Marchas de jóvenes, contra regresión al México corporativo: Lorenzo Meyer

En la mesa política de Noticias MVS, Denise Dresser, Sergio Aguayo y Lorenzo Meyer abordaron las protestas del fin de semana contra el candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, y otra a favor de Andrés Manuel López Obrador
Este sábado, cientos de personas se manifestaron contra el candidato presidencial Enrique Peña Nieto, cuyo posible triunfo en la elección calificaron como un "retroceso". (Foto: Adolfo Vladimir/Cuartoscuro)

Las marchas ciudadanas del fin de semana en rechazo a un candidato presidencial y en apoyo de otro se caracterizaron por ser apartidistas, sin liderazgos ni discursos, y mostraron el temor de la sociedad al regreso del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al gobierno, señalaron los analistas Denise Dresser, Sergio Aguayo y Lorenzo Meyer.

En la mesa política de Noticias MVS primera emisión, los columnistas se refirieron a la marcha del sábado contra el priista Enrique Peña Nieto, y a la de apoyo al candidato de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador; en las que se mostró un rechazo creciente al posible regreso del PRI a la Presidencia de México, posibilidad que es vista por los manifestantes como algo dañino para el país.

Lorenzo Meyer afirmó que el principal temor del PRI es la existencia de un espíritu realmente ciudadano, y comparó la visión que ofrecen las marchas ciudadanas contra la organizada por el sindicato petrolero: “por un lado manifestaciones que no tienen un liderazgo visible, y por otro lado petroleros con camisetas rojas; es el México corporativo que no se va y que arropa a sus líderes independientemente de lo que hagan. Ahí están los dos Méxicos, estas eleciones sí que tienen alternativa: esa visión espontánea y nueva, o esa mancha roja donde ya sabemos lo que va a pasar porque no hay nada nuevo, organizada por corporativos sobre los que se apoya el PRI”, puntualizó.

“Esto muestra un escenario novedoso en la política, parecería que los estudiantes han encendido una mecha de participación, de denuncia, la marcha anti-Peña superó las expectativas (…) fue apartidista, horizontal, sin liderazgo, entusiasta y alegre. Hay un sentimiento antipriista que va creciendo, surgido desde abajo, de universitarios cansados de que la esencia de su protesta no aparezca en los principales medios y diarios”, expresó la politóloga Denise Dresser.

Por su parte, Sergio Aguayo destacó que esta marcha consiguió muy rápidamente uno de sus objetivos: derrotar la manipulación de la información sobre las marchas en los medios, cosa que las protestas estudiantiles de los años 60 no pudieron conseguir. Asimismo, el analista subrayó la rapidez con la que los jóvenes obligaron a los priistas a recular sobre las acusaciones que profirieron a los estudiantes, a quienes llamaron “intolerantes”.

“Lo más sorprendente es obligar a la todopoderosa Televisa a modificar su cobertura. Pasaron de la indiferencia y silencio habituales al reconocimiento, al menos en la cobertura. El tiempo que Loret dedicó a narrar los hechos es sorprendente”, puntualizó Aguayo.

Lorenzo Meyer se refirió a los ataques contra estudiantes que protestaban contra Enrique Peña Nieto en Colima, suceso que el analista atribuyó a una de dos razones: “una imbecilidad”, o el principio de una política que van a seguir los estados priistas “que pudiera ser el anuncio de lo que sería el gobierno del PRI en el sexenio 12-18, ahí está todavía el impulso antiguo”, puntualizó.

 



Temas relacionados:
Manifestaciones


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]