José Luis Martínez S. y la época dorada de la vida nocturna en la CDMX
El periodista publica el libro ‘El día que cambió la noche’.
(Redacción AN/Grijalbo).

“Mi lugar favorito era El Capri”, recuerda José Luis Martínez. Durante años, el periodista ejerció de noctámbulo incansable. Sus crónicas y entrevistas se debían a una vida nocturna hoy prácticamente inexistente. La mañana del 19 de septiembre de 1985 todo cambió. Decenas de edificios se vinieron abajo y con ello se sepultó una época. El escritor rinde homenaje a aquellos días en el libro, El día que cambió la noche (Grijalbo).

¿El día que cambió la noche está escrito desde la nostalgia?

Lo escribo desde la memoria. La nostalgia es un retroceso y a mí me gusta mirar atrás no para quedarme en el pasado, sino para entender el presente. Quería mostrar un paradigma sobre cómo se vivía entonces y cómo se vive ahora.

Cambió mucho la vida nocturna…

Radicalmente y no sólo debido al temblor. El sismo fue el golpe del nocaut pero ya venían otros problemas, entre ellos los económicos que hacían insostenible el funcionamiento de muchos cabarets y ciertas cuestiones de inseguridad aunque sin los niveles actuales. Considerando además que ciertas zonas sí fueron devastadas. No quedó nada de lugares como el Regis donde estaban: La taberna del Greco, El Impala, El Capri; el Hotel del Prado, que albergaba el Bar Montenegro, el Salón Candiles o el Versalles. Después no se hizo nada por recuperar espacios para la diversión y convivencia nocturna. Se perdió una tradición de diversión en la Ciudad de México que venía de muchos años atrás.

¿Qué extraña de esa época?

Extraño tener sitios diversos para convivir, conversar y pasarla bien; extraño caminar de noche sin el temor de que me asalten; extraño la ciudad iluminada por marquesinas. Siempre sentí una gran atracción por la luz de neón.

¿Nos faltaba la visión del impacto del sismo en la vida nocturna?

Es todavía una asignatura pendiente, el libro intenta saldarla pero faltan muchas cosas. Estamos acostumbrados a ver a esta ciudad de manera diurna, pero la realidad es que tiene vitalidad las veinte cuatro horas. Nos hace falta indagar más. De alguna manera lo empezó a hacer Sergio González Rodríguez con Los bajos fondos: El antro, la bohemia y el café; y Fabrizio León en Vivir la noche.

Pone énfasis en las vedettes y el oficio de su trabajo.

Sí, aunque no es un libro de vedettes, sino de vida nocturna. Quienes llegaron a destacar tenían una enorme disciplina: tomaban clases de canto, baile y actuación. Muchas preparaban su vestuario con gran dedicación como Princesa Lea u Olga Breeskin, que es el ejemplo de una vedette-empresaria. No había ninguna improvisación como sí después se dio en el tabledance, que ya también desapareció y donde se estableció el anonimato de las bailarinas también. El libro pretende recordar el profesionalismo de las vedettes, una noche en la que un podía ver una estrella y contribuir a la crónica de la ciudad desde la experiencia de un reportero al que le toco recorrer la noche.

¿En qué momento pasados de los cabarets a los tabledance y de ahí a lo que vivimos ahora?

Es tenebroso lo que vivimos actualmente con lo políticamente correcto, con tantas organizaciones que en lugar de defender los derechos humanos, lucran con ciertas causas. Qué bueno que exista la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y organismos internacionales serios, pero al mismo tiempo hay organizaciones que se dedican a medrar. La primera noción del tabledance la tuve Los Ángeles, a mediados de los ochenta. Llegó a México prácticamente de la misma manera en que se hacía en Estados Unidos, pero pronto degeneró en otras cosas, sobre todo en los noventa. Después fueron perseguidos y exterminados. Cuando se poblaron de mujeres extranjeras empezó el problema de la trata de personas. Ahí faltó una regulación estricta que cancelara la trata, pero que no la clausura indiscriminada porque muchas personas se quedaron sin empleo y que se dedican a eso por gusto y en pleno ejercicio de su libertad. Cualquier entretenimiento debe ser permitido siempre que no transgreda la ley. Ni con Urruchurtu hemos pasado una época como la actual.

¿Cómo llegamos a esta etapa?

Por la inseguridad, la gente sale poco; la corrupción, la gente se ha ensañado con los giros negros; y un tercer factor es el económico. Tener un lugar como El Patio, con cena, dos orquestas y una variedad con un cantante famoso no es rentable en actualidad. Ahora puedes meter diez mil personas en el Auditorio Nacional. Es una lástima que se haya acabado la vida nocturna en la Ciudad de México.

Los críticos de los giros negros argumentan en el trato denigrante a la mujer y la comercialización de su cuerpo.

Yo creo en la capacidad de los adultos para decidir sobre su pensamiento y cuerpo. Si una persona a partir de los 18 años tiene la capacidad de votar para elegir a quién guiará los destinos de su país, tiene también el derecho a decidir con su cuerpo. La libertad no puede tener cortapisas más allá de la no transgresión de la ley y sobretodo de no perjudicar a otra persona. Ensalzamos a las prostitutas en la literatura o el cine, pero en la realidad les negamos el derecho a decidir.

Con el terremoto del 85 cambiaron más cosas de las que vemos a simple visto.

Hay cosas esenciales. El terremoto, como advirtió Carlos Monsiváis, generó el nacimiento de la sociedad civil ante el pasmo del gobierno de Miguel de la Madrid. La noche del 18 al 19 de septiembre me desvelé mucho, llegué a mi casa como a las 5 de la mañana y a las 10 ya estaba de regreso. Pero lo más estremecedor fue ver la cantidad de jóvenes ayudando en una lección de solidaridad y asumiendo liderazgo, rebasando por completo a las autoridades.

libros







    Contenido Relacionado


  1. El vía crucis de los niños migrantes, en el nuevo libro de Valeria Luiselli
    Noviembre 16, 2016 6:37 pm
  2. Recibirá Felipe Garrido, Premio Nacional de Letras de Sinaloa
    Noviembre 16, 2016 6:26 pm
  3. “Lo que se ve no se pregunta”, nuevo libro sobre Juan Gabriel
    Noviembre 16, 2016 9:33 am
  4. ‘Utopía’ de Tomás Moro cumple 500 años
    Noviembre 15, 2016 9:35 pm
  5. Conoce las celebraciones por el 70 Aniversario de la Biblioteca de México
    Noviembre 15, 2016 9:21 pm
  6. Raúl Zurita abre el Encuentro de Poemas en la CDMX
    Noviembre 14, 2016 8:08 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]