Ex piloto de PGR, implicado en narcovolantes arrojados en Texcoco
José Luis Hernández Barroso es socio, accionista y representante legal de Pulsar Mexicana, empresa señalada por estos hechos

Un piloto que trabajó durante 27 años en la Procuraduría General de la República (PGR) es representante legal y accionista de la empresa responsable de arrojar miles de volantes con supuestas amenazas del crimen organizado mientras se celebraba la tradicional Feria del Caballo en el municipio de Texcoco, Estado de México.

El responsable legal y accionista de la empresa involucrada en la distribución de los llamados “narcovolantes” es José Luis Hernández Barroso, un ex trabajador de la PGR que laboró en la Dirección General de Servicios Aéreos de la PGR hasta el año 2016.

Los llamados “narcovolantes” fueron arrojados el pasado 10 de abril desde un helicóptero que sobrevoló las instalaciones de la Feria del Caballo en Texcoco. El momento fue captado por varias personas que alcanzaron a documentar los hechos mediante sus teléfonos celulares, videos que más tarde se viralizaron a través de redes sociales como Facebook.

Los volantes que caen a los pies de centenas de personas, incluyendo policías municipales, contenían supuestas amenazas del grupo delictivo “La Familia Unida” en contra de otros presuntos criminales, lo que provocó una gran preocupación entre los pobladores de Texcoco.

En un primer momento, las fotografías y videos sobre estos hechos apuntaron a la compañía que parecía ser propietaria de la aeronave, DCO Aviation Solutions, debido a que la aeronave estaba rotulada con esa razón social. Sin embargo, el pasado 12 de abril DCO se deslindó del sobrevuelo sobre Texcoco.

Mediante un comunicado, la compañía responsabilizó a la empresa Corporativo Pulsar Mexicana, empresa con la cual había celebrado un concurso de comodato o renta para poder utilizar el helicóptero como taxi aéreo.

Sin embargo, el contrato “no se materializó”. Pulsar incumplió con uno de los trámites para registrar la operación ante las autoridades aeronáuticas federales, por lo que la aeronave se mantuvo bajo control y resguardo de Corporativo Pulsar.

De esta manera, esta última empresa fue la que arrendó el helicóptero a una tercera persona física o moral “sin notificación ni conocimiento” de DCO Aviation Solutions, por lo que DCO se deslindó de las amenazas y dio parte a las autoridades federales de la probable responsabilidad de Corporativo Pulsar en los hechos investigados.

El piloto, socio y representante de Pulsar Mexicana

En el contrato de comodato firmado por DCO Aviation Solutions con la empresa Corporativo Pulsar Mexicana S.A. de C.V., quien funge como representante legal de Pulsar es el ciudadano José Luis Hernández Barroso, un piloto que laboró en la PGR por  más de 27 años.

Hernández Barroso es más que un simple representante legal de Pulsar Mexicana: es socio, fundador y accionista de la empresa constituida en el año 2007 ante el Registro Público de Comercio del Estado de Oaxaca, según consta en el Folio Mercantil 19681 al que Aristegui Noticias tuvo acceso.

Los otros dos socios de la empresa son José Luis Hernández Salvador y Elia Guillermina Jiménez Sánchez, personas físicas que junto a José Luis Hernández Barroso aportaron 105 mil pesos de capital inicial para arrancar la operación de Pulsar Mexicana.

El objeto social de la compañía es la compraventa y arrendamiento de toda clase de helicópteros para su uso en vuelos de fumigación y otras aplicaciones agrícolas, así como para la comercialización, mantenimiento y reparación de las aeronaves y sus accesorios.

Pulsar 1 by Aristegui Noticias on Scribd

Para cumplir con el objeto de su compañía, Pulsar Mexicana adquirió un helicóptero que presta servicios de taxi aéreo y que también sirve para ofrecer servicios de fumigación en campos agrícolas.
La aeronave de Pulsar era piloteada por el propio José Luis Hernández Barroso en algunas ocasiones. Incluso, el ex funcionario de PGR se vio involucrado en un desplome ocurrido el 5 de febrero del 2010 en Tepic, Nayarit, cuando prestaba servicios como fumigador a bordo de un helicóptero.

Entre 2007 y 2016, Hernández Barroso fungió como piloto en su propia compañía y en la Dirección General de Servicios Aéreos de la PGR, sin que la empresa y los ingresos que la misma le generaron estén incluidos en las versiones públicas de su declaración patrimonial.

Corporativo Pulsar Mexicana cuenta con una página de internet,en la que José Luis Hernández Barroso aparece como un instructor con experiencia como piloto aviador desde 1979 y con capacidad técnica para volar cinco modelos y marcas distintas de helicópteros.

Aristegui Noticias buscó contactar a José Luis Hernández Barroso en los teléfonos que aparecen en la web de Pulsar Mexicana, con el propósito de consultarle sobre los hechos ocurridos en Texcoco, pero no hubo respuesta.



Temas relacionados:
Edomex
PGR
SOCIEDAD


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]