En Xochimilco ya navegan trajineras hechas de ¡PET y arcilla!
El desarrollo del material y diseño de lo que ahora se conoce como "la trajinera tecnológica", tardó poco más de medio año en desarrollarse.
Trajinera

Un turista sacó una botella de cerveza y la rompió en una orilla de la Trajinera.

“Ahora sí, ya estás bautizada como debe ser”, comentó, él y su familia echaron a reír. Se trataba de la primera trajinera de plásticos reciclados que recorría los canales de Xochimilco.

Habían visto su inauguración en las noticias, y les pareció muy frío que la hayan inaugurado cortando un listón.  Su familia salió de paseo dominical y se encontró, de pronto, en  la embarcación hecha a base de polietileno de alta densidad, (PET) y arcilla volcánica.  A bordo de ésta decidieron hacer su propio ritual.

A pesar de que antes de su inauguración pocas personas se daban cuenta de que la trajinera es de plástico, ahora ellos la identificaron a primera vista.

Esta historia la cuenta César del Monte, uno de los propietarios de trajinares de este histórico lugar, y uno de los promotores del uso de nuevos materiales en la construcción de embarcaciones turísticas y de transporte de flores y hortalizas.

La trajinera que la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación del DF (SECITI) y el Instituto de Investigaciones en Materiales de la UNAM desarrollaron con la finalidad de atacar la tala clandestina, pues por cada embarcación se talan alrededor de 20 árboles; utilizar desechos que los turistas tiran en los canales (como envases de agua o bolsas del súper) para reducir su costo económico; y ampliar el tiempo debida de la embarcación de cinco hasta los 120 años, hace “base” en el embarcadero Nuevo Nativitas.

Las ventajas ambientales se observarán conforme se dejen de talar árboles, y las económicas para sus propietarios, en cuanto dejen de gastar en mantenimiento.

Más allá del material

El desarrollo del material y diseño de lo que ahora se conoce como La Trajinera Tecnológica, tardó poco más de medio año en desarrollarse. Según explica el propio investigador del Instituto de Investigaciones en Materiales de la UNAM, el Dr. Antonio Sánchez, estas embarcaciones son más que ensambles de plástico.

También se tuvo que lidiar con el diseño para que sean seguras, pues las características de la madera son totalmente distintas a las del nanopolímero hecho con 96 por ciento de polietileno de alta densidad, 2 por ciento de arcilla lisian y 2por ciento de filamentos de PET.

Por ejemplo, una trajinera de madera pesa alrededor de tres y media toneladas, mientas que una del material plástico pesa una y media tonelada menos. Ese peso menor parecería una ventaja, pero debido a esa característica resulta menos maniobrable.

¿Cómo se resolvió el problema?, construyendo una caja, en la parte de abajo de la embarcación, que captara agua y le da, de forma artificial, un peso mayor. También se tuvo que calcular el total de personas que podrían caber, con base al peso por metro cuadrado.

Esas sólo fueron algunos de los obstáculos que debieron vencer.

(Texto: Alberto González)



Temas relacionados:
Medio Ambiente
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]