‘Necesitamos replantearnos el combate a las drogas’: Juan Pablo Escobar
El hijo del narcotraficante colombiano publica ‘Pablo Escobar In fraganti’.
(Redacción AN/Planeta).

“En cuanto encuentre a las personas con el coraje y el dinero”, contaré la verdadera historia de mi padre. Juan Pablo Escobar, conocido en tiempos más convulsos como Juan Sebastián Marroquín Santos, está decepcionado de las series y películas dedicadas a su padre, uno de los narcotraficantes más temidos de todos los tiempos.  Mientras eso sucede, el hijo del capo ha comenzado a contar por escritor los secretos de su padre. Su libro más reciente es Pablo Escobar in fraganti (Planeta), donde revela la intrincada red de corrupción internacional que permitía transportar droga de norte a sur sin empacho alguno.

¿Por qué todavía nos interesa tanto Pablo Escobar?

Habría que preguntarle a Netflix. A veintitrés años de su muerte está claro que hay un resurgimiento de su fama. Es una moda y los grandes medios hacen negocio con la historia de mi padre y en particular glorificando su actividad criminal, a pesar de que es la peor manera en que puedes contar historias como éstas. No me opongo a que se hable de Pablo Escobar sino a que se le glorifique. Si hiciera apología de él, sin duda vendería más libros pero no puedo hacerlo.

Usted es muy crítico con su padre…

Claro, tengo que serlo porque es la lección que aprendí de ese pasado. Lo que transmiten las series no es la realidad.

En Pablo Escobar In fraganti cuenta su modus operandi en términos de tráfico de drogas.

Sí, habló de su relación con la CIA para financiar la lucha anticomunista en Centroamérica; describo cómo funcionaba la ruta conocida como ‘El tren’ y que involucraba a una gran cadena de corrupción: desde el primer oficial en Colombia hasta el último en Estados Unidos. Una ruta donde se enviaban hasta ochocientos kilos de cocaína por semana en aerolíneas comerciales. Esto muestra la capacidad de corrupción que tiene el narcotráfico, hoy erigida como una institución paralela al Estado.

¿Cómo lleva investigar y escribir lo que hacía su padre?

Aprendí a convivir con esto. Cuando tenía siete años mi padre me dijo: “Hijo yo soy un bandido, a eso es a lo que me dedico”. Así comenzó nuestra relación padre-hijo. Aquella confesión marcó un antes y un después. Sus pláticas eran una especie de confesión.

Pese a que usted era muy pequeño…

Sí, era muy pequeño para juzgar a mi padre. Además fui criado en casa con mucho amor. No fui hijo de un hombre violento dentro de la casa. Al interior nos inculcó valores humanos que no aplicaba afuera. Tenía muy claro y definido el rol de padre y el rol de bandido; era una dualidad con la que tuve que convivir.

Habrá tenido que ir a terapia…

No, nunca fui porque no quería enloquecer al psicólogo. Cuando desarrollas la capacidad de escuchar a tu propia conciencia –y todos la tenemos-, no requieres tanta ayuda. En casa la familia era una cosa y los negocios, otra. Este amor me ayudó a entender la vida desde una perspectiva muy distinta.

Pero al final lo marca, a usted lo presentan como ‘el hijo de Pablo Escobar’…

Claro, parece que es una profesión. En una ocasión fui a dar una charla a una prisión en España y un preso me dijo que ojalá me recuerden por quién soy y no por mi padre.

Usted se involucró activamente en el proceso de paz en Colombia, ¿lo hizo para expiar un sentimiento de culpa?

Es una manera de aceptar los grandes errores que cometió mi padre y la violencia atroz que dejó a su paso. Me he acercado con el máximo respeto a las víctimas para pedirles perdón. Yo no hice ese daño y ellos lo tienen claro. Gracias a estos procesos de reconciliación he renovado mi fe en la paz.

¿Es un hombre de fe?

Soy un milagro viviente y te puedo mostrar las fotos. No sé si sirva como evidencia para ser un hombre de fe, pero sólo un milagro me pudo salvar.

Una de las lecciones de su libro es que su padre no operaba solo, sino que contaba con la complicidad de las autoridades…

Los gobiernos y en particular, Estados Unidos, nos juzga sobre cómo nos comportamos respecto al problema de las drogas, pero a la vez están involucrados desde la misma problemática y corrupción que propone el prohibicionismo.

