Vargas Llosa llama a “dar gran escarmiento” por corrupción en caso Odebrecht
"Las 'delaciones premiadas' de Odebrecht abren una oportunidad soberbia a los países latinoamericanos para dar un gran escarmiento a los mandatarios y ministros corruptos", señala el escritor.

El premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, escribió este domingo “Las delaciones premiadas“, en referencia a las revelaciones que ha hecho el empresario Marcelo Odebrecht, presidente de Odebrecht, sobre la corrupción en la que ha incurrido esta compañía con diferentes gobiernos.

“Algún día habrá que levantar un monumento en homenaje a la compañía brasileña Odebrecht, porque ningún Gobierno, empresa o partido político ha hecho tanto como ella en América Latina para revelar la corrupción que corroe a sus países ni, por supuesto, obrado con tanto empeño para fomentarla”, inicia su artículo que se publica simultáneamente en varios medios; en México lo publica Reforma y en España El País.

El empresario hoy preso “comenzó a hablar y de su boca —y las de sus ejecutivos— salieron víboras y ponzoñas que han hecho temblar a todo el continente, empezando por sus presidentes actuales y pasados”.

“La compañía Odebrecht ha gastado cerca de 800 millones de dólares en coimas(sobornos) a jefes de Estado, ministros y funcionarios para obtener licitaciones y contratos que, casi siempre escandalosamente sobrevaluados, le permitían obtener ganancias sustanciosas”, apunta.

“Hasta el momento hay tres mandatarios latinoamericanos implicados en los sucios enjuagues de Odebrecht: de Perú, Colombia y Panamá. Y la lista sólo acaba de comenzar. El que está en la situación más difícil es el expresidente peruano Alejandro Toledo, a quien Odebrecht habría pagado 20 millones de dólares para asegurarse los contratos de dos tramos de la Carretera Interoceánica que une, a través de la selva amazónica, al Perú con el Brasil”, abunda.

Y así cierra su artículo: “Las “delaciones premiadas” de Odebrecht abren una oportunidad soberbia a los países latinoamericanos para dar un gran escarmiento a los mandatarios y ministros corruptos de las frágiles democracias que han reemplazado en la mayor parte de nuestros países (con las excepciones de Cuba y Venezuela) a las antiguas dictaduras. Nada desmoraliza tanto a una sociedad como advertir que los gobernantes que llegaron al poder con los votos de las personas comunes y corrientes aprovecharon ese mandato para enriquecerse, pisoteando las leyes y envileciendo la democracia. La corrupción es, hoy en día, la amenaza mayor para el sistema de libertades que va abriéndose paso en América Latina luego de los grandes fracasos de las dictaduras militares y de los sueños mesiánicos de los revolucionarios. Es una tragedia que, cuando la mayoría de los latinoamericanos parece haberse convencido de que la democracia liberal es el único sistema que garantiza un desarrollo civilizado, en la convivencia y la legalidad, conspire contra esta tendencia positiva la rapiña frenética de los gobernantes corruptos. Aprovechemos las “delaciones premiadas” de Odebrecht para sancionarlos y demostrar que la democracia es el único sistema capaz de regenerarse a sí mismo”.

(Leer texto completo en El País)



Temas relacionados:
Corrupción
Odebrecht
Poderes




    Contenido Relacionado


  1. Cuando un presidente enfrenta la corrupción… (Video)
    Febrero 19, 2017 1:38 pm
  2. PGR y fiscalías de Latinoamérica se comprometen a investigar caso Odebrecht
    Febrero 17, 2017 7:51 pm
  3. Investiga Pemex si hubo actos de corrupción en operaciones con Odebrecht
    Febrero 16, 2017 9:09 pm
  4. Cuando el icono de la corrupción pisó Los Pinos…
    Febrero 16, 2017 4:22 pm
  5. ASF se va contra Pemex por contratos a Odebrecht
    Febrero 16, 2017 2:51 pm
  6. Pemex otorgó contratos multimillonarios y llenos de anomalías a Odebrecht: Olmos (Video)
    Febrero 15, 2017 2:21 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]