Guantánamo: castigos, brutalidad, ejecuciones simuladas, abusos…
Construida en la base naval norteamericana en Cuba, la prisión es la página negra de la lucha contra el terrorismo y uno de los símbolos del empleo de la tortura sobre los detenidos.
terrorismo-1981157w640

La prisión militar de Estados Unidos en la Bahía de Guantánamo, sureste de Cuba, abrió en enero de 2002 para los sospechosos de terrorismo, pero desató polémica en todo el mundo por presuntas violaciones a los derechos humanos y legales de presos.

Este controversial centro de detención que llegó a tener hasta 750 prisioneros, detenidos por las fuerzas estadounidenses en países como Afganistán e Irak, podría cerrar sus puertas finalmente, a iniciativa del presidente Barack Obama, quien así lo prometió en 2009.

Esta cárcel se encuentra dentro del complejo de la base naval estadounidense en Guantánamo, que es la más antigua de Estados Unidos fuera de su territorio y la única establecida en un país que no es aliado de Washington.

El establecimiento de esta base militar en Cuba data de 1898 cuando Estados Unidos tomó control sobre la isla durante la guerra hispano-estadounidense, la cual concluyó ese mismo año con la firma de los tratados de París, que delinearon la futura independencia cubana.

Tras la independencia de Cuba, en 1902, las tropas estadoundienses salieron de la isla pero gracias a la Enmienda Platt, Estados Unidos conservó el derecho de intervenir en el país cuando lo considerara necesario y construir en la isla bases navales y carboneras.

Así, a partir de febrero de 1903, el territorio que ocupa la base naval queda oficialmente arrendado a Washington “por el tiempo que lo necesitare”, según lo establece la propia Constitución cubana, disposición que fue ratificada en 1934 de manera indefinida.

En los años 90, la base militar operó como centro de detención de inmigrantes ilegales, más tarde albergó a haitianos contagiados de Sida, y posteriormente a cubanos que escapaban de la isla pero eran capturados antes de tocar tierra estadounidense.

Sin embargo, después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington, el presidente estadounidense George W. Bush ordenó que la base naval se utilizara como prisión para los detenidos sospechosos de terrorismo.

El centro de detención comenzó a recibir presos en los primeros meses de 2002 y de inmediato se convirtió en centro de polémica por presuntas violaciones de los derechos legales de los presos en el marco de los Convenios de Ginebra.

Los presos -la mayoría detenidos en Afganistán donde Estados Unidos lanzó la guerra en busca del entonces líder de la red Al Qaeda, Osama Bin Laden, a quien responsabilizó de los atentados- fueron despojados del estatus de prisioneros de guerra, garantizado por esos convenios.

Además, la mayoría de los prisioneros estuvieron recluidos en Guantánamo durante más de una década sin juicio, incluso muchos estaban acusados de asociación terrorista pero sin haber cometido actos de ese tipo.

A todas estas violaciones, se sumaron acusaciones de tortura y malos tratos hacia los detenidos en la cárcel, mismas que fueron denunciadas -plenamente documentadas- en múltiples ocasiones por organizaciones como Amnistía Internacional (AI) o Human Rights Watch (HRW). En enero pasado, AI señaló que la prisión se ha convertido en un “símbolo internacional de la injusticia” y “amenaza con situar a Estados Unidos entre los países que desprecian sistemáticamente las normas internacionalmente acordadas de justicia y derechos humanos”.

De acuerdo con datos del Departamento de Defensa de Estados Unidos, un total de 779 hombres han estado presos en Guantánamo desde el 11 de enero de 2002 y hasta este mes de febrero de 2016 permanecen sólo 91, de 19 países.

Según las cifras, 28 de los prisioneros restantes no pueden ser juzgados por falta de evidencias pero permanecen detenidos porque son considerados muy peligrosos.

El número de prisioneros que fueron retirados de Guantánamo durante la parte final de la administración de Bush, mientras que en lo que va de la gestión de Obama han sido 151. (Con información de Notimex)



Temas relacionados:
Estados Unidos


    Contenido Relacionado


  1. guantánamo2Cerremos “un capítulo en nuestra historia”: Obama sobre Guantánamo
    febrero 23, 2016 12:29 pm
  2. OBAMA2Al fin: Obama presentará plan para cierre de Guantánamo
    febrero 23, 2016 7:44 am
  3. ObamaEU debe cerrar prisión de Guantánamo, “símbolo internacional de la tortura”: AI
    enero 11, 2016 11:29 am
  4. ObamaObama analiza todas las opciones para cerrar Guantánamo: Casa Blanca
    noviembre 5, 2015 9:33 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Agustín Carstens dejará Banxico el 1 de julio de 2017.
Será gerente del Banco de Pagos Internacionales.