Columnas políticas 20/10: Duarte, el EZLN y los suspirantes 2018
"A Duarte de Ochoa se le permitió que desplegara un plan a su conveniencia", sostiene El Astillero.
columna-poli-blue

Julio Hernández en La Jornada: “El teatro justiciero que se ha armado no ha convencido al respetable público, de entre el cual surgen múltiples críticas y abiertos pitorreos ante un libreto tan malo y actores incapaces de transmitir una sensación de credibilidad. A Duarte de Ochoa se le permitió que desplegara un plan a su conveniencia: pidió licencia, hizo declaraciones de exculpaciones por sí mismo, logró que una pieza de su baúl quedara como gobernador interino y desapareció de la escena pública, mientras la PGR estudiaba la situación y, en los hechos, el gobierno federal amigo le solapaba al amigo gobernador (con licencia) que huyera. Es probable, sin embargo, que las necesidades políticas de Los Pinos requieran de la estancia del amigo Javier tras las rejas, aunque sea por un lapso no muy largo y con ofrecimiento de posterior liberación por errores procesales sembrados. Sería la culminación de este pésimo melodrama político, con Peña Nieto presumiendo al Nuevo-Nuevo PRI que es capaz de llevar a la cárcel (aunque sea por un rato) a un (ex) gobernador, decidido Los Pinos a luchar a fondo contra la corrupción. ¡Olé!”.

Trascendió de Milenio apunta: “El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, sostuvo el pasado martes 11 de octubre una reunión a puerta cerrada con Ricardo Ramírez Nieto, presidente de la Sección Instructora de la Cámara de Diputados, justo la víspera de que el entonces gobernador constitucional de Veracruz, Javier Duarte, solicitara licencia al cargo. Ocho días después, el legislador priista salió a declarar que el aparentemente prófugo mandatario con licencia perdió el fuero y está sujeto a una acción penal de la PGR, a contrapelo de las voces de la oposición que paradójicamente sostienen que Duarte mantiene la inmunidad”.

José Woldenberg en Reforma apunta que “el EZLN puede salir de su aislamiento, buscar multiplicar su base de apoyo, poner a circular su diagnóstico y sus propuestas, recorrer el país para entrar en contacto con ciudadanos y organizaciones de diferentes latitudes, hacer aún más visible la situación y las reivindicaciones del mundo indígena, innovar en política a la luz del día, explotar los derechos y libertades como lo hacen otras expresiones”.

Martha Anaya en Alhajero de 24 horas: “Los priistas tomaron nota del mensaje político enviado ayer por sus dirigentes desde el Monumento a la Revolución: Aurelio Nuño se reincorpora a la baraja presidencial. Ésa fue su lectura en el 171 aniversario luctuoso de su fundador, Plutarco Elías Calles, cuando Enrique Ochoa Reza cedió todo el espacio al secretario de Educación en el evento. “Es el reacomodo del grupo Videgaray…”, susurraban entre los más colmilludos. Los integrantes del equipo del ex secretario de Hacienda vuelven a tomar aire, se reposicionan y comienzan a accionar en grupo de nuevo”.

En Bajo Reserva de El Universal se indica “un miembro de Morena pisó el Palacio Nacional. Se trata del jefe delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, quien en 2018 busca despachar desde el edificio vecino de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México. Este miércoles acudió a Palacio pare reunirse con el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, quien también busca quedarse en 2018 en el Palacio Nacional, pero en la oficina presidencial. Ayer, ambos demostraron que aunque sus ideas políticas son antagónicas, pueden dialogar y quizá en algún momento, si los astros se les alinean a ambos, hasta ser buenos vecinos”.

Templo Mayor de Reforma hace una comparación: “En el último debate entre Hillary Clinton y Donald Trump hubo noticias buenas y malas… y peores. La buena fue para Enrique Peña Nieto, pues el republicano lo describió como “a nice man”. La mala fue para México, dado que insistió en su idea del muro y, pese a que le pusieron hasta tapete en su visita a Los Pinos, no se retractó ni un milímetro en todo lo que ha dicho de nuestro país. Otra buena fue que si Clinton gana, impulsará, ahora sí, la reforma migratoria que durante años se ha venido posponiendo en Estados Unidos. La mala: que las deportaciones seguirán, como ya ha venido ocurriendo con Barack Obama. La peor noticia fue para la democracia norteamericana, pues Trump no sólo copió aquello de que hay un “compló” en su contra, sino que ya está quejándose de un supuesto fraude electoral y, ¡el colmo!, amenaza con ni siquiera reconocer su derrota”.

Francisco Martín Moreno en El Universal: “El proyecto de Constitución para la CDMX pierde una gran oportunidad de evadir la demagogia y el populismo, debido a que los legisladores asambleístas consideran indispensable seducir a los capitalinos. El tercer párrafo del artículo 4 de nuestra Carta Magna a la letra dice: “Toda persona tiene derecho a la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad. El Estado lo garantizará.” Por supuesto que cabría el amparo ante la existencia de 60 millones de mexicanos en la pobreza. ¿Procede la indemnización? ¡Ja…! Si se trata de promulgar un conjunto de buenos propósitos sin el menor contenido coactivo, ¿entonces para qué elevarlos a nivel constitucional?”.



Temas relacionados:
Periodismo
SOCIEDAD
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]