Columnas políticas 15/08: Castillo como chivo en cristalería
"¿Sabían que el conflicto de interés se da cuando el interés privado entra en contacto con una "función oficial"? ¿Y que en este caso el interés personal de Angélica Rivera al pedir prestado un departamento a un empresario y permitir que el mismo empresario le pagara el predial entra en conflicto con su función oficial de primera dama, que no puede aceptar favores?", pregunta Denise Dresser.
columna-poli

Fray Bartolomé en Reforma apunta: “Allá en Toluca ya empezaron a aplicarse sondeos para definir quién será el candidato del PRI a la gubernatura que se disputará el próximo año (…) Se sabe, por ejemplo, que se está midiendo al secretario de Gobierno, José Manzur; a la senadora con licencia Ana Lilia Herrera, al diputado Alfredo del Mazo; y al dirigente priista Carlos Iriarte”.

Trascendió en Milenio comenta: “Que el presidente del PAN, Ricardo Anaya, inaugurará la plenaria de los diputados federales de su partido el 22 de agosto en Jiutepec, Morelos, donde revelará el nombre del legislador que asumirá la presidencia de la Cámara de Diputados el 1 de septiembre. El desafío es evitar una rebelión en su bancada”.

Bajo Reserva en El Universal señala que: “Día a día salen a la luz las irregularidades con las que opera la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), que dirige Alfredo Castillo. Ahora se sabe que en los altos mandos de la dependencia se encuentran amigos y matrimonios cercanos a don Alfredo (…) La pregunta es ¿habrá alguien en el gobierno federal capaz de pedirle cuentas a Castillo? ¿Es intocable?”.

Ricardo Raphael en El Universal escribe: “El mejor chivo expiatorio es el que se comporta como chivo en cristalería. Alfredo Castillo Cervantes, director de la Conade, es ambas cosas (…) El problema de Alfredo Castillo Cervantes no es su inmensa soberbia sino que subestima al resto de los mortales, el presidente de la República incluido. ¡Ya es hora, señor chivo en cristalería, que pague usted por sus tantos desmanes!”.

Raymundo Riva Palacio comenta en El Financiero que: “Andrés Manuel López Obrador vuelve a estar en el centro de la discusión pública. ¿Qué tan irreprochable es quien ha hecho de la lucha contra la corrupción el ensalzamiento de su honestidad? ¿Qué tanto su discurso es tramposo, maniqueo y emocional? El debate se presentó por la presión pública que lo obligó a presentar su declaración 3 de 3, y porque todos los ingresos revelados por él no corresponden a lo que, en un espacio de un mes, había dicho tener”.

Julio Hernández López en La Jornada explica: “Declarar esa amnistía anticipada no tiene ningún valor jurídico, sobre todo si se toma en cuenta que AMLO aún no es un candidato formal. Y, desde luego, podría significar una treta en busca de engañar a dicha mafia del poder para que no obstruya de nueva cuenta su camino hacia la silla presidencial (como si en esos niveles mafiosos hubiese alguien dispuesto a creer con inocencia infantil en esa bandera blanca)”.

Denise Dresser en Reforma cuestiona: “¿Sabían que el conflicto de interés se da cuando el interés privado entra en contacto con una “función oficial”? ¿Y que en este caso el interés personal de Angélica Rivera al pedir prestado un departamento a un empresario y permitir que el mismo empresario le pagara el predial entra en conflicto con su función oficial de primera dama, que no puede aceptar favores?”.

Jesús Silva-Herzog Márquez en Reforma analiza: “La gente no decide votar ni vota de cierta manera porque la última encuesta los empujó a la casilla. No es la encuesta lo que dirige al lápiz sobre la boleta. Su efecto en la orientación del voto termina siendo trivial, en la medida en que los electores orientan su voto por afinidades de partido y no por cálculos de utilidad (…) Seguramente es cierto: nuestras encuestas no eran tan precisas antes ni son tan imprecisas hoy”.

Jorge Fernández Menéndez en Excélsior señala que: “No nos engañemos: la Coordinadora ha olido sangre y ya no quiere regresar a lo que tenía. Ahora quiere dejar al gobierno federal sin reforma, sin Osorio y sin Nuño, porque sabe que así lo deja también sin credibilidad y margen de maniobra para afrontar el último tramo de la administración Peña. La pregunta es si le permitirán a un grupo político minoritario dar un golpe de esa magnitud”.



Temas relacionados:
México
Opinión
Partidos
SOCIEDAD


    Contenido Relacionado


  1. columna-poliColumnas políticas 11/08: la expulsión de Duarte y la empresa de Pierdant
    agosto 11, 2016 7:03 am
  2. columna-poliColumnas políticas 10/08: The Guardian, la CNTE y cambios en Televisa
    agosto 10, 2016 6:57 am
  3. columna-poliColumnas políticas 09/08: Peña, a la playa y a jugar golf
    agosto 9, 2016 7:16 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Inflación se acelera y sube 3.31% en noviembre
Es la más alta desde el 4.08 por ciento que registró en diciembre