Los sindicatos detrás de la huelga general en Argentina

Las organizaciones de trabajadores argentinas mostraron una división luego de que tres de las cinco agrupaciones más importantes apoyaron el paro general contra el régimen de Cristina Fernández de Kirchner.
(Foto: El Clarín)

Argentina es el segundo país con mayor tasa de afiliación sindical de latinoamérica con 37%, solo superada por Cuba que registra un 71%.

Dos de las organizaciones más importantes de Argentina convocaron a la huelga general de este martes. La Confederación General del Trabajo (CGT) y la Central de Trabajadores de Argentina (CTA), ambas agrupan en conjunto a 3.9 millones de trabajadores, quienes tomaron las calles de Buenos Aires y otras ciudades de para protestar contra la actual situación económica de los trabajadores.

La CGT se fragmentó en tres organizaciones en 2008. La CTA también se dividió en 2010. Ambas órganos sindicalistas se polarizaron  entre quienes apoyan y quienes rechazan la política y la economía de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner,

Estos son las posturas que representan los cinco eje sindicales en Argentina:

  • CGT oficialista (progubernamental): es la que se ha mantenido fiel a la jefa de Estado y es la que agrupa a los sindicatos con más afiliados (el de comercio, con 432 mil; el de sanidad, con 187 mil; el de la industria eléctricas, con 74 mil; el de la industria de alimentos, con 189 mil. La mayoría de los sindicatos de esta central apoyaron o permitieron en su momento las políticas neoliberales, de privatización y flexibilización laboral, del ex presidente Carlos Saúl Menem.
  • CGT moyanista: Moyano fue el líder de la CGT unificada entre 2004 y 2012 y como tal constituyó un soporte importante para los gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández, pero la alianza se quebró después que la jefa de Estado desatendiera las reclamaciones del jefe camionero para que incluyera más sindicalistas en las listas de candidatos a legisladores en las elecciones generales de 2011. Desde entonces Moyano ha levantando más quejas, sobre todo por el efecto de una inflación que alcanza al 22% anual.
  • CGT Azul y Blanca: el movimiento surgió en 2008 y está compuesta por sindicatos filiales al peronismo disidente, de posiciones más conservadoras y opositoras a Fernández. Desde que este año perdió al sindicato de trabajadores rurales, solo cuenta con un sindicato numeroso, el de empleados de la industria hotelera (162 mil afiliados), cuyo líder, Luis Barrionuevo, encabeza esta central.
  • CTA oficialista: apoya al Gobierno de Fernández y está liderada por el más numeroso sindicato de maestros, el que agrupa a 294 mil trabajadores. Su secretario general, Hugo Yasky, pertenece a ese colectivo. También agrupa a sindicatos de trabajadores de la industrias textil, de los telefonistas y trabajadores del metro en Buenos Aires.
  • CTA opositora: Varios sindicalistas de la CTA se han enrolado en partidos opositores, como el caso de su líder histórico, Víctor de Gennaro, que es diputado del Frente Amplio Progresista (FAP). El principal sindicato de la CTA opositora es uno de funcionarios (con 143 mil afiliados) y se han manifestad en contra una segunda reelección de Cristina Fernández de Kirchner en 2015.
(Con información de El País)

 

 



Temas relacionados:
América Latina
Dinero y Economía


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]