“Pues bien, aquí está la guerra”: Bernard-Henri Lévy
Se debe "seguir recibiendo inmigrantes al mismo tiempo que se incapacita al mayor número posible de células dispuestas a matar", afirma.
ejer2
Foto: Xinhua

“Pues bien, aquí está la guerra. Una guerra de un nuevo tipo. Una guerra con y sin fronteras, con y sin Estado; una guerra doblemente nueva porque mezcla el modelo desterritorializado de Al Qaeda con el viejo paradigma territorial que ha recuperado el Estado Islámico (ISIS). Pero una guerra, en cualquier caso”, comienza su artículo en El País el filósofo y escritor francés Bernard-Henri Lévy.

El articulista se pregunta y responde: “Y ante esta guerra que no deseaban ni Estados Unidos, ni Egipto, ni Líbano, ni Turquía, ni hoy Francia, solo podemos hacernos una pregunta: ¿qué hacer? Cuando nos cae encima una guerra así, ¿cómo responder y ganar?”.

“Primera ley: llamar a las cosas por su nombre. Al pan, pan, y al vino, vino. Y atrevernos a decir esa palabra terrible, guerra, frente a la que lo deseable, lo propio y, en el fondo, lo noble por parte de las democracias, pero también su debilidad, es rechazarla hasta los límites de su comprensión, de sus referencias imaginarias, simbólicas y reales”.

Bernard-Henri Lévy continúa más adelante: “Segundo principio: el enemigo. Quien dice guerra, dice enemigo. Y a ese enemigo no solo hay que tratarlo como tal, es decir (las enseñanzas de Carl Schmitt), verlo como una figura a la que, según la táctica escogida, se puede engañar, hacer dialogar, golpear sin hablar, en ningún caso tolerar, pero sobre todo (enseñanzas de san Agustín, santo Tomás y todos los teóricos de la guerra justa), darle, también a él, su nombre auténtico y preciso. Ese nombre no es terrorismo. No es una dispersión de lobos solitarios ni de desequilibrados. En cuanto a la eterna cultura de la excusa que nos presenta a los escuadrones de la muerte como individuos humillados, empujados al límite por una sociedad inicua y obligados por la miseria a ejecutar a unos jóvenes cuyo único delito era que les gustaba el rock, el fútbol o el frescor de una noche de otoño en la terraza de un café, es un insulto para la miseria y para los ejecutados”.

“Esos hombres que están en contra del placer de vivir y la libertad propia de las grandes metrópolis, esos bastardos que odian el espíritu de las ciudades tanto —dado que son lo mismo— como el espíritu de las leyes, del Derecho y la dulce autonomía de los individuos liberados de antiguas sumisiones, esos incultos a los que habría que replicar, si no les fueran completamente desconocidas, con las bellas palabras de Victor Hugo cuando gritaba, en plenas matanzas de la Comuna, que atacar París es más que atacar Francia porque es destruir el mundo, merecen el nombre de fascistas. Mejor dicho: fascislamistas”, sostiene.

Agrega que “hay que poner de relieve con más claridad la disyunción decisiva, primordial, que enfrenta esas dos visiones del islam, enzarzadas en una guerra letal que es, pensándolo bien y por utilizar una expresión conocida, el único choque de civilizaciones en activo. Y, por último, que ese trazado de la línea sobre la que se enfrentan los seguidores de un Tariq Ramadan y los amigos del gran Abdelhawahb Meddeb, ese señalar lo que, a un lado, puede alimentar el “Viva la muerte” de los nuevos nihilistas, y al otro, el tipo de trabajo ideológico, textual y espiritual que bastaría para conjurar el regreso o la llegada de los fantasmas, debe ser, sobre todo, obra de los propios musulmanes”.

