Las orejas del Generalísimo (Videos)
Hablar de la relación Real Madrid y Francisco Franco, así como de las primeras cinco Copas de Europa, con un madridista recalcitrante, es reavivar una polémica eterna.
(Foto: www.elconfidencial.com)

A unos cuantos días para que ruede el balón en el Millennium Stadium de Cardiff, una de las Finales de Champions League que más expectativa ha provocado al chocar dos equipos de prosapia como Real Madrid y Juventus, vamos a meternos en camisa de once varas y provocaremos a los madridistas más recalcitrantes al recordar la espinosa relación del club español con el régimen franquista, así como sus primeras cinco Copas de Europa, hoy Liga de Campeones de Europa, que para muchos no deberían ser contabilizadas en su palmarés.

Y es que junto al hecho de que el Real Madrid debe a los hermanos de origen catalán, Carles y Joan Padrós, su fundación oficial el 6 de marzo del 1902, hay otros aspectos en la historia del club más ganador en la liga española (32) y la justa continental (11), que más valdría no desenterrar.

Uno de ellos, el principal, es el florecimiento del Real Madrid bajo la dictadura de Francisco Franco (1939-1975), una relación que a decir del periodista Carles Torras iba mucho más allá de la amistad, como lo explica en su puntilloso documental: “Madrid Real. La leyenda negra de la gloria blanca”.

El torbellino provocado por Torras Dalmau dio lugar en los tabernáculos madridistas a una exhaustiva revisión con el objetivo de desmitificar los supuestos favores de Franco al Real Madrid, revelando que en 36 años del régimen militar , los “merengues” conquistaron 14 títulos de Liga, por ocho del Barcelona, cinco del Atlético de Madrid, cuatro del Valencia, dos del Athletic de Bilbao y uno del Sevilla, es decir, no había campeón por decreto.

Sin embargo, la mano de Franco y sus colaboradores fue muy evidente a partir de 1954, cuando Real Madrid rompió una larga sequía y conquistó su tercer título de Liga, primero durante los años de dictadura, como lo señala el periodista barcelonés.

Bajo la presidencia de Santiago Bernabéu (1943-1978), Real Madrid pasó de ser una equipo de “provincias”, según su propia expresión, al mejor club de Europa y nombrado por la FIFA como el más grande del Siglo XX. Proyección que no se alcanzaría en tan poco tiempo sin la decidida participación del régimen militar.

Según Torras Dalmau, el extraordinario crecimiento de la entidad madridista en la década de los cincuentas, 14 títulos de 21 disputados entre 1954 y 1975, coincidiendo con los años fuertes de la dictadura, se debe a tres pilares fundamentales: la construcción de un estadio moderno, el fichaje de una figura mundial y la internacionalización del club.

Para la edificación de lo que hoy es el majestuoso Estadio Santiago Bernabéu en 1945, en plena posguerra, y su inauguración sólo dos años después, se destinaron 980 mil pesetas de la época, procedentes de los fondos públicos. Dinero de todos los españoles para una obra privada.

Asimismo, la injerencia del régimen franquista en los repentinos cambios de reglamento, promulgados por el Consejo de Ministros, permitieron al Real Madrid fichar al argentino Alfredo Di Stéfano en 1953 y dar por cerrada una violenta pugna con el Barcelona.

No paso mucho tiempo para que la “Saeta Rubia” marcara la diferencia en cada uno de los encuentros que disputó con la camiseta blanca y se convirtiera, para los que tuvieron la fortuna de verlo jugar, en el mejor futbolista de la historia.

Pero fue la Copa de Europa, torneo que nació en 1955 a instancias de Bernabéu y Gabriel Hanot, director del diario francés L’Equipe, la gran vitrina que proyectó al Real Madrid, convertido ya en la carta de presentación de una España aislada internacionalmente.

En el artículo “La gloria del pentacampeón”, el periodista catalán Xavier G. Luque, hace eco de la petición de un grupo de internet probarcelonista denominado “Justicia Deportiva” para que la UEFA retire las primeras cinco Copas de Europa conseguidas por el Real Madrid entre 1956 y 1960, o cuando menos, las considere de forma muy distinta “en nombre de los valores que representan el deporte y la democracia” y explica sus razones.

