Columnas políticas 23-06-17 ¿Cómo reaccionó EPN a #GobiernoEspía?
En la revisión de los espacios de opinión de los diarios este viernes, se critican las declaraciones del presidente sobre espionaje

 

Julio Hernández López, en La Jornada:

“La conclusión de la PGR está ya delineada: no hay espionaje porque Peña Nieto dice que no lo hay, y quienes le escuchaban, en Lagos de Moreno, le aplaudieron cuando eso dijo, lo cual podría constituir una especie de exoneración expedita por medio de palmas”.

Salvador Camarena, en El Financiero:

“Hay que reiterar, como dijimos Daniel Lizárraga y yo el día de la conferencia de prensa en que se dio a conocer el informe Gobierno Espía, esto no es acerca de nosotros (para empezar porque hay muchas más víctimas de la Operación Pegasus que los iniciales 14 “espiados”). El problema, subrayo, es que con este espionaje se vulneran los derechos de la ciudadanía a tener periodistas que puedan hacer su trabajo en las condiciones que garantiza la ley”.

Francisco Garfias, en Excélsior:

Desde hace décadas estoy convencido de que en México hay espionaje y que esas intromisiones clandestinas no se enfocan exclusivamente a criminales o terroristas. Sólo un ingenuo podría creer eso. De dónde sino de las grabaciones que en forma recurrente aparecen en los medios que contienen explosivas conversaciones telefónicas, videos comprometedores, imágenes acusadoras”.

Elisa Alanis, en El Universal:

“La gestión peñista, en lugar de combatir al crimen, es señalada por espiar a periodistas, defensores de derechos humanos, activistas. Desde febrero, organizaciones sociales indicaron que fueron blanco de ese monitoreo político. Nadie atendió el asunto. Hasta que The New York Times publicó un trabajo en el que retoma el impactante informe #GobiernoEspía. Si la respuesta al editor del diario, por parte de un subalterno en Los Pinos, sorprendió, las declaraciones de Peña Nieto son de escándalo. Ayer dijo que él también se ha sentido espiado, pero procura ser cuidadoso. Que espera que la PGR deslinde responsabilidades y aplique la ley a los que “levantaron falsos señalamientos contra el gobierno” (no a quien espió). Palabras dignas de una dictadura perfecta”.

Carlos Marín, en Milenio:

Vaya problema en que se metió Enrique Peña Nieto al perorar sobre un tema tan grave como el del real o supuesto espionaje del que se responsabiliza a su administración. Después tuvo que aclarar que no quiso decir lo que dijo. Si se escucha o lee su improvisación, es evidente que se equivocó al proferir lo que parecía una amenaza que, sin embargo, contradecía todo lo anterior que había dicho. No dudo de que Peña no quiso amenazar porque importa menos la literalidad que el sentido de lo que, valorado el contexto, quiere transmitir un personaje”.

Ximena Peredo, en Reforma:

“No acababa el gobierno de condenar y darse golpes de pecho por el asesinato de Javier Valdez, cuando nos enteramos que él mismo infecta periodistas y activistas para vigilarlos. La protección de intereses económicos podría ser el motivo del espionaje gubernamental a periodistas y activistas“.

Jairo Calixto Albarrán, en Milenio:

Lo de espiarnos los hunos a los otros no se me antojó porque está muy choteado. Tanto que hasta Ivonne Ortega dice que la espían los priistas que quieren dedazo y no democracia”.

Miguel Barbosa, en Milenio:

Aquí se apuesta al silencio, a que las cosas se olviden, a que los temas se mediaticen. No es un asunto menor el espionaje a los adversarios del sistema, es una violación grave a la libertad de expresión. Estamos en presencia de un poder en descomposición, de un poder que carece de controles. Estamos en presencia de una realidad deformada que quieren presentar como parte de nuestra normalidad política”.

Carlos Puig, en Milenio:

“A las siete de la tarde el corresponsal de NYT escribió que había recibido una llamada de Los Pinos diciendo que le aclaraban que Peña se había equivocado al dar su discurso y no amenazaba a nadie. Y el Presidente salió a un “chacaleo” a corregirse en la amenaza, a sostener lo demás. Pero en algún momento dijo: “Que no confundan lo que fue la indicación a la Procuraduría para que investigue si hay sustento en este tipo de afirmaciones”. ¿Quién quiere “confundir dando soporte”? No entiendo nada“.

Alfredo C. Villeda, en Milenio:

“Más allá de la falta de controles y contrapesos por parte del Congreso, que apenas está pensando cuándo pide cuentas sobre el caso, espanta saber que el Presidente se declare víctima del sentimiento de ser espiado y, peor aún, se ofenda por la sospecha de que el delito provenga de su gobierno, cuando es obvio que se le mire por ser uno de los compradores y usuarios del malware. Remata su discurso de ayer con la advertencia de que se puede proceder “contra quienes han levantado esos falsos señalamientos” y luego corrige. Si no son espías, son negligentes“.



Temas relacionados:
#GobiernoEspía
Politica
SOCIEDAD




    Contenido Relacionado


  1. Peña aclara que no ha dado alguna indicación contra periodistas o defensores (Nota y video)
    Junio 22, 2017 10:40 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]