José Clemente Orozco: “Katharsis” del muralismo mexicano (Video)
En el día de su nacimiento, recordamos al muralista José Clemente Orozco.
Orozco-Blog
(Gob.mx)

José Clemente Ángel Orozco Flores fue fue un pintor, muralista y litógrafo mexicano. Su obra se enmarca dentro del grupo de muralistas mexicanos, junto con Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, pintores expresionistas que anticiparon las tendencias neorepresentativas o neoicónicas que se dieron hacia 1960.

Orozco nació el 23 de noviembre de 1883 en Zapotlán, Jalisco. Cuando contaba con siete años se trasladó a México D.F. donde cursó estudios superiores en la Escuela Nacional Preparatoria y en la Escuela Nacional de Bellas Artes.

De niño conoció la obra de José Guadalupe Posada, cuyos grabados lo llevaron a interesarse por la pintura. Sus primeros trabajos consistieron en litografías de la vida indígena; se interesó por la pintura mural, y logró posteriormente un perfecto dominio de su técnica.

El joven Orozco se graduó de la Escuela Nacional de Agricultura, y más tarde estudió matemáticas y dibujo arquitectónico, además de estudiar pintura en la Academia de San Carlos durante ocho años.

En 1917 viajó a Estados Unidos y vivió en San Francisco y en Nueva York, donde pintó carteles y murales para el Colegio Pomona de California, el Dartmouth College y la New School for Social Research de Nueva York para la cual realizó un fresco, pintando sobre yeso húmedo, que fue la primera obra de este tipo que se realizó en Nueva York.

En el año 1922 se unió a Diego Rivera y a David Alfaro Siqueiros en el sindicato de pintores y escultores, intentando recuperar el arte de la pintura mural bajo el patrocinio del gobierno. En 1926 por encargo de la Secretaria de Educación, pinta en la ciudad de Orizaba, el mural Reconstrucción en el edificio que actualmente ocupa el Palacio Municipal.

En 1934 Orozco regresó a México y realizó el gran tablero rectangular de Palacio de Bellas Artes titulado Katharsis, situado frente al de Rivera, El hombre en la encrucijada. Se trata de una representación sangrienta del conflicto violento entre el hombre moderno y el caótico mundo mecanizado que lo rodea y al mismo tiempo lo oprime. En este mundo, todo es violencia y caos.

De 1936 a 1939, Orozco realizó tres grandes obras murales en Guadalajara: en la Universidad, en el Palacio de Gobierno y en el Hospicio Cabañas:

En la Universidad decoró la cúpula y los muros de la plataforma del anfiteatro (1936). En la cúpula pintó una alegoría del hombre, haciendo hincapié en los beneficios de la educación y de la investigación científica.

En el Palacio de Gobierno de Jalisco, Orozco realizó un mural dedicado a la lucha por la liberación de México en el que unificó los muros y la bóveda de la escalera, logrando una especie de tríptico. Un enorme Hidalgo es el centro mayor de interés de esta obra.

En cuanto a las pinturas de la capilla del Hospicio Cabañas (1937-39), se ha dicho que significan un compendio de la filosofía humanística de su autor, que parte del origen y desarrollo de América y del mundo. Esta obra monumental consta de 40 grandes frescos alojados en las distintas secciones arquitectónicas de todo el conjunto (una cúpula, un tambor de soporte, las pechinas, ocho bóvedas y catorce paneles, además de varios fragmentos menores) de la antigua capilla del siglo XIX, construida según diseño de Manuel Tolsá. El hombre envuelto en llamas, en la cúpula, resume todos los temas tratados, además de ser la apoteosis del tema de Prometeo en la obra de Orozco.

En 1941 realizó los frescos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, donde criticó y satirizó el tema de la justicia institucionalizada; señalándola como llena de errores e injusticias a la hora de implementarla en la práctica. Otro tema se refiere a las riquezas nacionales que están bajo protección de la bandera mexicana y del jaguar, símbolos nacionales. También está presente el tema de los movimientos sociales obreros.

En la última etapa de su vida Orozco se dedicó a la pintura de caballete y a otra gran obra mural en la bóveda y los muros del coro de la antigua iglesia de Jesús Nazareno (1942-44). Las ideas que ahí plasmó ahí se relacionan con el Apocalipsis.

En 1943, fue miembro fundador de El Colegio Nacional.

Hacia el año 1946, integró junto con Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, la Comisión de Pintura Mural del Instituto Nacional de Bellas Artes. En este año recibió el Premio Nacional de Bellas Artes de México.

Murió el 7 de septiembre de 1949, fue velado con honores en el Palacio de Bellas Artes y sepultado en la Rotonda de las Personas Ilustres, en la Ciudad de México.



Temas relacionados:
Arte
Cultura
México
SOCIEDAD


    Contenido Relacionado


  1. expo argentinaOrozco, Rivera y Siqueiros llegan a Argentina
    abril 27, 2016 1:38 pm
  2. unnamed (1)“El trazo firme” de Pablo O’Higgins, de diciembre a marzo en el Museo Mural Diego Rivera
    diciembre 7, 2015 3:05 pm
  3. riveraDiego Rivera: 58 años de su muerte
    noviembre 24, 2015 9:25 am
  4. Clemente OrozcoSe cumplen 66 años de la muerte de José Clemente Orozco, un pintor universal
    septiembre 7, 2015 12:11 pm
  5. siqueiros“David Alfaro Siqueiros, arte y revolución”, su muralismo en documental
    junio 17, 2015 11:20 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]