Columnas políticas 22/08: Juegos Olímpicos, Zavala y el Cártel Jalisco
"Ah, esos derechos humanos tan latosos, tan irritantes. Como mosquitos molestos zigzagueando alrededor de la almohada por la noche. Como ronchas que no se pueden rascar. Como una urticaria que nada cura", escribe Denise Dresser.
columna-poli

Fray Bartolomé en Reforma escribe: “Al hacer el balance de los Juegos Olímpicos, un dato que resalta es que cuatro de los cinco medallistas son parte de las Fuerzas Armadas. Tanto María del Rosario Espinoza, como Germán Sánchez e Ismael Hernández son elementos del Ejército Mexicano; en tanto que Lupita González es integrante de la Armada de México. Y seguramente no es mera casualidad”.

Nelson Vargas en El Universal opina: “El deporte, los deportistas, las selecciones nacionales deberían ser un proyecto de nación. Sin embargo, este cambia de acuerdo al “contentillo” de quien llega a dirigir el deporte nacional. Cada ciclo olímpico nos encontramos con que la persona que llega a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, responsable de dirigir el destino del deporte en el país, quiere cambiar todo o regresar al pasado, lo que sin duda ha producido desequilibrio”.

Bajo Reserva de El Universal apunta: “La titular de la Sedatu, Rosario Robles, estará hoy en el alma mater del presidente Enrique Peña Nieto, la Universidad Panamericana. Nos dicen que doña Rosario, quien últimamente ha tenido días muy largos coordinando los esfuerzos federales para atender los daños ocasionados por la tormenta Earl, asistirá a la UP, para, primero, inaugurar una serie de mesas de análisis sobre el uso del suelo en el marco de la reforma energética, y posteriormente, dictar una conferencia magistral”.

Jorge Castañeda en Milenio escribe: “Se escuchan dos discusiones paralelas y a la vez discordantes en la Ciudad de México hoy. Ambas involucran al gobierno de Peña Nieto y a su destino (…) crece exponencialmente cuando resulta que nadie le cree nada al gobierno, cuando los índices de popularidad y de credibilidad del gobierno se han desplomado, y cuando cada día hay nuevos escándalos (predial de Miami, Aristegui noticias, etcétera). Una Presidencia fuerte, apoyada por la opinión pública, puede tomar decisiones impopulares en el seno de un sector de la sociedad. Una Presidencia desacreditada en las encuestas, no. Es toda la diferencia”.

Denise Dresser en Reforma señala: “Ah, esos derechos humanos tan latosos, tan irritantes. Como mosquitos molestos zigzagueando alrededor de la almohada por la noche. Como ronchas que no se pueden rascar. Como una urticaria que nada cura. Esos derechos que para un alto porcentaje de los mexicanos se usan para “defender a delincuentes”, “liberar a malandrines”, “debilitar el Estado de derecho”.

Jesús Silva-Herzog Márquez en Reforma analiza: “Hablamos cotidianamente de la debilidad del Estado mexicano. Lo describimos pobre, frágil, a veces lo pintamos inerme frente a sus enemigos. Tengo la impresión de que esa imagen nos aparta de lo importante. Tal vez sea un error concentrarnos en esa supuesta debilidad. No lo digo para hablar de su corpulencia sino porque creo que desvía la atención de lo crucial. El problema fundamental del Estado mexicano no es tanto su raquitismo, su impotencia, sino su carácter salvaje, indómito”.

Margarita Zavala en El Universal asevera que: “Apoyé la iniciativa 3 de 3 porque la considero un paso importante hacia la rendición de cuentas. Como siempre seré congruente con esa convicción, y aun cuando no hay ley que me obligue, porque no tengo cargo público ni soy jefe de partido, presentaré mi declaración 3 de 3. El detalle de lo ya hecho público excede lo que la ley 3 de 3 establece”.

Frentes Políticos en Excélsior indica: “Morelos arde, es inocultable. El fin de semana fue violento, ocho personas fueron asesinadas en siete municipios. Zacatepec, Jiutepec, Cuautla, Totolapan, Miacatlán, Tepalcingo y Yautepec. A Graco Ramírez, gobernador de la entidad, le faltan poco más de dos años para concluir su gestión. Pero en el estado exigen su renuncia. Nunca implementó una estrategia para frenar la violencia y eso tuvo consecuencias”.

Leo Zuckerman en Excélsior dice: “No soy católico y estoy a favor de que los homosexuales puedan casarse y adoptar hijos. Creo, además, que la Iglesia tiene todo el derecho de oponerse a esta política pública. La grey católica y sus sacerdotes pueden expresar sus puntos de vista en donde se les pegue la gana, ya sea en homilías o en cualquier medio de comunicación, y manifestarse en contra del gobierno de Peña. Bienvenida su crítica, por más feroz que sea”.

Raymundo Riva Palacio en El Financiero señala: “El Cártel Jalisco Nueva Generación ha seguido los pasos de Los Zetas en la utilización de las redes sociales para propaganda e intimidación. Las usan para causar terror y ganar por esa vía batallas mentales. No son empleadas para persuadir sobre una idea o una acción, o para ganar adeptos por la vía del convencimiento. Tampoco como una herramienta de comunicación. En el caso del secuestro del hijo de Guzmán, se dieron tres momentos en escasas 24 horas, donde la difusión de imágenes, que estaban en poder de las autoridades de Jalisco, fue transmitiendo mensajes para receptores aún no identificados”.



Temas relacionados:
México
Opinión
SOCIEDAD


    Contenido Relacionado


  1. columna-poliColumnas políticas 19/08: Tanhuato, ‘El Chapito’ y Alfredo Castillo
    agosto 19, 2016 6:40 am
  2. columna-poliColumnas políticas 18/08: secuestro del hijo de “El Chapo” y regreso a clases
    agosto 18, 2016 7:07 am
  3. columna-poliColumnas políticas 17/08: los dos hijos de ‘El Chapo’
    agosto 17, 2016 6:48 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Inflación se acelera y sube 3.31% en noviembre
Es la más alta desde el 4.08 por ciento que registró en diciembre