Debate: Carta del embajador Navarrete a Jorge Alcocer
Jorge Eduardo Navarrete, embajador de carrera del Servicio Exterior Mexicano, criticó la opinión vertida por Jorge Alcocer, quien aseguró ayer que sería "un embrollo" reponer la elección presidencial.
(Foto: Isaac Esquivel/ Cuartoscuro)

Jorge Eduardo Navarrete,  embajador de carrera de México en diversos países y misiones de la ONU, respondió ayer a Jorge Alcocer, director de la revista Voz y voto,  quien habló el martes 17 en Noticias MVS primera emisión sobre el proceso de impugnación de la elección presidencial promovido por los partidos de la izquierda.

Alcocer dijo el lunes que con la impugnación “la izquierda mexicana ‘olvida’ las supuestas irregularidades de otros comiciosy no se cuestiona lo que pasaría con el calendario electoral en caso de conseguir la nulidad.

“¿Qué hacemos con las elecciones de diputados y senadores, de gobernadores? (…) ¿O en el DF, Tabasco, Morelos no hubo compra y coacción?”, cuestionó el especialista.

Indicó que, de declararse a nulidad de la elección presidencial, el 1 de diciembre tendrían que asumir el poder un mandatario interino que debería convocar a nuevos comicios en un lapso de entre 14 a 18 meses, lo cual significa que en 2014 habría nuevas elecciones presidenciales, separadas de las de diputados federales, programadas para 2015.La carta del embajador Navarrete

El martes por la tarde, el embajador Jorge Eduardo Navarrete envió a Aristegui Noticias una carta de respuesta a Jorge Alcocer.

En su misiva señala: “Es claro que la elección presidencial tiene más recursos asignados y las irregularidades fueron tales que comprometieron su autenticidad, y por ello considero que se debe invalidar. Si las otras elecciones presentan elementos de nulidad o invalidez se debe proceder legalmente”.

Esta es la carta íntegra de Navarrete a Alcocer:

Casi quinientas palabras de respuesta

He escuchado dos veces, temprano en MVS radio y al mediodía en Aristegui Noticias, las sorprendentes declaraciones formuladas este martes 17 de julio por Jorge Alcocer, uno de los más notorios expertos electorales mexicanos. Como si se dirgiera a párvulos, explica que el pasado 1 de julio hubo otras elecciones, además de la presidencial. Las enumera exhaustivamente. Aclara que se efectuaron en los mismos locales y ante los mismos funcionarios electorales, “todos viéndose unos a otros”. Con base en tan agudas observaciones, se pregunta si los defectos señalados por el Movimiento Progresista —algunos de los cuales recuerda— afectaron sólo a la presidencial y estuvieron ausentes de las estatales y distritales, en especial de las ganadas por esa coalición. No alude a los denunciados por el PAN, que en mucho coinciden con aquéllos. Se pregunta, de nuevo, si las demás elecciones fueron prístinas, transparentes, limpias y libres. Se interroga: cómo distinguir una de otras. Y, previsiblemente, termina preguntándose: “¿qué hacemos con las elecciones para diputados y senadores, qué hacemos con las elecciones locales, ésas sí fueron buenas, y nada más la otra fue mala? Ahí dejo la pregunta”.

Y ahí la tomo. Las elecciones celebradas en forma simultánea el 1 de julio son actos diferentes, política y jurídicamente. Reciben atención diferente de partidos y actores políticos, de medios informativos, de los ciudadanos mismos. Los recursos que se destinan a la presidencial son incomparablemente mayores que los canalizados a las demás. Las acciones ilegales para predeterminar indebidamente el resultado se suman en la que más importa. Las fallas de una no se reproducen ipso facto en las demás.

Ninguna de las elecciones que coincideron el 1 de julio fue “prístina”, para usar sólo uno de los cuatro adjetivos reiterativos de Alcocer. Después de todo, estamos en México. El número de quejas recibido por el IFE no sólo se refieren a la presidencial. Numerosas elecciones estatales, distritales y locales han sido impugnadas. El Tribunal tendrá más trabajo que en 2006 (y quizá demandará más compensaciones pecuniarias).

Ahora bien, sólo en la presidencial se acumularon irregularidades tantas y tales que comprometieron la autenticidad de la elección y la libertad del voto, por lo que, en mi opinión, habría que proceder a declararla inválida. ¿Qué hacer con las demás? Calificarlas y, cuando existan elementos de nulidad o invalidez, proceder legalmente.

Jorge Alcocer advierte que sería un embrollo reponer la elección presidencial. Hay que admitirlo. Embrollo mayor sería conceder validez, por segunda ocasión consecutiva, a una elección viciada.

Jorge Eduardo Navarrete

Más información:

‘Las otras’ elecciones, un punto que olvida la izquierda: Alcocer

 

 







    Contenido Relacionado


  1. ‘Las otras’ elecciones, un punto que olvida la izquierda: Alcocer
    Julio 17, 2012 10:27 am
  2. Debate: Jorge Alcocer responde a carta de embajador Navarrete
    Julio 23, 2012 10:00 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]