¿Su padre conoció a Donald Trump?

Que yo sepa no, pero puedo hacer un par de preguntas. Estaría interesante averiguarlo pero ahí si me matan.

¿Cómo surge la historia de llevar a Michael Jackson a su casa?

Surge a partir de mi aburrimiento. Cansado de los grupos locales y viendo que había libertad de presupuesto, le sugerí traer al Rey del pop para un concierto privado. Al principio le pareció inviable, pero mi padre hábil para los negocios ideó que llevar a Michael Jackson y cuando el músico quisiera regresar le cobraría sesenta millones de dólares a cambio de su libertad. Al final el plan no se concretó porque ese año confiscaron la finca. Tenía en planes para secuestrar a Chabeli Iglesias en Miami. Algunos piensan que me invento cosas pero no es así, si se le hubiera ocurrido secuestrar a un Kennedy lo hubiera hecho.

¿A qué artistas le llevó?

En eso trato de ser reservado porque respeto la actividad del artista y muchas veces se le juzga por quien lo contrata. Lo que si te puedo decir es que el Chavo del 8 no estuvo, habría sido una fiesta inolvidable. Si llegó a ocurrir, fue en casa de otros mafiosos.

¿Encuentra similitudes entre Pablo Escobar y ‘El Chapo’ Guzmán?

Son culturas, épocas y tecnologías distintas. Para lo que vale la comparación es para entender cómo funciona el prohibicionismo. No importa cuántos jefes de carteles mates o metas a la cárcel, siempre habrá uno nuevo. El verdadero mensaje es que no importa el tiempo siempre habrá un Pablo Escobar si seguimos con la mirada prohibicionista.

Usted está claramente en contra del prohibicionismo…

Cien años de muertes nos marcan la pauta para reconocer que no funciona. Pese a los muertos, nunca en la historia del prohibicionismo han faltado drogas en un stock. Al contrario, las organizaciones criminales se han empoderado más.  Por ejemplo, no hace mucho los Rodríguez Orejuela, del Cártel de Calí, le entregaron al gobierno estadounidense dos mil millones de dólares para que borraran de la Lista Clinton a sus familiares. Antes Colombia padecía violencia atroz de Los extraditables, un grupo fundado por mi papá que se oponía a las extradiciones a Estados Unidos para evitar ser juzgados. Hoy, los narcos prefieren pagarse el pasaje y llegar rápido porque saben que en dos años se declaran testigos protegidos y salen a la calle. Ya no es un delito, sino un negocio. Los cárteles de la droga latinoamericanos siendo inmensamente millonarios, son los más pobres en la cadena del negocio. De los ricos nunca se habla, el organigrama siempre lo vemos del muro para abajo.

¿Qué serie o película se aproxima a quien era tu padre?

No la hay, espera a que haga la mía. Él era una persona más simple y sencilla de lo que parece. Acerca de mi familia se muestran muchas mentiras. En Netflix ponen a mi abuela como una mujer tierna y no fue así, al contrario. Al final de la guerra jugó más a favor de los otros cárteles que de mi papá. Mi tío Carlos no vendía drogas, sino biblias en la calle. A mi madre la ponen como una mujer ingenua, pero era más tierna y cariñosa de lo que parecen. En cuanto encuentre a las personas con el coraje y el dinero, contaré la verdadera historia.

¿Qué le falta contar de su padre?

Mi padre encerraba muchos secretos. A mi dio miedo publicar este libro, no soy antiestadounidense, simplemente cuento la verdad sin decir nombres propios, porque creo que así podemos aprender como sociedad. Necesitamos replantearnos el combate a las drogas.

libros







    Contenido Relacionado


  1. ‘Entre el mundo y yo’, una aproximación al racismo en EU #PrimerosCapítulos
    Abril 16, 2017 8:51 am
  2. Libros de la semana: Arredondo, Carrère, Esquinca…
    Abril 14, 2017 11:27 am
  3. Moby se confiesa en ‘Porcelain. Mis memorias’ #Letrasynotas
    Abril 13, 2017 5:42 pm
  4. Slavoj Žižek analiza al islam como forma de vida
    Abril 12, 2017 2:06 pm
  5. La poeta de 94 años, Dolores Castro prepara nuevo libro
    Abril 12, 2017 1:49 pm
  6. Se estrena en México documental sobre Octavio Paz
    Abril 11, 2017 6:33 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]