Comunicado de la Mara Salvatrucha MS13 y Pandilla 18
Los líderes de las pandillas Mara Salvatrucha MS13 Y Pandilla18 emitieron un comunicado para negar que el gobierno de El Salvador haya intervenido en la tregua entre estas dos pandillas para el cese de homicidios
Aristegui
Aristegui Noticias

LOS VOCEROS NACIONALES DE LA MARA SALVATRUCHA MS13 Y PANDILLA 18

Al pueblo salvadoreño hacemos saber:

1- Que rechazamos enérgicamente la publicación irresponsable, tendenciosa, perversa y poco profesional al utilizar fuentes ficticias, q…ue un periódico digital hiciera publica el día 15 de marzo, en la cual se asevera sin fundamento alguno que el gobierno negoció con nosotros, a cambio de dinero, la reducción de la tasa de homicidios en el país; colocándonos, según nuestros códigos, en una situación de haber cometido traición a los más de 100,000 miembros que integramos la mara y la pandilla, para que seamos sujetos de represalias internas por tales hechos.

2- Lo que sí es cierto, es que desde el año anterior hemos iniciado internamente un profundo proceso de reflexión y análisis sobre los graves y acuciantes problema que enfrenta nuestro país, de los cuales nosotros hemos sido parte, como consecuencia de la guerra que nos hemos visto obligados a librar por causas sociales de exclusión, marginación, represión y de sobrevivencia. Las reflexiones en mención nos han llevado a las siguientes conclusiones:

a- Que si nosotros somos parte del problema, también podemos ser parte de la solución.

b- Que no deseamos seguir haciendo la guerra ni mucho menos seguirla profundizando ya que comparativamente con la guerra anterior de los ochenta que cobró un promedio de 17 fallecidos por día, hoy solo nos diferencian tres, con los catorce que se producen en la actualidad, es por ello y considerando el dolor que provoca a la sociedad, a nuestras familias y a nosotros, que hemos tomado esta decisión, porque nadie desconoce que una buena parte de los muertos los ponemos nosotros mismos.

c- Que pese a los errores que hemos cometido, por los cuales más de 10,000 de nuestros miembros purgan penas en los Centros Penitenciarios, no se nos puede objetar que también somos salvadoreños y que somos un sub producto social de las nefastas políticas socioeconómicas derivadas de los modelos que se han implementado en el salvador desde hace muchos años, que inclusive, nos llevaron a una guerra en la década de los ochentas, guerra de la cual nos consideramos sus hijos, porque la mayor parte de nuestros miembros perdimos a nuestros padres en ese conflicto, otros somos parte de hogares desintegrados por efecto de la emigración de nuestros padres y de nosotros, hacia otros países y por el desarraigo al ser desplazados de nuestros lugares de origen.

3- Nosotros somos personas que jugamos con la vida, principalmente con la nuestra porque no tenemos nada que perder, pero consideramos inaudito que existan personas como el periodista Carlos Dada, que se dan baños de pureza y profesionalismo, que pretendan jugar con la vida de nosotros y de otros tantos inocentes, con sus perversas y falsas aseveraciones sin considerar que con ello, lo único que provoca es ponerse a la baja altura moral que según él tenemos nosotros.
4- Por nuestras culpas, nosotros ya estamos pagando y en las peores condiciones, olemos excremento las 24 horas del día, dormimos apiñados, somos sujetos de ultrajes, se nos da trato de animales y no se respetan nuestros elementales derechos, sucumbimos sin adecuada atención médica a las enfermedades y nuestras familias que nos visitan, son víctimas de ultrajes y humillaciones y nuestros miembros en la calle, son sujetos de persecución, acoso, discriminación, represión, torturas y asesinatos por el simple hecho de estar tatuados con los símbolos que nos dan identidad.

