‘El poder político es cada vez más intolerante ante la crítica periodística’: Ricardo Ravelo
El escritor publica ‘Ejecuciones de periodistas: los expedientes’, una investigación que expone el vínculo entre el crimen organizado y el poder político
Entrevista con ricardo ravelo
(Redacción AN).

Desde 2014 México es considerado el país más peligroso para ejercer el periodismo, Y de acuerdo con las estadísticas, es en el estado de Veracruz donde ha ocurrido el mayor número de desapariciones y asesinatos de periodistas. En Ejecuciones de periodistas: los expedientes (Grijalbo), Ricardo Ravelo analiza la complicidad entre el crimen organizado y el poder político. ¿Por qué?, se pregunta el autor. A fin de encontrar respuestas explora las averiguaciones y exhibe sus contradicciones. Recupera las historias de Gregorio Jiménez de la Cruz, Sergio Landa Rosado, Víctor Manuel Báez Chino, Evaristo Ortega Zárate, Gabriel Manuel Fonseca Hernández, Miguel Ángel López Velasco, Yolanda Ordaz de la Cruz, Gabriel Huge Córdovas y Regina Martínez Pérez

¿Qué conclusión le deja la escritura de Ejecuciones de Periodistas?

Hay más dudas que conclusiones. En cada caso hay líneas de investigación que no se exploraron y documentos incompletos. Hubo más interés en algunos que en otros pero lo cierto es que sólo hay resultados a medias en dos. El de Regina Martínez está cerrado para el gobierno de Veracruz y hay un solo detenido que ni siquiera es el responsable directo del crimen. La investigación deja muchas dudas porque no se exploró su trabajo periodístico. Cinco días antes de su asesinato publicó a un texto que relacionaba a dos políticos locales con enriquecimiento ilícito. La muerte de Gregorio Jiménez de la Cruz, es el único caso cerrado donde hay detenidos y sentencias. El resto de los expedientes están en manos de la Procuraduría General de la República desde hace dos años. En algunas muertes hay indicios de la participación del crimen organizado pero tampoco hay conclusiones.

Su investigación exhibe la impunidad y el vínculo entre el crimen organizado y el poder político.

Al final ya no queda claro dónde está la frontera entre uno y otro. El crimen organizado ha permeado todo y tal vez no permite que las investigaciones caminen. Me llama la atención el número de muertes en un tiempo tan corto. Para la autoridad es muy fácil decir que los reporteros estaban relacionados con el crimen organizado, y aunque existen indicios de una presunta vinculación no está acreditado. Además no se sabe si esta vinculación fue voluntaria o forzada. En la mayoría de los casos no vemos algo tangible de la presunta vinculación, es decir no observamos enriquecimiento en los reporteros. Todos vivían al día, y muchos trabajaban para más de un medio. Lo que sí está muy claro, salvo en el caso de Regina, es la vinculación del narcotráfico con los policías.

En el interior de la república los periodistas son más vulnerables. Incluso su presunta vinculación con el crimen organizado en ocasiones es porque no les queda de otra.

Es verdad. Sobre Landa Rosado del Diario de Cardel, se sabe que un presunto zeta le mandaba dinero para pagar su teléfono. Y Yolanda Ordaz, aparece mencionada como enlace de los zetas con un grupo de reporteros, muchos de ellos que ya murieron. El problema es que la investigación está incompleta. No se adentra a conocer cómo fue esa relación, si existió o no. Lo más fácil es decir que estaban implicados; lo más difícil es probar cómo y porqué.

¿Hay un modus operandi en el presunto vínculo el crimen organizado y el poder político?

A nivel local muchos casos son parecidos. Sólo en los casos de Gregorio y Regina, no hay un indicio de corrupción. Gregorio estaba haciendo un trabajo de denuncia con las herramientas que tenía a su alcance, era un reportero muy activo, con ciertas deficiencias en su técnica, pero tenía el dato por eso lo secuestraron. Regina estaba haciendo investigaciones complicadas. Llama la atención que el grupo encabezado por la reportera Yolanda Ordaz, rentara una casa donde tenían computadora, teléfono, radio de comunicación. Supuestamente, la renta la pagaban entre varios reporteros. Un informe de la armada señala que esa casa la pagaba por el grupo delictivo.

