Denuncia penal contra la Comisión de Derechos Humanos de Yucatán
Las asociaciones Oasis e Indignación la acusan de alteración de documentos, falsificación de firmas (incluso de una persona ya fallecida) y cierre de expedientes sin informar a los agraviados
Codhey erh
Foto: Codhey.

Dos agrupaciones de la sociedad civil consideraron que la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey) “ha pervertido su función de organismo defensor del pueblo”.

Las asociaciones Oasis e Indignación informaron en un comunicado que interpusieron una denuncia penal ante la fiscalía del Estado y dirigieron un extrañamiento a consejeras y consejeros de la Codhey, por una serie de actos ilegales cometidos en el seno de la institución, entre ellos alteración de documentos, falsificación de firmas y cierre de expedientes sin informar a las personas agraviadas

Comunicado conjunto de Oasis de San Juan de Dios A.C. / Equipo Indignación A.C.

Dos casos que llevan conjuntamente Oasis de San Juan de Dios e Indignación han exhibido grave corrupción en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey), al grado de alterar documentos, falsificar firmas, incluso de una persona fallecida con el fin de concluir expedientes sin que los agraviados tengan conocimiento.
La alteración de documentos y falsificación de firmas habría tenido lugar durante la presidencia del anterior omubdsman, Jorge Victoria Maldonado, aunque el nuevo Ombudsman, José Enrique Goff, entonces Secretario Ejecutivo, tenía un cargo de responsabilidad directa sobre las recomendaciones y la conclusión de expedientes. El responsable directo, a reserva de lo que arroje la investigación, sería el visitador Edwin Arcila Cordero, así como el entonces Visitador General Miguel Óscar Sabido Santana, quien actualmente es Secretario Ejecutivo. Los casos concluidos mediante corrupción son casos graves que afectan a un gran número de población vulnerable.
El día 12 de noviembre de  2013, a raíz de una serie de irregularidades en el Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención en SIDA e Infecciones de Transmisión Sexual (CAPASITS), se presentó una queja ante la Codhey pues el Estado se había desajenado el compromiso de otorgar los medicamentos complementarios a pacientes con VIH y sólo otorgaba los que cubría el Seguro Popular, violando así lo pactado en recomendaciones y convenios de demandas anteriores así como obligaciones que se firmaron en años previos e incurriendo en una serie de irregularidades como no dar los antiretrovirales como castigo, abandono de pacientes en el CERESO, desabasto, falta de coordinación con los hospitales en contrareferencias del CAPASITS entre otros.
Esta queja se inició como gestión 873/2013 y debido a las pruebas aportadas se convirtió en queja 120/2014
Asi mismo, el día  20 de febrero del 2014 se presentó ante la CODHEY una queja  por violación a los Derechos Humanos y discriminación por negación de atención médica a una persona que vive con VIH/SIDA a la cual, con el pretexto de ser MIGRANTE, se  le negó la atención en el hospital O’Horan, lo cual retrasó la atención de urgencia que requería lo que derivo en la MUERTE de esa persona.
Estas quejas eran totalmente diferentes: una era la violación flagrante de los derechos humanos de migrantes y que busca establecer  protocolos estatales para garantizar atención y el derecho a la salud en todas sus formas y de manera integral a todas las personas, incluso a aquellas que no tuvieran razón o conocimiento de sus datos como niños y otras personas en situación de calle que no saben ya de sus familias o con problemas mentales o privados de su libertad mientras que la otra queja pretende establecer el derecho a la salud integral en insumos, personal médico y paramédico e infraestructura así como garantizar todos los medicamentos que tengan clave y registro de salud y todo insumo que exista en México incluyendo prótesis internas o externas, aparatos ortopédicos, etc.
Hace más de tres semanas que a integrantes de Oasis de San Juan de Dios y del equipo Indignación, con diversas excusas, nos negaban el acceso al expediente y el jueves 6 nos apersonamos ante la Codhey y para sorpresa supimos, sin que nos ubicaran el expediente, que se había concluido pero no sabían dónde estaba; el viernes 7 de agosto se presentó al albergue Oasis de San Juan de Dios el visitador Edwin Arcila Cordero a dar confusas explicaciones acerca de que se conluyó el expediente por una serie de supuestos informes que había enviado el Gobernador del Estado donde cumplía todas las peticiones y pedía que nos olvidáramos de los dos expedientes y volviéramos a abrir otro con algún caso distinto que tuviéramos; por supuesto externamos nuestro desacuerdo en unir los expedientes pues cada uno tiene un objetivo diferente y había dejado en indefensión a más de dos mil personas con VIH/SIDA en Yucatán al no recomendar al Estado cumplir el compromiso de cubrir todos los medicamentos al cien por ciento de las personas que viven con VIH/SIDA además de minimizar la muerte de un migrante.
Al acudir el miércoles 12 de agosto integrantes de Oasis de San Juan de Dios y de Indignación a revisar el expediente descubrimos que la Codhey introdujo en el expediente un acta según la cual el señor Carlos Méndez se desistía de continuar con la queja e incluía una firma del señor Carlos Méndez a todas luces falsa.
En el expediente encontramos además un acta de conclusión “firmada” por doña Eva Pool, quien fuera voluntaria del Albergue; el acta está fechada el 7 de mayo de 2015 cuando ella falleció el 10 de enero de este año. Falsificaron la firma de una personas fallecida 4 meses antes de la fecha insertada en el acta.
Nos permitimos suponer que estos actos de corrupción pretenden encubrir a la Secretaría de Salud y complacer al Gobierno del Estado de Yucatán, encabezado por Rolando Zapata Bello. Lamentablemente, otras graves irregularidades se dieron a conocer amplia y documentadamente al Congreso del Estado en diversas ocasiones pero distintas legislaturas hicieron caso omiso y encubrieron a una Codhey que con tal de complacer al gobierno es capaz de alterar documentos.
Ante estos graves e inaceptables actos de corrupción de la Codhey, el Oasis de San Juan de Dios y el equipo Indignación hemos interpuesto la denuncia penal correspondiente ante la agencia trigésimoquinta del Ministerio Público, a la cual se le asignó el número de Carpeta de Investigación NSJPYUCP3/2053/2015. Asimismo levantamos la queja ante la Codhey exigiendo una investigación inmediata y la sanción de todas y todos los responsables, además de hacer llegar nuestro extrañamiento al actual presidente de la Codhey, a las y los consejeros de este organismo que ha pervertido su función de organismo defensor del pueblo.



Temas relacionados:
Derechos Humanos
SOCIEDAD
Yucatán
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Falsifican firma de Kate del Castillo
“No voy a participar en elecciones del Edomex”, aclara.