Persisten rezagos en la participación política de las mujeres en México: CNDH
El organismo hizo un llamado para que en la contienda electoral de 2018 se cumpla el principio de paridad de género previsto en la Constitución.
(Foto: CDNH)

En México, particularmente en el ámbito municipal, persisten las brechas de género en la participación político-electoral entre mujeres y hombres, denunció la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Al presentar el Diagnóstico de la participación equilibrada de mujeres y hombres en los cargos de elección popular en México, el organismo hizo un llamado a las instituciones del Estado mexicano y a los partidos políticos para que garanticen a las mujeres condiciones de igualdad en la contienda electoral de 2018 y cumplan con el principio de paridad previsto en la Constitución federal y en las diversas leyes de las entidades federativas.

En el marco del 64 aniversario del sufragio de las mujeres en México, el análisis presentado la directora General del Programa de Asuntos de la Mujer y de Igualdad entre Mujeres y Hombres, Elsa Conde Rodríguez, destaca avances de la presencia femenina en el ámbito legislativo:

  • De los 128 senadores, 38.2 por ciento son mujeres;
  • En la Cámara de Diputados hay un 42.6 por ciento de presencia femenina;
  • En cinco entidades del país, el número de mujeres sobrepasa el 50 por ciento del total de las curules disponibles en la entidad. Se trata de Chiapas (60 por ciento); Campeche (54.2 por ciento); Zacatecas (53.3 por ciento); Querétaro (52 por ciento) y; Chihuahua (51.5 por ciento);
  • Sin embargo, en 37 por ciento de las entidades no se ha logrado que la participación de las mujeres sea del 50 por ciento%. Morelos ocupa el último lugar con un 20 por ciento.

En el Poder Ejecutivo, la CNDH identificó retos importantes:

  • Ninguna mujer ha llegado ha ocupar la Presidencia de la República;
  • Y a nivel estatal, las desventajas para las mujeres se agudizan: de 1979 a la fecha, sólo se han registrado siete mujeres gobernadoras. Actualmente solo una mujer es mandataria estatal. Se trata de Claudia Pavlovich en Sonora; y
  • En las presidencias municipales, no se supera el 15 por ciento de participación de mujeres como titulares.

En el ámbito judicial:

  • La presencia de mujeres como ministras de la Suprema Corte es inferior al 20 por ciento; y
  • También es menor al 20 por ciento su presencia como magistradas y juezas del Consejo de la Judicatura Federal.

En la Administración Pública Federal, la presencia de mujeres en lospuestos de dirección es inferior al 30 por ciento:

  • El promedio de mujeres en Secretarías de Estado, Subsecretarías y Direcciones Generales, no supera el 25 por ciento.

Sin embargo, las brechas de género en la participación político-electoral de mujeres y hombres a nivel municipal están muy marcadas.

En 2015, 86.1 por ciento de las presidencias municipales fueron ganadas por hombres, mientras que las mujeres sólo ganaron el 13.9 por ciento.

La participación de las mujeres en la política en general es fundamental. Por ello,   la CNDH presentó una serie de recomendaciones:

  • Es indispensable fortalecer estrategias de prevención relacionadas componente cultural de la violencia y la discriminación contra las mujeres por razones de género;
  • Promover la obligación de los partidos políticos de cumplir con la paridad y la igualdad de oportunidades, sin que medie en ello dificultades por razones de género;
  • Ampliar y mejorar el marco normativo relacionado con la paridad vertical y horizontal, que atienda los procedimientos electorales a nivel municipal;
  • Vigilar que los criterios paritarios se cumplan en todas las entidades, tanto para ayuntamientos como para diputaciones;
  • Fortalecer la creación de observatorios de participación política de las mujeres. Actualmente, 25 entidades federativas ya cuentan con su respectivo observatorio;
  • La respuesta institucional frente a la violencia política deberá fortalecerse, ser clara, pronta y oportuna, de tal modo que se garanticen en todo momento los derechos político-electorales de las mujeres; y
  • La observancia de la participación equilibrada de mujeres y hombres en la política-electoral debe ser de utilidad para identificar las acciones pendientes en materia de paridad y violencia política, teniendo en cuenta que la discriminación y violencia que se ejerce contra las mujeres, por razones de género, en México, menoscaba la democracia del país.

En este sentido, la CNDH reiteró su compromiso con la democracia paritaria, libre de cualquier tipo de violencia.

RETROCESOS EN LA CDMX

La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México lamentó el retroceso en materia de derechos civiles y políticos de las mujeres al haberse eliminado del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales de la Ciudad de México, y de la Constitución Política local, el mecanismo de sanción contra la violencia política de género.

A través de su Relatoría por los Derechos de las Mujeres y la Igualdad de Género, el organismo recordó que la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) establece en sus artículos 3 y 7, criterios específicos para garantizar la participación política de las mujeres.

Asimismo, la Recomendación General No. 19 del Comité CEDAW establece que la violencia contra las mujeres es una forma de discriminación que inhibe gravemente su capacidad de gozar de derechos y libertades en pie de igualdad con los hombres.

En la Ciudad de México, organizaciones políticas y de la sociedad civil han pugnado por el reconocimiento de la violencia política contra las mujeres como elemento de anulación de los procesos electorales.

Es el caso de la Constitución Política de la Ciudad de México, que reconocía esta situación en su Artículo 27, apartado D numeral 2, pero que fue impugnado y posteriormente eliminada la figura de nulidad de una elección local por violencia política de género, lo que representa un retroceso en la garantía de los derechos políticos de las mujeres.

Tal hecho refleja un retroceso que se contrapone al principio de progresividad establecido por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en el Artículo 1o. párrafo tercero y por el marco convencional de los derechos humanos del que el Estado mexicano es parte.

En ese sentido, la CDH-CDMX refrendó su compromiso con la promoción y defensa de los derechos humanos de las mujeres e hizo un llamado a las instancias obligadas a que reconozcan y garanticen el ejercicio de sus derechos civiles y políticos, comenzando por reconocer la violencia política de género en la reglamentación correspondiente y en consecuencia incluir mecanismos efectivos para su prevención, atención, sanción y erradicación.



Temas relacionados:
CNDH
Sociedad
Violencia mujeres



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]