Asesinato de embajador busca “elevar tensión” entre Turquía y Rusia: Meschoulam
Moscú apoya al régimen sirio de Bashar al-Assad, mientras que Ankara está con los rebeldes. Al intervenir directamente en el conflicto, ambas naciones se convierten en blanco de este tipo de acciones.

El asesinato del embajador ruso en Turquía, Andrei Karlov, busca generar mayor tensión entre Ankara y Moscú por el conflicto en Siria, consideró el internacionalista, Mauricio Meschoulam.

Recordó que Rusia ha brindado apoyo político, financiero y militar al régimen del presidente sirio Bashar al-Assad, mientras que Turquía respalda a los rebeldes que pretenden derrocarlo.

Al intervenir directamente en el conflicto sirio, ambas naciones se convierten en blanco de este tipo de acciones que buscan desestabilizar más la zona y tomar a Siria como “baraja de cambio”.

En entrevista con Aristegui Noticias, el especialista en terrorismo, mediación y paz dijo que pese al objetivo de tensar las relaciones entre Rusia y Turquía, estos países minimizaron el asesinato del diplomático.

Incluso, añadió, han manifestado que continuarán trabajando de manera conjunta para buscar el cese al fuego en Siria y permitir el desalojo de la población civil de la ciudad de Alepo.

Para Meschoulam, lo cierto es que este tipo de hechos han permitido que al-Assadrecupere terreno e imponga sus condiciones“, lo que anticipa la derrota de los rebeldes.

Interrogado sobre la postura que asumirá ante el conflicto el futuro presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el internacionalista estimó que por el acercamiento con Rusia, lo más probable es que el magnate respalde también al régimen de al-Assad.

Siria será una baraja de cambio y Rusia va a generar condiciones para que Alepo sea vencida y arrebatada a los rebeldes”, añadió.

Mauricio Meschoulam señaló que no hay -hasta ahora-, elementos para considerar que el asesinato del embajador ruso y el ataque contra un mercado navideño en Berlín, Alemania, en el que murieron 12 personas, estén conectados.

Incluso, apuntó que al momento se desconoce si el asesino de diplomático, Mevlut Mert Altintas, actuó a título personal o representaba a un grupo.

Lo cierto, concluyó, es que estos hechos confirman “un cierre de año complicado” y expresó que el reto para las potencias mundiales es que “encuentren los caminos de diplomacia y le apuesten menos a la confrontación”.



Temas relacionados:
Mundo
Rusia
Siria
Terrorismo
Turquía


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]