5- Somos conscientes, que hemos ocasionado un profundo daño social, pero por el bien del país, nuestras familias y de nosotros mismos, pedimos que se nos permita contribuir en la pacificación de El Salvador, que no solo es de ustedes sino nuestro también.

6- No hemos negociado nada con este gobierno, ni pedimos hacerlo, estamos hartos de políticos corruptos y mentirosos porque ya hemos sido defraudados en situaciones anteriores, desde el gobierno de Calderón Sol nos han venido utilizando y pidiéndonos el voto de nuestras familias y al final nada se nos ha cumplido, en lugar de ello, han endurecido la forma de tratarnos sin considerar que con este comportamiento, lo único que se logra es agravar más la situación.

Es por ello que en esta ocasión para acompañar nuestro proceso de reflexión, preferimos solicitar el acompañamiento de la iglesia Católica y de la sociedad civil, a quienes agradecemos por su comprensión y apoyo, por lo cual les debemos un profundo respeto, aprecio y agradecimiento, principalmente a Monseñor Fabio Colindres obispo castrense y al Escritor Raúl Mijango, quienes nos han guiado para desmontar todos los planes que nuestros corredores tenían planificado, para boicotear el recién pasado proceso electoral, han facilitado que después de 20 años hayamos podido llegar a un acuerdo común entre las dos pandillas rivales, donde hemos logrado con la ayuda de todos los entes mencionados, disminuir significativamente los homicidios en el país y, en gesto de buena voluntad, cancelar toda acción que incluye los atentados en contra de militares, policías y custodios y contribuir a la pacificación, con el único objetivo que sea el pueblo salvadoreño el único beneficiado de todo este buen proceso.

7- Nuestra decisión es firme y está respaldada por el valor de nuestra palabra, por la cual damos la vida, dennos la oportunidad, apoyen a nuestros guías y no den crédito a posiciones obtusas que como en el pasado, siempre se opusieron y boicotearon salidas racionales y pacificas y provocaron el alargue de un conflicto que provocó decenas de miles de muertos.

8- Valoramos que el proceso que hemos abierto es histórico y será de mucho beneficio para el país, por eso pedimos que no lo bloqueen. A los políticos les pedimos que aprendan las lecciones del pasado y que no vengan a rasgarse las vestiduras con posiciones de ética y de moral colocando como malo hablar con nosotros, pues les recordamos que en varias ocasiones ellos ya nos han ofrecido dinero y otras ofertas a cambio de apoyo a sus campañas y de cesar nuestras actividades. A los que viven de hacer análisis les invitamos a renovar el esquema con el que analizan nuestro fenómeno, mientras nos sigan analizando solo como fenómeno delincuencial sus análisis serán erróneos y de igual manera sus recomendaciones para resolverlo, es necesario que entiendan de una vez por todas, que somos un fenómeno social y que la guerra que nos hemos visto obligados a librar, tiene causas socioeconómicas y por tanto su solución no solo es legal y de represión sino también con medidas sociales y económicas.

9- El camino de la reconversión que hemos iniciado es el resultado de un profundo esfuerzo de análisis y de discusión guiados por los facilitadores de la Iglesia y la sociedad civil, el cual, ya comienza a producir buenos frutos que son de beneficio para la sociedad. No pedimos que se nos perdonen penas por las faltas cometidas, solo que se aplique adecuadamente la ley, se nos trate como seres humanos, que nos apoyen a reinsertar social y productivamente a nuestros miembros dándoles oportunidades de trabajo y de estudio, que no se les discrimine y no se nos reprima por el simple hecho de estar tatuados sin haber cometido ningún tipo de hecho delictivo.

10-Finalmente reiteramos a toda la sociedad que si bien hemos sido parte del problema les pedimos se nos permita hoy ser parte de la solución, para lo cual requerimos del apoyo de toda la sociedad y del Estado para llevar a feliz término con la ayuda de Dios este proceso.

El Salvador, 19 de marzo de 2012 (Notimex)





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]