Además, “lo que debemos decidirnos a hacer hoy, por ejemplo prohibiendo a quienes predican el odio; vigilando más de cerca a los miles de individuos fichados y marcados con una “S”, es decir, sospechosos de yihadismo; o convenciendo a las redes sociales estadounidenses de que no permitan los llamamientos a cometer atentados suicidas a la sombra de la Primera Enmienda. Es un gesto delicado, que está siempre al borde de las leyes de excepción. Y por eso es crucial, en estos momentos, no ceder ni sobre el derecho ni sobre el deber de hospitalidad, más necesarios que nunca ante la avalancha de refugiados sirios que huyen precisamente del terror fascislamista”.

“Seguir recibiendo inmigrantes al mismo tiempo que se incapacita al mayor número posible de células dispuestas a matar. Abrir aún más los brazos a los fugitivos del ISIS ahora que nos disponemos a ser implacables con quienes, entre ellos, quieren aprovecharse de nuestra fidelidad a nuestros principios para infiltrarse en tierra de misiones y cometer sus crímenes. No es contradictorio”, abunda.

“Es la única forma de no dar al enemigo la victoria que da por descontada, que es vernos renunciar al tipo de convivencia abierta y generosa que caracteriza nuestras democracias. Y es, lo repito, ese razonamiento inherente a toda guerra justa que consiste en no mezclar lo que tiene vocación de división, y mostrar, en este caso, a la gran mayoría de los musulmanes de Francia, que no son solo nuestros aliados, sino nuestros hermanos y conciudadanos”, sostiene.

Bernard-Henri Lévy dice estar convencido “de que las hordas del ISIS son mucho más valientes a la hora de hacer volar a unos jóvenes parisienses indefensos que cuando se trata de enfrentarse a auténticos combatientes de la libertad, y por eso pienso que la comunidad internacional, si quiere, dispone de todos los medios para acabar con esta amenaza a la que se enfrenta”. “La alternativa está clara: “No boots on their ground” equivale a “more blood on our ground” (si no hay tropas en su terreno tendremos más sangre en el nuestro)”, finaliza su texto.



Temas relacionados:
Atentados en París
Francia


    Contenido Relacionado


  1. REDADA3“París deja más preguntas que respuestas”, artículo de Jacobo Dayán
    noviembre 17, 2015 7:21 am
  2. (Foto: Tomada de Twitter)España apoya a Francia en lucha contra terrorismo, pero no bombardeará Siria
    noviembre 17, 2015 7:10 am
  3. reunionHollande se reunirá con Obama y Putin para formar coalición contra el EI
    noviembre 17, 2015 6:52 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
América derribó al menos 18 árboles para "Cancha del Centenario",
Lo hizo sin permisos ni trámites.
landonjh Landon J. Harris
Sad to have to call him my President... No idea how the Presidency works. A disgrace to America. https://t.co/gdCzqI4RvN
0 retweets less than a minute ago
OUTSPOKEN_DIVA OutSpoken Diva
Mall of America has a Black Santa And why does thia hurt people's feeling?
0 retweets less than a minute ago
baekofficiaI ㅤㅤㅤㅤㅤ
@zyxiumin in an interview two or so yrs ago jongin said that theyd take an exo tour to america and then europe soon after so i have a
0 retweets less than a minute ago
esmartme eSmartMe
Europe's best low-cost airline just got the green light to charge full-steam into America https://t.co/Ca7iCNelOc https://t.co/4N3sFksnj5
0 retweets less than a minute ago
rockclassicswe rockclassic
♬♫Styx Miss America
0 retweets less than a minute ago
GenProSteven GenPro Energy
How Made-In-America Battery Technology Can Help Make America Great Again https://t.co/uSdusqgfhY #energystorage
0 retweets less than a minute ago
Salomegupegui Salomé Gómez Upegui
@thewingnyc I'm completely mesmerized. We need this in Latin-America.
0 retweets less than a minute ago
mattyxcx matthieux
@bankof_amERICA they're back on :(
0 retweets less than a minute ago
raul41278 Raúl Vera Avilés
@hugo_gonzalez1 @MoyMu23 clase porterazos...cn todo respeto @ClubAmerica no se para k traen a otro portero...no lo necsitamos pro ni tantito
0 retweets less than a minute ago
PattyHume Patty Hume
https://t.co/QLH2CXIhci
0 retweets less than a minute ago