Toulouse-Lautrec, de los mayores exponentes del postimpresionismo
Nacido hace 151 años, en Albi, Francia, el 24 de noviembre de 1864, en el seno de una familia aristocrática, el artista tuvo una infancia y una adolescencia sin grandes sobresaltos, dedicadas en su mayoría a la práctica del deporte. Después, sufrió por el alcoholismo y fue internado en un sanatorio mental.
90bd2afb98c829d7d36c1b151dc70e5f

Pintor, grabador y dibujante francés, Henri Marie Raymond de Toulouse-Lautrec, medía apenas metro y medio pero tenía una genialidad infinita, que le valió ser considerado uno de los artistas que mejor representó la vida nocturna parisina de finales del siglo XIX.

Sus biógrafos cuentan que siendo hijo de un matrimonio entre parientes cercanos, padecía un mal congénito que sumado a sus lesiones deportivas, le impidieron alcanzar una estatura promedio.

Fue durante su infancia que comenzó a dibujar pero años más tarde se formó en academias como la de Bonnat y Cormon, y para 1885 abrió un taller en Montmartre y desde entonces se dedicó a la creación pictórica, integrándose en el ambiente artístico parisino que en esa época buscaba la superación del impresionismo.

Se relacionó con pintores como Vincent Van Gogh, Pierre Bonnard y Paul Gauguin, de quien retomó el uso de los contornos pronunciados, pero las obras que más influyeron en su peculiar estilo fueron las de Edgar Degas y las estampas japonesas Ukiyo-e.

En Montmartre, frecuentó cafés cantantes, teatros, prostíbulos y salas de baile, ambientes que constituyen lo más peculiar de su creación artística, en donde bailarinas de cancán y personajes de circo son los protagonistas, detalló la misma fuente.

Toulouse-Lautrec, instalado en el postimpresionismo, creó un tipo de figura estilizada y adoptó unas tonalidades que ejercieron una influencia profunda y duradera en posteriores realizaciones de este tipo.

Su afición al alcohol deterioró su salud y se sabe que desde 1897 padeció manías, depresiones y ataques de parálisis en las piernas y en un costado.

En un delírium trémens disparó a las paredes de su casa tratando de matar arañas imaginarias.

Todo esto, sin embargo, no le impidió seguir pintando hasta que en 1899 fue internado en un sanatorio mental, donde realizó una colección de pinturas sobre el circo.

En sus días postreros, se refugió con su madre en el castillo de Malromé, propiedad de la familia, donde fallecería el 9 de septiembre de 1901. (Con información de Notimex)



Temas relacionados:
Arte
Cultura
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]