‘Marichuy’ inicia gira en zona zapatista; “es la hora de los pueblos”
"No se repartirán despensas, ni playeras, ni cubetas, ni cemento, ni tinacos, ni láminas, ni gorras, ni tortas, ni frutsis, ni promesas...".
Foto: Adolfo Vladimir/ Cuartoscuro

Por Ángeles Mariscal

María de Jesús Patricio Martínez, aspirante a candidata independiente a la Presidencia, regresó a Chiapas, lugar donde en mayo pasado fue nombrada vocera del Consejo Indígena de Gobierno.

La agenda de Marichuy ha estado ligada al EZLN desde hace 22 años, cuando a convocatoria del grupo armado nació el CNI, organismo del que forma parte desde entonces.

En 2001, a nombre del CNI y al lado de la comandante zapatista Esther, María de Jesús habló ante el Congreso de la Unión para exigir el cumplimiento a los acuerdos de San Andrés, firmados e incumplidos por el gobierno federal, y que llevó a que de facto el EZLN iniciara la construcción de su autonomía como gobierno y como sociedad.

Quince años después, en octubre de 2016, el EZLN lanzó la propuesta de participar en la elecciones de 2018, para poner de nuevo sobre la mesa pública la apuesta del cambio por la vía civil y pacifica, aliado con grupos de la sociedad civil.

Desde el pasado fin de semana visita las sedes del EZLN para agradecer y saludar a los integrantes del grupo insurgente.

“Es la hora de los pueblos”

La gira inició en Guadalupe Tepeyac, en la zona indígena tojolabal, un lugar emblemático porque ahí tuvo lugar la primer reunión entre el EZLN y grupos de la sociedad civil, en agosto de 1994.

Desde el camino de llegada a este lugar, comunidades zapatistas colocaron sobre la carretera grandes lonas dándole la bienvenida a María de Jesús y al Consejo Indígena de Gobierno.

Al arribar, fue recibida de manera efusiva por miles de tojolabales que llegaron de las zonas fronteriza y selva. Sobresalían mujeres ataviadas con vestidos coloridos y adornos que colocaron sobre sus pasamontañas, quienes le extendieron los brazos y a su lado camino hacia el lugar del encuentro.

Bajo un domo colocaron un templete festivo por los globos de colores que ondeaban al viento. Ahí María de Jesús dio un emotivo discurso  e hizo un llamado a la unión “aún con quienes piensan distinto”, porque dijo que zapatistas y no zapatistas, indígenas y no indígenas, campesinos y habitantes de las ciudades, hombres y mujeres, todos están bajo los impactos del sistema capitalista, que ha incrementado la pobreza, violencia y despojo de bienes y recursos naturales.

Ante más de cinco mil personas, sentenció:  “Llegó la hora de todos los pueblos, llegó la hora de unirnos y luchar juntos todos para derrocar este sistema capitalista que nos está acabando, porque si no lo hacemos ahora, después sería demasiado tarde y podríamos todos lamentarlo”.

Alrededor, milicianos del EZLN, uniformados, custodiaron el evento y de forma particular a la candidata que los representará en las boletas electorales durante la contienda electoral de julio del 2018.

María de Jesús se rodeó de mujeres. Ahí les pidió a los presentes de voltear a ver a los que están sufriendo los estragos del sistema capitalista, “aunque sea de otro color, aunque piensen diferente a como pensamos”.

“Es el momento de juntar todos esos esfuerzos y luchar juntos contra este sistema. Sino unimos estos esfuerzos vamos a seguir por años sufriendo lo mismo o quizá lo peor”, dijo.

Explicó que en el contexto del México actual, es importante actuar juntos. “Es tiempo hermanos de articularnos, de juntarnos, de ponernos de acuerdo  cómo le vamos a hacer para que nuestras comunidades ya no se las sigan acabando, es el momento de hacer ese esfuerzo y de voltear a ver a nuestros hermanos que tenemos al lado y que juntos pensemos, cómo nos vamos a organizar para derribar este sistema capitalista, y que no sólo está acabando con nuestros pueblos sino que va acabar con todos los pueblos del mundo”.

“Por eso decimos que es la hora de los pueblos, porque los pueblos hemos estado desde que inició este país. Desde que existe la tierra hemos estado. Pero han llegado otros con malas intenciones que solamente los pueblos indígenas vemos como saquean la riqueza, de cómo se aprovechan de nuestras riquezas que tenemos en nuestras comunidades”, agregó.

Llamó a todos los presentes a dejar a un lado a todos de aquellos que los han dividido y que los han hecho que se peleen entre hermanos.  “¿Y cómo lo vamos a lograr? Uniendo , articulando, concientizando. Y vamos a ir caminando juntos. Y vamos a ir peleando por todos los mexicanos y por todo el mundo. Por eso decimos es la hora de los pueblos, es el momento de unirnos. Es el momento de pensar que sino damos este paso tan importante que vemos desde el CNI, tal vez vamos a estar diciendo, ¿porqué no hice caso?”.

Estamos peor que hace 23 años

A nombre del EZLN hablaron la zapatista Janet, una comandante de nombre Aurora y finalmente Evelinda, otra mujer indígena integrante del grupo insurgente, hizo un recuento de la situación del país en los últimos 23 años, la que dijo, sigue igual o más grave que antes de que decidieran levantarse en armas en 1994.

“Sigue la explotación, la humillación, el despreció, el olvido, la marginación y la muerte, y la crueldad de los malos gobiernos de este país, (quienes actúan) en complicidad con los capitalistas neoliberales.

Refirió el impacto de las reformas a la constitución que impulso Enrique Peña Nieto, la privatización de las tierras comunales y ejidales, ¡al igual que lo hacen con los ríos, los bosques y montañas, y en general la flora y la fauna del país”.

“Estos últimos tiempos, los malos gobernantes y los capitalistas neoliberales, con su ambición pretenden desalojarlos para robar todos los recursos naturales que los pueblos originarios han venido cuidando durante siglos y siglos, y someterlos como sus mozos y esclavos en sus propias tierras”.

“Los españoles en la época de la conquista y esclavitud, los hacendados y finqueros nos quitaron las mejores tierras, nos mandaron a las lomas, ahora quieren despojarnos de ahí, a dónde nos vamos pues?. Luchemos para defendernos o nos morimos.  La mentira se hace cada vez más grande ofreciendo ciudades rurales a cambio de nuestras tierras o lugares que sólo representan la muerte”, dijo la mujer indígena zapatista.

María de Jesús Patricio y las mujeres zapatistas hicieron especial énfasis en la crisis particular que viven las mujeres en México, en la situación de violencia y falta de oportunidades.

La vocera del EZLN visitó también  el Caracol de Morelia, del municipio autónomo rebelde zapatista  “17 de Noviembre”. Antes del 19 habrá recorrido las cinco sedes del grupo insurgente.

Todos estos actos “son masivos, públicos y abiertos a todas las personas que quieran ver y escuchar a Marichuy. No se repartirán despensas, ni playeras, ni cubetas, ni cemento, ni tinacos, ni láminas, ni gorras, ni tortas, ni frutsis, ni promesas”, señalaron los organizadores haciendo ironía sobre las prácticas electoreras del resto de los candidatos.






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]