La Casa Blanca quiere desencriptar la “manzana”
El gobierno federal impuso una orden que obliga a Apple a colaborar en desencriptar los celulares de los dos responsables de la matanza de San Bernardino, California.

Desde diciembre del 2015, existen fuertes tensiones entre la compañía estadounidense Apple y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), luego de que la empresa se negara a desencriptar los celulares de las dos personas responsables de la matanza de San Bernardino, California.

La discusión escaló en una batalla con la Casa Blanca, luego que fue emitida una orden para obligar a Apple a colaborar con el FBI en la tarea de desbloquear dichos celulares.

El 9 de febrero, el director del FBI, James B. Comey , dijo al Congreso que después de dos meses del acontecimiento en San Bernardino, no han sido capaces de desbloquear los celulares.

El gobierno federal acudió a la Corte para obtener una orden que obligue a Apple a colaborar con el FBI. La orden, firmada por la jueza de magistrado, solicita a Apple crear un sistema operativo que esquive los códigos de seguridad, es decir, elimine el bloqueo del celular después de ingresar repetidamente contraseñas incorrectas.

El martes 16 de febrero, el mismo día de la emisión de la orden, Apple publicó en su portal de internet, una carta titulada “Un mensaje a nuestros usuarios” firmada por el director de la empresa, Tim Cook, en la que describe la situación de la empresa con el FBI y  la razón por la cual se negará a aceptar la orden judicial.

El director de la empresa mencionó que el FBI concretamente solicitó la creación de un nuevo sistema operativo iOS, capaz de evadir ciertos elementos de seguridad.

“El FBI puede usar diferentes palabras para describir esta herramienta, pero no se equivoquen: Construir una versión de iOS que burla la seguridad de ese modo, indudablemente crearía una puerta trasera”, señaló.

En cuanto a la exclusividad de la herramienta, Cook sostuvo: “El gobierno sugiere que esta herramienta se use una vez, en un sólo telefono. Pero eso simplemente no es cierto. Una vez creado, la técnica puede utilizarse una y otra vez, en cualquier número de aparatos. En el mundo físico, sería equivalente a una llave maestra, capaz de abrir cientos de millones de candados, de restaurantes a bancos, de tiendas a hogares”.

El director de la empresa finalizó la carta mencionando que, a pesar de considerar que las intenciones del FBI son buenas, sería negativo que el gobierno los forzara a construir “una puerta trasera” en sus productos. “Tememos que esta demanda debilite las libertades que se supone que nuestro gobierno debe proteger”, sostuvo.

A su vez, el secretario de prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest, respondió a la acusación de intentar crear una “puerta trasera”:  “El departamento de Justicia no está pidiendo a Apple que rediseñen su producto o crear una nueva puerta trasera a uno de sus productos. Simplemente se solicita algo que tendrá impacto en ese aparato en específico”.

“Ciertamente el Presidente cree que es una prioridad nacional, pero es responsabilidad de los profesionales del cumplimiento de la ley hacerlo”, atajó.

Apple tiene hasta la próxima semana para acatar la orden. 

 



Temas relacionados:
Estados Unidos
Seguridad
Tecnología


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]