“La música norteña está en mi ADN”: Luis Jorge Boone
El narrador coahuilense publica el libro de cuentos ‘Figuras humanas’.
entrevista con luis jorge boone
(Redacción AN/Alfaguara).

Luis Jorge Boone (1977) escucha de todo.  Sin fundamentalismo alguno, el narrador de Monclova va del reggaetón a Bach. “La música es tan noble que hacer juicios habla más mal del nosotros que de ella”, apunta el ganador de reconocimientos como el Premio de Poesía Ramón López Velarde y de Literatura Gilberto Owen.

Sin embargo puestos a elegir, el corrido manda. Su admiración por Julián Garza o Catarino Leos es casi tan grande como la que siente por Xavier Villaurrutia. Cercano a la guitarra y el acordeón, el autor de La noche del caníbal, Cavernas y del recién publicado Figuras humanas (Alfaguara), reconoce: “Mi problema no es tomar el micrófono, sino soltarlo”.

 ¿A qué música suena su infancia?

A música norteña. Mi mamá hacía el quehacer escuchando a Los Tigres del Norte, Los Montañeses del Álamo o Los Alegres de Terán. Después quise desligarme y busqué la distorsión, la guitarra. Con el paso del tiempo me reconcilié. La música norteña está en mi ADN.

¿Toca algún instrumento?

Aprendí guitarra a los doce años. Mi papá la compró pero creo que tocar era contrario a su temperamento, en cambio yo la tomé. Junto con mi hermano llevamos algunas serenas, varias veces con buenos resultados. Se algo de batería y bajo. Hace tres años me compré un acordeón. Incluso a últimas fechas intenté componer y por encargo de Carlos Velázquez hice un corrido para su novela. Seguí el esquema del corrido tradicional, acercándome a Julián Garza, uno de los compositores del género que más admiro. Siendo sincero debo decir que la experiencia de componer me gusta. Ya no puedo oír algo sin preguntarme cómo está hecho.

¿Cómo compositor a quienes de admira?

A Julián Garza, fallecido hace un par de años, era un desmadre; y al líder de Los rancheritos de Topo Chico, Catarino Leos, es un maestro para la cumbia y el bolero. Ambos tienen una riqueza de historias impresionante. Me emociona y me gusta escribir sobre música. ‘Las casas de maderas’ de Ramón Ayala; ‘Se está cayendo el jacal’, de Luis y Julián; ‘Ni dada la quiero’, de Los Invasores de Nuevo León, son ejemplo de cómo se cuenta una historia de amor a través de un lugar. Quien piense que los corridos no tienen un valor formal se pierden bastante.


¿Y los narcocorridos?

Tomo distancia. Los narcocorridos me parecen una degradación. No tienen métrica, son repetitivos, oportunistas, les vale la estructura y no carecen de riqueza en trabajo. Son canciones machaconas y reiterativas, sin personalidad. Me parece lamentable la degradación que promueve Gerardo Ortiz hacia la mujer. Una cosa es libertad de expresión y otra hacer apología de la pederastia.

¿En música norteña quién está sobrevalorado?

Gerardo Ortiz. A Calibre 50 le perdono un par de canciones. Hay gente que escucho por disciplina para saber de qué hablo. Hay cosas de las nuevas generaciones como Pesado o Intocable que incorporan otros ritmos a la música norteña, incluso con intros rockeronas.

¿Cuál fue el último concierto al que fue?

Vi a Pesado en Monclova y a Los Tigres del Norte en el Auditorio Nacional. Me falta ver a Intocable. Una vez coincidí en una cantina con don Catarino Leos, había músicos tocando y esperaba que se subiera a echar un palomazo pero no sucedió; es un hombre impresionante. Le he pedido autógrafo a Salman Rushdie pero con Catarino Leos no pude. A Lalo Mora tampoco lo he visto.

Su mejor interpretación con guitarra o acordeón es…

Con el acordeón ‘Una página más’, aunque me se varias. En la guitarra me sé bastantes. Cuando presentamos la Antología del Norte de Eduardo Antonio Parra me puse a cantar el corrido de ‘El viejo Paulino’. De pronto toco ‘Agua salada’ de Los Tigres del Norte.

¿Qué canción lo quiebra?

Varias. ‘El hombre que más te amó’ de Lalo Mora, es sobre la relación padre-hijo y me llega entre otras cosas porque soy padre. No puedo cantarla completa. Creo que entre algunos de los escritores del norte la idea del cuento viene un poco del corrido.

¿Con qué escritores ha palomeado?

He cantado ‘Contrabando y traición’ con Eduardo Antonio Parra. Me he aventado un palomazo literario con José Manuel Aguilera un roquero al que admiro.

libros



Temas relacionados:
Cultura
Libros
Música


    Contenido Relacionado


  1. 4 libros para celebrar a mexico4 libros para celebrar a México
    septiembre 15, 2016 12:29 pm
  2. Publican antologia de elena garroPublican antología de Elena Garro
    septiembre 14, 2016 2:14 pm
  3. descubre el diccionario contra el hambreDescubre el diccionario contra el hambre
    septiembre 14, 2016 2:07 pm
  4. juan-villoro-1Villoro señala vínculos entre la ciencia y el trabajo literario
    septiembre 14, 2016 11:38 am
  5. entrevista con jesus ramirez bermudes“El cerebro es nuestro diccionario particular”: Jesús Ramírez-Bermúdez
    septiembre 13, 2016 6:39 pm
  6. homenaje a leon portilla en la filahHomenaje a Miguel León-Portilla en la FILAH
    septiembre 13, 2016 6:28 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Falsifican firma de Kate del Castillo
“No voy a participar en elecciones del Edomex”, aclara.