1955-56
Sólo 7 campeones de 16 equipos

La primera edición de la Copa de Europa reunió a 16 equipos participantes por invitación, de los que sólo siete eran vigentes campeones de sus respectivas Ligas. Inglaterra declinó enviar a un equipo, lo que diluyó el nivel e interés del torneo.

Con Santiago Bernabéu como vicepresidente del comité organizador, Real Madrid tuvo el privilegio de escoger a su rival de primera ronda, el modesto Servette de Ginebra, sexto del torneo suizo.

Para ganar el certamen, los merengues dejaron en el camino además de los helvéticos al Partizán de Belgrado y al poderoso AC Milan, en unas semifinales de alto nivel. En la gran Final, celebrada el 13 de mayo de 1956 en el Parque de los Príncipes de París, Real Madrid venció 4-3 al Stade de Reims, gracias a los goles de Di Stéfano (14′), José Héctor Rial (30′ y 79′) y Marquitos (67′).

1956-57
La compra de un desempate

Gracias a su condición de campeón defensor, Real Madrid obtuvo un nuevo privilegio al clasificar directamente a los Octavos de Final, mientras sus rivales jugaban antes una eliminatoria previa. Además, tuvo la ventaja de disputar la Final ante la Fiorentina de Italia en su recién inaugurado estadio, donde Francisco Franco les entregó el trofeo.

En esta segunda edición participaron 22 equipos, sólo campeones de Liga, salvo el Real Madrid, que no ganó el torneo español de 1956, pero jugó como campeón defensor y lo acompañó el Athletic de Bilbao, monarca del torneo español. Además, debutaron los ingleses, con el poderoso Manchester United. Los “merengues” estuvieron cerca de la eliminación en su primer cruce frente al Rapid de Viena.

Después de un 4-2 en la capital española, el juego de vuelta terminó a favor de los austriacos 3-1. La norma del valor doble de los goles en campo contrario aún no existía y se pasó, reglamento en mano, a un tercer partido. Ahí entró en juego la diplomacia de Raimundo Saporta, directivo del Madrid y mano derecha de Bernabéu, quien “convenció” al Rapid para jugar el desempate en el inmueble madrileño a cambio de un suculento porcentaje de la taquilla. El Madrid ganó 2-0.

En Cuartos de Final venció al Niza. Y en Semifinales llegó el choque esperado contra el Manchester United. Un 3-1 como local fue correspondido con un 2-2 en Inglaterra. La Final se celebró el 30 de mayo de 1957, encuentro en el que los florentinos opusieron una férrea resistencia frente a 120 mil espectadores. Hasta que al minuto 70, el silbante holandés Leopold Sylvain Horn, se inventó un penal que Di Stéfano se encargó de capitalizar. Francisco Gento al 75′ rendeó el marcador.

Por si hiciera falta, Raymond Kopa, figura del Stade de Reims, fue fichado por el club “merengue” que aceleró la nacionalización de Di Stéfano, para dar cabida al francés.

1957-58
El gran embajador español en el mundo

En la tercera Copa de Europa, Real Madrid tiene la doble condición de campeón de Europa y de Liga. En total, toman parte 24 equipos y los blancos con el pase directo a Octavos de Final, instancia en la que superan al Royal Antwerp de Bélgica (global de 8-1), para después dar cuenta del Sevilla (10-2) y del Vasas de Budapest (4-2).

Un camino cómodo hasta la Final, que, por modificación lógica del reglamento, ya no se jugó en el terreno del campeón vigente. Fue en el King Baudouin Stadium de Bruselas y contra el AC Milan (3-2). Un gol del argentino Rial al minuto 80, igualó el marcador 2-2 y dio paso a la prórroga, donde Gento al 107′ decidió todo.

Este triunfo consolidó la imagen internacional del Madrid, cuyos jugadores fueron recibidos en la capital española de manera apoteósica. Real Madrid ya era el gran embajador español en el mundo.

1958-59
Puskas, español en un suspiro

Para la cuarta edición de la Copa de Europa, Real Madrid contó con otro refuerzo de peso: Ferenc Puskas. La nacionalización española del húngaro se realizó en un parpadeo.

