Ejército chino vinculado con ciberataques: Informe Mandiant
El documento aporta nuevas pruebas a la teoría de que Beijing está reuniendo grandes recursos financieros, humanos y tecnológicos para el campo de batalla de los próximos años: el ciberespacio.
(Foto: Especial)

BEIJING,  China.- Una unidad secreta del Ejército chino estaría detrás de una sofisticada red de ciberespías y hackers que estarían obteniendo información de empresas e instituciones de Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá, según un informe de 60 páginas presentado hoy por la empresa especializada en seguridad en Internet, Mandiant.

El documento, totalmente verosímil según decenas de expertos del sector, aporta nuevas pruebas a la teoría, cada vez más extendida, de que Beijing está reuniendo grandes recursos financieros, humanos y tecnológicos para lo que muchos consideran que será el campo de batalla de los próximos años: el ciberespacio, informó el diario Reforma.

Estos piratas informáticos, que atacaron recientemente a periódicos estadunidenses, empresas y agencias del gobierno de ese país, están “basados principalmente en China y el gobierno chino está totalmente al corriente de sus actividades”, afirma la sociedad Mandiant.

Mandiant, una de las empresas consejeras del gobierno estadunidense en materia de seguridad informática, entregó al Ejecutivo un informe de 74 páginas después de haber realizado cientos de investigaciones sobre el tema a lo largo de los tres últimos años.

La principal novedad del informe de Mandiant es que describe el “modus operandi” y localiza exactamente el lugar donde el Ejército chino tiene trabajando a sus ciberespías de élite, algunos presuntamente en nómina y otros subcontratados.

Se trata de un gigantesco edificio de 12 plantas a las afueras de Shanghai, de cuyas oficinas han salido el 90 por ciento de los ataques detectados contra por Mandiant desde 2006.

La dirección del inmueble coincidiría con el cuartel general de la misteriosa “Unidad 61398” del Ejército Popular de Liberación (EPL), un departamento dedicado a la inteligencia cibernética, cuyas actividades son secreto de Estado, pero que recluta estudiantes de informática en las universidades más prestigiosas del país.

Además es imposible, argumenta Mandiant, que cientos de hackers de tan alto nivel trabajen juntos durante tantos años en un lugar tan concreto sin que se entere la Policía cibernética del país con el sistema de censura en Internet más avanzado del planeta.

Por proteger la privacidad de sus clientes, el informe no revela los nombres de las empresas y corporaciones cuyos sistemas fueron violados, pero sí da algunos detalles al respecto para entender la gravedad de los hechos: son 141 empresas en total, de una veintena de sectores, desde contratistas militares a gestores de plantas químicas, pasando por compañías mineras, fabricantes de satélites y telecomunicaciones.

Si se confirman las acusaciones, China no sólo estaría haciendo espionaje industrial, sino que también habría buscado acceder a los sistemas que controlan la red eléctrica, el agua, la distribución de petróleo y gas, así como a los programas y bases de datos con los que se gestiona la actividad del Gobierno, incluidos millones de megas de datos confidenciales.

La mayoría de los ciberataques, detalla el informe, comenzaron con un discreto email enviado a alguno de los empleados de alto rango de las empresas saboteadas.

Tras meterse en sus ordenadores a través de un sofisticado troyano, los hackers chinos habrían robado información y accedido a cuentas de correo electrónico privadas.

Entre las empresas que han declarado públicamente que han sido víctimas de ataques procedentes de China en los últimos años se encuentran Coca Cola y Google.

El caso de Coca Cola se produjo en 2009 y coincidió en el tiempo con el intento de la famosa marca de bebidas de comprar por unos 2 mil millones de euros una compañía china, la Huiyuan Juice Group.

Sobre los riesgos militares se ha hablado menos, pero la prensa estadunidense ha citado en los últimos meses diferentes fuentes de los servicios de inteligencia y el Gobierno de Barack Obama que aseguran que la preocupación en Washington es creciente y que se está estudiando tomar medidas más agresivas para contrarrestar esta oleada de ciberataques, que proceden mayoritariamente de China.

Sabemos que países y empresas extranjeras roban nuestros secretos. Ahora nuestros enemigos están también intentando poder sabotear nuestra red eléctrica, nuestras instituciones financieras y nuestro sistema de control del tráfico aéreo. Sería terrible que dentro de unos años miráramos para atrás y nos preguntáramos por qué no hicimos nada para evitarlo”, dijo Obama, sin apuntar directamente a Beijing, durante su discurso sobre el Estado de la Unión.

Niega China acusaciones

El Gobierno chino ha respondido airadamente a las acusaciones, negando cualquier implicación con los ciberataques contra empresas y organizaciones estadounidenses.

“(Éstos) son trasnacionales y anónimos. Determinar su origen es extremadamente difícil. Nosotros no sabemos cómo las, así llamadas, pruebas que aporta ese informe pueden ser sostenidas”, dijo un portavoz del Ministerio de Exteriores, añadiendo que China también recibe muchos ciberataques desde el extranjero.

(Con información del diario Reforma)



Temas relacionados:
Asia
Internet
Redes sociales




    Contenido Relacionado


  1. Hackers chinos atacan el ‘New York Times’
    Enero 31, 2013 2:44 pm
  2. EU advierte sobre un “inminente” ciberataque, tipo 11-S
    Enero 25, 2013 1:00 pm
  3. En aumento, ciberataques contra EU: Napolitano
    Octubre 25, 2012 8:32 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]