Privatización de petróleo en Brasil desata enfrentamientos
6 personas resultan heridas en protestas contra la licitación de la reserva petrolera 'Libra' que inicia este lunes; compiten empresas chinas y de India, entre otras. Sindicalistas se oponen al concurso y acusan privatización de la reserva que contiene 12 mil millones de barriles de oro negro.
Privatización petrolera desata protestas en Brasil
(Foto: Xinhua)

Brasil licita este lunes su mayor reserva petrolera, en medio de choques entre manifestantes y policías en Río de Janeiro.

El gobierno de Dilma Rousseff pone a concurso el campo de petróleo Libra de Petrobrás, uno de los mayores del mundo, con reservas estimadas en 12 mil millones de barriles.

Empleados sindicalistas del sector encabezan las manifestaciones contra la privatización del sector. El fin de semana, derribaron una barrera de seguridad en las inmediaciones del hotel Windsor, en Barra de Tijuca, donde esta tarde se efectuará el proceso.

En este escenario, los inconformes fueron dispersados por la policía del país con gases lacrimógenos y balas de goma. Hasta el momento, seis personas resultaron heridas.

El gobierno desplegó a más de mil elementos de seguridad, además, acordonó calles para impedir que manifestantes interrumpan en un acto en el que participa la presidenta Rousseff.

La mandataria anuncia que este proceso será la cumbre de un plan energético para erradicar la pobreza y colocar a Brasil entre los países desarrollados.

El mar abierto a concurso

En la licitación de este lunes serán adjudicados los derechos de producción de Libra, un gigantesco yacimiento mar adentro en las costas del océano Atántico que contiene entre ocho y 12 mil millones de barriles de petróleo recuperable, de acuerdo con cálculos del regulador petrolero brasileño y la firma estadounidense de certificación Degolyer & MacNaughton.

Con esto, el país sudamericano espera recaudar unos 400 millones de dólares en impuestos durante los próximos 30 años.

La operación está avalado con un marco legal sobre las reservas petroleras de las costas de Río de Janeiro contenidas bajo gruesas capas de sal en el mar.

Con una nueva legislación, la petrolera estatal brasileña Petrobrás deberá liderar el desarrollo de los yacimientos como operador.

Rousseff, ex ministra de Energía en el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, espera que los ingresos de Libra y otros yacimientos financien escuelas, hospitales y otros servicios sociales en un país con fuertes desigualdades.

“Libra y el subsal van a transformar nuestra economía, igual que el petróleo y el gas de esquisto están transformando a la economía de Estados Unidos”, dijo el Ministro de Energía Edison Lobão, al llegar ayer al hotel donde tendrá lugar la licitación.

Aspirantes de todo el mundo

Petroleras como Exxon Mobile Corp, Chevron Corp y BP Plc, declinaron participar en la licitación por temor a que el gobierno de Roussef genere pérdidas los miles de millones de dólares necesarios para explorar y desarrollar Libra.

En total, 11 compañías se inscribieron para el concurso federal, apenas una cuarta parte de lo esperado.

La china CNOOC domina la lista de postulantes calificados. China National Petroleum Corp, la india Oil and National Gas Corp, la colombiana Ecopetrol SA, la estatal malaya Petronas y la operadora japonesa Mitsui Co también están entre los postulantes.

La francesa Total SA y Royal Dutch Shell Plc también pagaron para participar, al igual que la Galp Energia SGPS SA y la española Repsol SA

(Con información de Reforma y El País)

Aquí el video de los enfrentamientos:



Temas relacionados:
América Latina
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Inflación se acelera y sube 3.31% en noviembre
Es la más alta desde el 4.08 por ciento que registró en diciembre