Como doble campeón, europeo y español, al Real Madrid lo acompañó en la justa el Atlético de Madrid. Un total de 27 inscritos y los” merengues” con pase directo a Octavos. Las víctimas, Besiktas de Turquía y Wiener SC de Austria.

Frente a los otomanos, Di Stéfano y un rival, fueron expulsado por una gresca, pero sólo se perdió el partido de vuelta. Luego, en la ida contra los austriacos, el expulsado fue Puskas, pero también pudo reaparecer en la siguiente serie eliminatoria.

En semifinales, Real Madrid se encontró con el Atlético. Dos partidos duros que forzaron un desempate. Esta vez en suelo neutral, Zaragoza. Ganó el Madrid 2-1 y clasificó a su cuarta Final consecutiva, celebrada el 3 de junio de 1959 en la VfB Arena de Stuttgart. Una vez más contra el Stade de Reims que no estuvo a la altura y cayó con goles de Enrique Mateos (1′) y Di Stéfano (47′).

1959-60
El primer “Clásico” en Europa

Real Madrid jugó su quinta Copa de Europa como campeón defensor, mientras que el Barcelona lo hizo como campeón de España. Los blaugranas jugaron la clasificación previa, en tanto que el Madrid, como siempre, llegó directo a Octavos, donde superó al Jeunesse d’Esch de Luxemburgo (global, 12-2).

En el camino, los catalanes se midieron a uno de los favoritos, AC Milan, al que vencieron 0-2 y 5-1 . Luego, en Cuartos de Final, Barcelona venció a otro contendiente al título, Wolverhampton de Inglaterra (4-0 y 2-5). Al tiempo que Real Madrid se cruzó con el Niza. Perdió 3-2 en la ida y goleó en casa 4-0.

El duelo que con el tiempo se convirtió en un “Clásico” tuvo lugar en Semifinales. Real Madrid ganó los dos partidos por 3-1. Dos exhibiciones de su notoria superioridad.

En la Final, llevada a cabo el 18 de mayo de 1960 en el Hampden Park de Glasgow, los “merengues” atropellaron 7-3 al Eintracht de Frankfurt, tras el triplete de Di Stéfano (27′, 30′ y 73′), así como los cuatro de Puskas (45′, 56′, 60′ y 71′).

La curiosidad de ese encuentro fue un increíble penal, pues ni contacto hubo, marcado en favor de los blancos y concretado por Puskas. ¿De dónde era el árbitro? Sí, español, Miguel Muñoz Mozún.

Pero más allá de que las cinco primeras “orejonas” en el museo del Real Madrid nunca dejarán de provocar acalorados debates, lo cierto es que el conjunto “merengue” está a las puertas de su duodécima conquista en 15 finales, 9 en la era de la vieja Copa de Europa (1956-1992), seis en la de Champions League.

Asimismo, buscará ser el primer bicampeón de la justa continental, desde que se cambio el formato de competencia para la edición 1992-1993. Y podría ampliar su ventaja a cinco copas sobre su inmediato perseguidor, AC Milan (7).

El próximo 3 de junio lo sabremos.


———————————-
1.- TORRAS, Carles. “Madrid Real. La leyenda negra de la gloria blanca”.
Documental. Duración: 70 minutos.

2.- “El gráfico definitivo sobre Franco y el fútbol: el Real Madrid ganó 14 ligas y el Barcelona ocho durante la Dictadura”.
Artículo pubicado en www.lainformacion.com el 17/10/2014

3.- LUQUE G. Xavier. “La gloria del pentacampeón”.
Publicado en La Vanguardia, 19/05/2016

banner-deportes



Temas relacionados:
Deportes
España
Futbol




    Contenido Relacionado


  1. Champions League, pastos del Real Madrid (Video)
    Mayo 11, 2017 12:23 pm
  2. “Estoy contento, me siento afortunado y soy de este planeta”: CR7 (Video)
    Mayo 3, 2017 12:38 pm
  3. Es mucho más que un “Clásico” en el Santiago Bernabéu (Video)
    Abril 22, 2017 11:25 pm
  4. No habrá Final española en Champions League (Partidos)
    Abril 22, 2017 10:53 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]