En su libro exhibe a Veracruz como el estado más riesgoso para ejercer el periodismo.

Es verdad. Un caso interesante es el de Evaristo Ortega, un chico que estaba haciendo periodismo, tenía un medio local y quería ser político. Se involucró con un personaje ligado al narcotráfico y lo desaparecieron. Lo que no sabemos es si fue su labor periodística o algún otro inconveniente lo que detono su desaparición. Gabriel Fonseca, un chico de Acayucan que llegó al periódico a pedir trabajo porque quería ser reportero. Antes de cumplir un mes trabajando desapareció. Su expediente es de 20 hojas nada más y no se sabe nada. Lo mismo sucede con Landa, cuentan que la primera vez que lo levantaron a dos calles estaba la policía y no intervino. La policía tiene mucho que ver en muchos casos porque es una policía coludida. A Miguel Ángel López Velasco, subdirector de NotiVer, lo declararon muerto en Zapopan, Jalisco pero nadie vio el cuerpo. Se sabe que un policía intervino en el crimen pero los que participaron están libres. Estamos ante casos de impunidad.

¿Lo que sucede en Veracruz va más allá de Duarte? ¿Qué panorama percibe para este año, en que habrá elecciones en la entidad?

De no resolverse el tema de la seguridad, continuarán las desapariciones no sólo de periodistas sino de la sociedad en general. Más allá de que Duarte haya heredado un problema grave, dejó de atender el tema de la seguridad. Cuando un territorio no tiene estructura, ni estrategia para el tema de la seguridad, la prensa paga las consecuencias porque cuando se publican situaciones que vinculan al crimen organizado con la política, vienen las amenazas y la desaparición de los reporteros. Hoy, el escenario es peor que hace cuatro años. Hay tres zonas en foco rojo: centro (Córdoba, Orizaba), donde ocurrieron los dos últimos asesinatos; sur (Minatitlán, Coatzacoalcos y las Choapas); y norte, (Papantla, Poza rica y Tuxpan). Ejercer el periodismo ahí es complicado, los reporteros ya se autocensuran o abandonan el oficio ante la falta de condiciones.

¿A nivel federal percibe disposición para revertir esta tendencia?

No hay medidas. Hay una fiscalía que atiende los casos de los periodistas pero no revela nada. Las agresiones contra los reporteros prevalecen en todo el país, incluso en la Ciudad de México. Estamos ante un escenario donde el poder político está cada vez más intolerante ante la crítica periodística: cuando no te censuran, te desaparecen. El caso de los periodistas desaparecidos o asesinados está cayendo en el mismo vacío que el tema de las desapariciones forzadas, donde la respuesta oficial es el silencio.

libros





    Contenido Relacionado


  1. Winslow Roncagliolo y maradona entre los libros de la semanaWinslow, Roncagliolo y Maradona, en los libros de la semana
    abril 15, 2016 9:02 am
  2. Lectura de los amorososLeerán ‘Los amorosos’ de Jaime Sabines en el Centro Cultural Bella Época
    abril 14, 2016 9:42 pm
  3. Entrevista Ricardo HamRicardo Ham describe de qué está hecho un asesino serial
    abril 14, 2016 8:58 am
  4. Presentacion bernardo esquincaBernardo Esquinca presenta ‘Carne de ataúd’, novela sobre el origen de la nota roja
    abril 13, 2016 8:39 pm
  5. libro y la rosaFiesta del Libro y la Rosa, 23 y 24 de abril en la UNAM
    abril 13, 2016 1:52 pm
  6. libro recupera la lirica de tierra calienteLibro rescata la lírica popular de Tierra Caliente
    abril 13, 2016 11:03 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Inflación se acelera y sube 3.31% en noviembre
Es la más alta desde el 4.08 por ciento que registró en diciembre