“Me preocupa no tener una ideología clara”: Agustín Ramos
El escritor hidalguense habla en entrevista sobre ‘Justicia mayor’, su nueva novela.
Me preocupa no tener una ideología clara Agustín Ramos
(Foto: Conaculta/Penguin Random House).

A finales de siglo XVIII, en las sierras de Tutotepec surgió una rebelión indígena. Tras siglos de opresión, desafiaron el dominio de los conquistadores españoles, su religión y sus leyes, convencidos de que un nuevo orden estaba por venir. El resultado: la muerte y el cautiverio, pero también la adaptación, que mezcló la ironía y la fascinación. Bajo este argumento, se sostiene Justicia mayor (Penguin Random House), la nueva novela del escritor hidalguense Agustín Ramos (1952).

¿Uno de los temas de su novela es la injusticia, qué la detona?

Hay dos móviles para hacer novela colonial en México: uno es la nostalgia y otro es la insistencia, insistir en algo que es pasado pero cuyos efectos siguen existiendo y por eso es importante regresar a ello. En este sentido, me parecía prudente retomar al movimiento sucedido en Real del Monte en el siglo XVIII.

Cuando habla de nostalgia, ¿en qué sentido la toma?

La novela virreinal se caracteriza por la nostalgia de una aristocracia que ha querido revivir viejos tiempos de esplendor. Hay gente que ve al pasado con nostalgia y piensa que todo tiempo pasado fue mejor, este no es mi caso. Si la actualidad es dura en parte es por una consecuencia del pasado, es decir, el pasado sigue presente. Para esta novela me cuestionaba ¿cómo funcionaban las cosas hace dos siglos?

Escribir sobre el pasado, ¿es un ajuste de cuentas con el pasado o con el presente?

Con ambos. No pertenezco al pasado, pero entiendo que varios de los problemas de entonces se mantienen hoy día. En todos lados podemos ver que el hombre no ha crecido y que el desarrollo tecnológico se ha dirigido más hacia la destructividad que hacia la creatividad.

En el fondo, también es un ajuste de cuentas con uno mismo. A lo largo de sus libros este tipo de reflexiones están siempre presentes.  

Cuando me preguntan en quién me inspiro, respondo que en mí, para lo bueno  y para lo malo. Cualquier tipo de juicio es a partir de uno. Hay que correr ese riesgo porque de lo contrario te conviertes en un observador lejano de la realidad humana.

¿En su caso cómo dialoga la estética con la ética? 

Es difícil responder porque me obligas a definir ambas. Preferiría abordarte por el fondo y la forma. El fondo determina una forma. Yo escribo novela porque es la única manera de decir lo que quiero decir, pero al mismo tiempo porque el fondo depende de las exigencias del género. Así como se pretendo ser riguroso con la cuestión de los géneros, también desconfío de aquel narrador que se siente conforma con uno. Yo me quedo con Dante Alligheri, Miguel de Cervantes Saavedra, antes que con Borges, por ejemplo. Le tengo más confianza a un autor que está luchando con las formas y que no sabe cómo definirlas.

Le dedica el libro a Fernando del Paso, Vicente Leñero, José Agustín y Jorge Aguilar Mora. 

Son maestros a los que les debo este libro. Han sido autores que me han tocado poderosamente tanto por su visión de la historia como por su visión de la vida. Fernando del Paso es un gran innovador de las formas. Admiro el respeto ético a la realidad que tiene Vicente Leñero. Jorge Aguilar Mora, fue de los primeros en leer Al cielo por asalto y siempre me ha parecido una fuente muy importante de pensamiento crítico implacable. En México hace falta crítica, una crítica radical, fuerte, sobre todo de las grandes figuras, no para derrumbarlas del gran pedestal en que se tiene, sino para que los veamos con un poco más de objetividad. José Agustín es como un hermano mayor, es el escritor natural muy dotado y siempre me pareció de vanguardia.

Me sorprende que no hable de Revueltas. 

José Revueltas es el papá que no tuve y con él tengo muchos problemas, me parece un escritor con un peso demasiado grande y una sombra muy fuerte. Mi lucha contra Revueltas es mi lucha por nacer. Aun no termino de desprenderme de los ensayos que escribí sobre él.

Se le considera como uno de los exponentes de la novela militante, ¿está de acuerdo con la clasificación?

El juicio se basa en las tesis y ensayos largos que se han hecho sobre Al cielo por asalto, sobre esa trilogía inicial. Así lo han escritor Christopher Domínguez o Alejandro Toledo, por no hablar de los académicos como Patricia Cabrera. No creo haber renovado algo, pero sí di un punto de vista diferente.

Una palabra como militante en la literatura puede generar cierta desconfianza hacia su obra.

Sí, como deberían desconfiar también del adjetivo intelectual. A mí no me pesa porque mi paso por la militancia fue muy breve. Ya tengo 62 años y de esos, milité 5 o 7 años en una corriente muy satanizada, pero en realidad bastante plural y democrática como es el trotskismo. Al contrario de Revueltas o Diego Rivera, cuando dejé el trotskismo no me sentí ni huérfano ni nada.

En términos literarios hay que tener cuidado porque se puede caer en una aspiración doctrinaria. 

Sí, yo creo que la historia ya está contaminada y eso es una cuestión de ideologías hegemónicas. No me da miedo la cuestión ideológica; me preocupa no tener una ideología clara. No me preocupa que piensen que puedo contaminar mí literatura, me preocupa que no crean que soy sincero.

libros-banner-pie-de-nota



Temas relacionados:
Cultura
Libros


    Contenido Relacionado


  1. Lectura de García Lorca en el Museo de la Ciudad de MéxicoLectura de poemas de García Lorca en el Museo de la Ciudad de México
    junio 16, 2015 2:32 pm
  2. "100 Historias Inéditas del Rebaño Sagrado"“100 Historias Inéditas del Rebaño Sagrado”
    junio 15, 2015 9:44 pm
  3. Homenajes a Beatriz Espejo y Julio Scherer en la Feria del Libro de TijuanaHomenajes a Beatriz Espejo y Julio Scherer en la Feria del Libro de Tijuana
    junio 15, 2015 6:20 pm
  4. Premio Las Nuevas Plumas lanza su convocatoria de CrónicaPremio Las Nuevas Plumas lanza su convocatoria de Crónica
    junio 15, 2015 5:55 pm
  5. Javier Garciadiego presenta 'Alfonso Reyes. Un hijo menor de la palabra'Javier Garciadiego presenta ‘Alfonso Reyes, un hijo menor de la palabra’.
    junio 15, 2015 2:41 pm
  6. Tenancingo Tlaxcala cuna de la trata de personas PrimeroscapítulosAsí opera el tráfico de mujeres en Tenancingo, Tlaxcala #PrimerosCapítulos
    junio 14, 2015 10:53 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Falsifican firma de Kate del Castillo
“No voy a participar en elecciones del Edomex”, aclara.