Juliette Binoche en el Festival Internacional de Cine de Morelia
La actriz, quien es invitada de honor del festival, presentó la película “Las nubes de María”, dirigida por Olivier Assayas.
Binoche 1

La diva del cine francés Juliette Binoche, invitada de honor del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), aseguró que un actor debe poseer sensibilidad, transparencia y capacidad para transformarse constantemente.

Sonriente y dispuesta a compartir algunas anécdotas con la prensa, la actriz que trabajó con directores como Leos Carax, Anthony Minghella y Krzysztof Kieslowski, saludó en español a los asistentes, para luego agradecer al festival la oportunidad de hablar no sólo del cine francés, sino de ir más allá de sus fronteras.

“Estoy muy emocionada de estar aquí, es un festival al que siempre había querido venir pero no había podido por estar trabajando, además es el segundo festival latinoamericano en el que participo, después de Argentina”, señaló durante su estancia en la capital michoacana.

Binoche recordó su primer acercamiento con la actuación, cuando era niña y en la escuela interpretó a un rey; a partir de ahí descubrió que lo que más le gustaba era jugar a ser actriz, pero a los 17 años le quedó aún más claro su necesidad de compartir y hacerlo a través de la actuación.

“A veces me cuestiono porqué me metí en este oficio tan horrible, que a toda hora te exige poner en situaciones intensas, pero creo que es la mejor manera de crecer”, aseguró la ganadora de más de una veintena de premios, entre ellos un Oscar, un César y un Bafta.

La también premiada en Cannes, Venecia y Berlín consideró que en todo actor y todo ser humano existen un sinfín de posibilidades; “podemos tener sensibilidades diferentes, pero todos poseemos la capacidad de transformarnos”.

La versatilidad describe a Juliette Binoche, para quien cada personaje a interpretar es un desafío. “Cuando algo parece fácil, me gusta encontrar una vibración y ponerme en peligro… Yo no puedo juzgar mis papeles, trato de entenderlos, creo que antes de filmar no podemos tener un juicio”.

También compartió su experiencia al trabajar con la cineasta mexicana Patricia Riggen en el filme “Los 33”, que narra la historia de los mineros chilenos que quedaron atrapados tras el derrumbe de la mina San José, y en el que interpreta a la hermana de una de las víctimas.

“Patricia fue capaz de destacar y dirigir perfectamente a 200 personas. La conexión con ella y con la historia fue inmediata, todos estábamos involucrados, sabíamos que era una historia que se tenía que contar”, expresó la actriz, quien no pudo evitar que la voz se le quebrara al recordar la tragedia.

Finalmente Binoche negó sentirse frustrada por no explorar el mundo de la dirección de cine; “preferí trabajar con grandes directores, que saben que el actor es el centro de la creación… Es cierto que he tenido historias que me gustaría contar, pero creo que no tendría tiempo de escribirlas”.

En la charla, la actriz estuvo acompañada de la directora del FICM, Daniela Michel; Jean Christophe Berjon, agregado audiovisual de la embajada de Francia, y la crítica de cine Isabelle Giordano.

Ellas describieron a la invitada como “un libro abierto al mundo, una persona que comparte lo que sabe, símbolo del cine francés y la actriz más internacional de su país”.

Juliette Binoche presentó la película “Las nubes de María”, dirigida por Olivier Assayas, como parte de una serie de actividades que realizará en el Festival Internacional de Cine de Morelia.

(Con información de Notimex)



Temas relacionados:
Cine
Cultura
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]