México lucha contra el chicle pegado; legislador propone impuesto
Juan Manuel Diez, legislador del PRI, apoya la iniciativa por el gasto que implica el retiro de la goma de mascar de las banquetas.
El GDF gastó más de 50 mil pesos en retirar chicles de la calle Madero, en el Centro Histórico. (Foto: Archivo/Cuartoscuro)

El legislador priista Juan Manuel Diez Francos propuso la aplicación de un impuesto de 50 por ciento al precio del chicle en México para apoyar a los gobiernos locales que anualmente gastan en retirar la goma de mascar pegada en calles y edificios.

En la iniciativa publicada en la Gaceta Parlamentaria, el diputado justifica que se trata de un impuesto para gravar la contaminación.

En México se consumen anualmente 1.5 kilogramos per cápita de chicles, lo que hace que el país sea uno de los principales consumidores a nivel mundial, después de Estados Unidos, según cifras de productores y analistas. La consultora de canales mayoristas ISCAM, concluye que el alto consumo de chicle en México se debe a que el precio de este producto es accesible para los clientes.

Gran parte de los consumidores, una vez que disfrutó la golosina, arroja sus chicles a la calle, por lo que quedan pegados en banquetas avenidas y edificios. Retirarlos implica un alto costo para los gobiernos.

Tan sólo en el DF cuesta 75 centavos por unidad el retirar la goma de mascar pegada en la vía pública. Ricardo Jaral Fernández, coordinador ejecutivo de conservación del espacio público del Centro Histórico, informó al diario Reforma que en un mes retiraron 77 mil 886 chicles sólo en la calle de Madero, el en centro, a un costo de 58 mil 414 pesos.

Con la iniciativa del priista, México se une a una lista de países que desde hace años libran una dura batalla en contra del chicle pegado en las calles.

  • En  Irlanda del  Norte, el Partido de Alianza presiona al Ministerio del Medio Ambiente para imponer un impuesto a la goma de mascar para costear las 22,000 libras anuales que el gobierno capitalino de Belfast emplea para retirar del centro de la ciudad la goma de mascar pegada en las banquetas y pavimento.
  • En Inglaterra, a través de diversas encuestas, como la aplicada en 2010 por el Panel Populus Saga, sugieren que la mayoría de los habitantes aprueba la imposición de un gravamen con el mismo fin, para destinar lo recaudado a labores de limpieza en las calles. Los ingleses consideran que un impuesto de entre 1 y 10 centavos sería apropiado.
  • En octubre de este año, la asamblea en Gales rechazó la imposición e un impuesto de 5 centavos por paquete chicles y optó por combatir el problema fortaleciendo las tareas de educación.
  • En 1992, Singapur optó por la prohibición de la goma de mascar para garantizar así la limpieza de sus calles y evitar el gasto de recursos en quitar la goma pegada. En 2004 se retractó parcialmente y permitió la comercialización de chicle sin azúcar.





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]