Memorias USB a periodistas y más del #GobiernoEspía, en las columnas políticas
Los analistas políticos analizan este jueves las reacciones del gobierno federal y el Congreso ante el espionaje

Julio Hernández López, en La Jornada:

“Colocada bajo lupa nacional e internacional por el uso del malware Pegasus, la administración peñista no parece tener conciencia de su propia situación infame y hace llegar memorias con tufo troyano a periodistas que simplemente se preguntan si los políticos mexicanos son, o se hacen”.

Carlos Loret de Mola, en El Universal:

“Lo que revela el NYT, a veces de manera explícita, a veces entre líneas, es que la “marca México” es una lujosa fachada detrás de la que se esconde una enorme impunidad en un país donde, fundamentalmente, todo mundo puede hacer lo que le dé la gana”.

Carlos Puig, en Milenio:

“…tuvieron semanas para planear una reacción, para imaginar una estrategia de comunicación frente al escándalo. Nada. Una cartita equívoca y equivocada y una declaración apresurada del secretario de Gobernación. El procurador, responsable de investigar los presuntos delitos, escondido. Lo más: una declaración banquetera de un fiscal, ni siquiera la subprocuradora”.

Salvador Camarena, en El Financiero:

“La nación espera que el Ejecutivo sea obligado a explicar quién y por qué se espió. Y que eso se exponga en el pleno de la Permanente, el máximo órgano del Congreso, en estos meses”.

Javier Solórzano, en La Razón:

“¿Por qué las miradas se dirigen hacia el presidente como presunto responsable? No se debe a que necesariamente haya sido él quien haya diseñado la estrategia. Si no está en él lo que pasó, sí puede estar en él la responsabilidad, siendo la cabeza del gobierno mexicano, haya sido o no el que propuso espiar. Recordemos que sólo el gobierno tiene acceso al programa utilizado para espiar y, por ende, intimidar”.

Carlos Elizondo Mayer-Serra, en Excélsior:

“AMLO cree que basta su pureza para limpiar a México. Está equivocado. Se requiere construir instituciones fuertes con autonomía del poder y sujetas a rendición de cuentas. Una infraestructura institucional que en automático inicie una averiguación poderosa e implacable contra, por ejemplo, este artículo periodístico que señala la existencia de una red de espionaje en las agencias de seguridad del gobierno mexicano, no para combatir el crimen o la corrupción, sino a sus adversarios políticos”.

Pablo Hiriart, en El Financiero:

“… algo hay que hacer. Lo primero, sin duda, es exigir que las instituciones democráticas funcionen: se investigue el espionaje y castigo a los responsables de operarlo y ordenarlo, sean quienes sean”.

Carlos Urdiales, en La Razón:

“No hay pruebas ni hechos demostrados. Lo que existe y se confirma es una fe histórica inmensa, documentada, para que el escándalo del espionaje sea verosímil. Suficiente. Y como tal, ¿la PGR se va a investigar a sí misma, a Gobernación, a la Sedena?”.

Francisco Cárdenas, en La Razón:

“Justo en momentos en que un reportaje publicado por The New York Times reveló que un sofisticado y costoso programa adquirido por el gobierno de México para espiar criminales y terroristas ha sido utilizado para aplicarlo a activistas, defensores de derechos humanos y periodistas, el Sistema Nacional de Seguridad Pública informó que el pasado mes de mayo fue ‘el más violento de los últimos 20 años, al contabilizar dos mil 186 carpetas de investigación por homicidio doloso’”.



Temas relacionados:
#GobiernoEspía
Politica
SOCIEDAD




    Contenido Relacionado


  1. #AristeguiEnVivo 22 de junio: Congreso aborda #GobiernoEspía, ¿malware en PAN? y caso Martinelli
    Junio 22, 2017 7:52 am
  2. “Renuncia Peña por caso #GobiernoEspía”. Ver detalles: (link utópico, como esta columna)
    Junio 22, 2017 7:47 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]