. La empresa a cargo de desarrollar el proyecto fue Irongate Wilshire LLC, fundada en 2003 y con sede en Los Ángeles.

En 2008, cuando el mercado de bienes raíces de EU se desplomó, el proyecto perdió el financiamiento para la construcción del resort. Para entonces los desarrolladores habían gastado 32 millones de dólares, que incluían los depósitos de los compradores, y la obra se detuvo. En 2009, Trump dio por terminado su acuerdo con Irongate, argumentando que la compañía falló en el cumplimiento de los términos del acuerdo de licencia. El proyecto fue abandonado.

Lo que siguió fue un calvario de cuatro años y medio para quienes habían confiado en el nombre de Trump para hacer su inversión. En una entrevista con el diario The San Diego Union-Tribune en 2006, el magnate dijo que su participación económica en el proyecto era “significativa”. Pero una vez que empezó el litigio, sus abogados negaron que él fuera uno de los desarrolladores. Argumentaron que la Organización Trump no tenía responsabilidad económica en el asunto porque ésta sólo otorgó la licencia del nombre y estableció algunos estándares de operación. Los compradores se quedaron solos.

El nombre como marca

Cuando se hizo pública la disputa legal, ampliamente cubierta por medios del sur de California, donde se presentó la demanda, el abogado de uno de los demandantes argumentó que los vínculos del empresario con el proyecto fueron la clave para que su cliente decidiera invertir. Un video promocional grabado en 2007, cuando iniciaba la venta de la segunda torre, incluye el testimonio de una pareja que acababa de comprar un departamento: “El nombre de Trump es algo muy importante para nosotros”.

En julio de 2015, un par de años después de que el asunto quedara saldado tras un arreglo económico entre los demandantes y el grupo de Trump, el diario The Washington Post tuvo acceso al acuerdo de colaboración entre el desarrollador inmobiliario y el empresario. En él se establece que el magnate no tuvo que hacer ninguna inversión inicial, y que recibió casi un millón de dólares de anticipo por las ganancias que habría recibido si el proyecto hubiera sido exitoso. Se establece que Trump podría abandonarlo en ciertas circunstancias, pero señala, de manera clara, que el magnate y sus hijos tendrían que hacer visitas —con los gastos cubiertos por el desarrollador— para impulsar el éxito en las ventas. En efecto, la marca Trump fue su inversión en el negocio.

El desarrollo inmobiliario estaría ubicado en Punta Bandera, en el municipio de Tijuana, en un terreno de unos 16 kilómetros frente al mar. A los compradores se les aseguró que las empresas de Trump estaban supervisando el proyecto.

En el video promocional de la segunda torre, Ivanka Trump aparece diciendo que ella misma compró uno de los apartamentos. A su lado, Jason Grosfeld, uno de los dos socios fundadores de Irongate, habla de las magnífica oportunidad que representa invertir en un proyecto que lleva la marca Trump.

(Leer íntegro en El Universal)







    Contenido Relacionado


  1. Trump revive polémicos oleoductos
    Enero 24, 2017 11:29 am
  2. Galván Ochoa analiza los puntos de Peña para negociar con Trump (Video)
    Enero 24, 2017 10:00 am
  3. No debemos de llegar con la idea de ‘a ver qué quiere EU’: Luis de la Calle
    Enero 24, 2017 9:46 am
  4. No renegociar el TLCAN, no al muro y no a las deportaciones, lo que deben decirle a Trump: Jorge Castañeda
    Enero 24, 2017 9:29 am
  5. México podría salir del TLCAN si no hay claros beneficios: Guajardo
    Enero 24, 2017 8:49 am
  6. Trump y los pactos comerciales, en primeras planas del mundo
    Enero 24, 2017 7:10 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]