Los piratas ‘pirateados’: Disney se mantiene firme ante hackers
La cinta 'Los piratas del Caribe: la venganza de Salazar' fue publicada ilegalmente en Internet luego de que la productora se negó a pagar un 'rescate'.
(Foto: Pirates of the Caribbean)

Esta semana, hackers publicaron en varios sitios de descargas ilegales la cinta Los piratas del Caribe: la venganza de Salazar, luego de que Disney se negó a pagar un rescate para evitar que la película se filtrara al público.

La nueva entrega de la saga enfrentará al capitán Jack Sparrow con un viejo enemigo, interpretado por Javier Bardem, quien acaba de escapar del Triángulo de las Bermudas.

En esta ocasión, también regresarán los rostros familiares de Geoffrey Rush como el capitán Barbosa y Kevin McNally como Joshamee Gibbs.

El monto exigido por los ciberdelincuentes supuestamente ascendía a 80 mil dólares, cifra insignificante si se considera que la compañía productora ha ganado 3 mil millones de dólares por la franquicia con Johnny Depp al timón.

El caso no es único. Este mes, un hacker conocido como The Dark Overlord robó episodios de varias cadenas televisivas, entre ellas la esperada quinta temporada del programa Orange is the new black de Netflix.

El ciberdelincuente también pidió un rescate al servicio de streaming para evitar que los episodios terminaran en la red, pero Netflix se negó a pagar la suma, que no se dio a conocer.

The Dark Overlord cumplió su amenaza y los primeros diez episodios del nuevo ciclo de la serie salieron a la luz en sitios ilegales de descarga.

Netflix, desafiante, mantuvo la fecha de estreno oficial de la serie el 9 de junio, en una apuesta a la fidelidad de sus suscriptores y a un nuevo modelo de consumo de entretenimiento.

Y por ahora, parece que Disney y Netflix tomaron la decisión correcta.

 

Piratas, una especie en peligro de extinción.

En 1718, la Corona británica lanzó una oferta irresistible para muchos forajidos: todos los piratas en el Caribe y las Bahamas que se rindieran antes del 5 de septiembre de ese año, serían indultados.

Quienes no quisieran cooperar por las buenas, enfrentaban un horizonte sombrío, ya que si continuaban las operaciones ilegales de saqueo luego de esta fecha, serían ejecutados.

Casi 300 años después, una especie distinta de ‘piratas’ enfrenta la extinción.

La piratería de contenidos en Internet, que hasta ahora había logrado sobrevivir varios embates legales para controlarla, parece gradualmente haber sucumbido ante las alternativas legales de streaming, como Netflix, Amazon y Hulu.

Aunque los servicios de streaming tienen un costo, a cambio del cual ofrecen al usuario acceso al contenido para verlo las veces que quiera, aventajan a los sitios ilegales en cuanto a comodidad, ya que en muchas ocasiones las plataformas ‘pirata’ requieren de paciencia para rastrear la cinta o el episodio de televisión que se quiera ver, ofrecen poca calidad en la imagen y abren las puertas a virus peligrosos.

Un estudio de la Oficina de Violación a Derechos de Autor en Reino Unido demostró que el aumento en la popularidad de los servicios de streaming coincidió con un decremento en el porcentaje de población que optaba por ver contenido distribuido de manera ilegal en Internet, de 17% en 2013, hasta una cifra récord de 15% en 2016.

El mismo estudio mostró que un 20% de las personas que descargan contenido ilegal dejarían de hacerlo si lo que quisieran obtener estuviera disponible de manera legal.

Con un creciente catálogo y tarifas bajas que permiten suscribirse a más de un servicio de streaming de manera simultánea, la oferta para el consumidor de productos distribuidos legalmente es cada vez más amplia.

Adicionalmente, un informe de la Comisión Europea demostró por cada 47 reproducciones en streaming que se hace de una canción en Spotify, se evita una descarga ilegal de esa misma canción.

Pero la prueba más contundente de la efectividad de estos nuevos distribuidores de contenido es que BitTorrent, uno de los sitios en los que se publicó la cinta robada a Disney, representaba el 23% del tráfico de banda ancha de Estados Unidos en 2011. Hoy, solo asciende a 5%.

Y este miércoles, tan sólo un día después de que los hackers hicieran efectiva su amenaza, Extra Torrent, uno de los sitios más populares para la compartición de contenidos ilegales, anunció su cierre definitivo.

El modelo de streaming está lejos de ser perfecto. El porcentaje de ganancia que reciben los artistas es mucho menor que en otras vías de distribución y ante la falta de competencia, ciertas empresas han monopolizado el mercado emergente.

Pero su uso como herramientas contra la violación de derechos de autor se verá puesto a prueba este fin de semana con los resultados en taquilla de la nueva entrega de Piratas del Caribe.

Mientras tanto, la resistencia opuesta por Netflix y Disney parece haber declarado la guerra contra una nueva forma de chantaje virtual.

Y aunque por el momento servirá de advertencia para desalentar a los hackers que se vean tentados a seguir este modelo de extorsión, esta postura firme sólo será efectiva temporalmente… hasta que alguien sucumba y pague el rescate.



Temas relacionados:
Cine
Espectáculos




    Contenido Relacionado


  1. Llega a la Cineteca “La Plaza de la Soledad”, documental que da voz a las sexoservidoras (Nota y video)
    Mayo 19, 2017 2:49 pm
  2. Hackers roban próximo estreno de Disney y piden recompensa para no publicarla
    Mayo 16, 2017 9:12 am
  3. Series de televisión y ciclos de cine en honor a Juan Rulfo
    Mayo 15, 2017 6:04 pm
  4. Japón y Surcorea reportan nuevos ciberataques del virus #Wannacry
    Mayo 15, 2017 7:44 am
  5. Stephen King, el escritor de películas
    Mayo 13, 2017 10:08 am
  6. La lista negra de Hollywood en la que todos quieren estar
    Mayo 6, 2017 9:49 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]