Jonathan Shaw, el escritor que sobrevivió a sí mismo
Editorial Sexto Piso, publica ‘Narcisa’, la primera novela del narrador estadounidense.
entrevista con jonathan shaw
(Redacción AN/Sexto Piso).

El cuerpo de Jonathan Shaw (Los Ángeles, 1963) no esconde las heridas de guerra. Su leyenda como tatuador lo llevó codearse con Johnny Deep, Marilyn Manson, entre otras luminarias. Los trazos que visten sus brazos los guarda como recuerdos, dice. “Mis tatuajes son viejos, como yo; la mayoría tienen más de 40 años, fueron hechos en diversas partes del mundo, es como el álbum de fotos de un viajero loco”. La factura de su viaje es alta: drogas, alcohol, exceso y al final, sólo al final, un poco de redención literaria.

Su primera novela, Narcisa (Sexto Piso), cuenta la destructiva historia de amor-adicción entre Cigano, expresidiario y yonqui rehabilitado, y Narcisa, una jovencísima e impetuosa prostituta brasileña. Inscrita en la sórdida tradición de Miller, Kerouac o Burroughs, la obra recabó elogios de figuras como Robert Crumb, Hubert Selby Jr. Jim Jarmusch e Iggy Pop, convirtiéndose en un clásico underground.

Shaw, es hoy día un hombre alejado de los excesos, una persona espiritual que no se arrepiente de nada pero poder habría hecho algunas cosas de manera distinta. Mientras se editan en México sus memorias, el escritor hace un ajuste de cuentas.

¿La escritura redime?

Sí, porque pasé la mayor parte de mi vida como un grito buscando una boca; sentía la necesidad de expresar mi angustia existencial y eso me llevó a la drogadicción, la ira y el sufrimiento. Así fue hasta que encontré mi voz. A partir de entonces nunca más me callé. Ahora tengo el privilegio de poder expresarme de una forma lúcida; siento también una responsabilidad social de transmitir y compartir mi esperanza, mi experiencia, mi fuerza y todo lo que Dios me dio para salir de la drogadicción. Ojalá que mis historias ayuden a quien sufre de estas locuras.

En la novela está su vida y experiencia. ¿Necesitaba escribir esta novela para sanar?

Sí; una vez que decidí dejar la droga y el alcohol empecé a examinar mi conciencia. Asumir con honestidad mi pasado me ayudó a recuperarme de tanta autodestrucción. No es que uno pare y se convierta en un santo, cambiar implica un trabajo diario y para toda la vida. Es como morir y renacer. Todos tenemos una historia que contar.

Sin embargo, no lo hace con doble moral. Al contrario, quizá lo ubicaría dentro de la tradición de Bukowski o Kerouac, que usaron su experiencia de vida como parte de su discurso literario.

Tuve la suerte de conocer al viejo Bukowski cuando yo era adolescente, fue como mi mentor y me trató muy bien. No seguí su camino, pero era un hombre que se expresó de una forma auténtica, honesta, por eso lo admiré. Me identifiqué con el trabajo de ellos porque era brutal, salvaje y honesto. Yo no trabajo como un intelectual literario, sino como un grito de la calle, un grito del infierno. Trato de usar mi capacidad como escritor para canalizar esos gritos. Si puedo servir como ejemplo para alguien que quiere expresarse pero no puede por vergüenza o miedo, genial.

¿En su caso hay arrepentimiento?

No, porque toda la basura que fui dejando en el camino me sirvió para llegar hasta aquí. No me arrepiento. Estoy en paz y bien con mi pasado. El aquí y el ahora es lo que importa en la vida, y yo me siento muy alegre y privilegiado de estar aquí y poder ser útil. Si tuviera la oportunidad de volver al pasado y hacer las cosas de nuevo, las haría de una forma diferente, pero como Dios no me da esta oportunidad, lo único que tengo que me queda es recorrer el camino trazado.

¿Es un sobreviviente?

Sí, me siento un sobreviviente porque muchos murieron en la misma que senda que recorrí. Si estoy vivo es por la gracia divina, supongo que por algún motivo fui escogido, por lo mismo siento que tengo un deber ante Dios y mis hermanos y hermanas. No soy poderoso, rico o influyente. Mis elementos son la palabra y la experiencia, solo puedo ofrecer mi literatura.

¿De qué se quiere recuperar ahora?

Del egocentrismo, de tantos defectos que sufrimos como seres humanos, del orgullo, de la lujuria. Yo me recuperé de una enfermedad muy destructiva, pero no por eso me convertí en ningún santo. Trabajo diario para buscar la perfección admitiendo que estoy muy lejos de ser perfecto.

A diferencia de otros escritores de los bajos fondos, usted encontró sin duda, un remanso en la religión.

Creo en Dios, mi religión es la escritura. Vivo en Brasil, donde colaboro con pueblos indígenas muy sabios. Trabajo con las plantas medicinales de la Amazonia, la ayahuasca, que es una planta que te proporciona un contacto nítido con fuerzas divinas. No se la recomiendo a todos, pero para mí ha sido bastante útil. No deseo convertir a nadie a ninguna religión, porque cada uno va a encontrar a Dios o lo que sea, tal vez el diablo, siguiendo su propio camino. Yo llegué a mi creencia y mi fe a través de mucho sufrimiento. No fui criado por unos padres religiosos ni integrantes de la Iglesia, no soy católico pero sí creo en Jesucristo, en Buda y en todos los maestros espirituales que han sido muy generosos conmigo.

 ¿Cómo recuerda su época de gran tatuador?

Para mí esos son vehículos nada más. Acaso soy un privilegiado por tener algún talento o habilidad expresiva. Lo único que quiero es hacer mi trabajo humildemente. El tatuaje a diferencia de la literatura no me permite ser tan expresivo, sólo soy intérprete de los sueños de los otros y tengo que trabajar en colaboración con sus ideas. Soy como un plomero: “Pon el inodoro aquí, no, mejor allá. Quiero el agua caliente, ponlo del lado izquierdo, etc.”; tengo que seguir los deseos de los demás. Escribiendo puedo hacer lo que me da la gana, puedo crear los personajes que tengo dentro de mi bagaje emocional, dentro de mi mentalidad, de mi inspiración; para mí es un trabajo muy liberador, en cambio, tatuar es un servicio.

libros



Temas relacionados:
Cultura
Libros


    Contenido Relacionado


  1. Muere el dramaturgo estadounidense Edward Albee, a los 88 años
    septiembre 17, 2016 12:46 pm
  2. tianguis de libros en tlatelolcoLa Brigada para Leer en Libertad monta Tianguis de Libros en Tlatelolco
    septiembre 17, 2016 12:23 pm
  3. el fce publicara version actualiza de la obra de gonzalez de leonEl FCE publicará la versión actualizada de ‘Obra reunida. Teodoro González de León’
    septiembre 17, 2016 11:28 am
  4. entrevista con luis jorge boone“La música norteña está en mi ADN”: Luis Jorge Boone
    septiembre 15, 2016 1:00 pm
  5. 4 libros para celebrar a mexico4 libros para celebrar a México
    septiembre 15, 2016 12:29 pm
  6. Publican antologia de elena garroPublican antología de Elena Garro
    septiembre 14, 2016 2:14 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Agustín Carstens dejará Banxico el 1 de julio de 2017.
Será gerente del Banco de Pagos Internacionales.